Razones y destinos para practicar turismo sostenible en tu próximo viaje

Con el turismo sostenible, todos salen ganando: el medio ambiente, las comunidades locales y el viajero.

Este año el Día Mundial del Turismo se celebra con un marchamo muy especial porque nos encontramos en el Año Internacional del Turismo Sostenible; bajo un lema que es al mismo tiempo una declaración de intenciones: “el turismo sostenible como instrumento de desarrollo”. Desde la Organización Mundial del Turismo plantean algo que, en tiempos de turistificación masiva, parece casi una quimera y es avanzar hacia una forma de viajar y conocer el mundo que deje una huella positiva en él.

Una oportunidad para todos

Turismo Sostenible - La Guardia

Con el turismo sostenible, todos salen ganando: el medio ambiente, porque la protección y la conservación de los recursos naturales es la premisa principal de un turismo basado en el respeto por el entorno; las comunidades locales, a nivel social y económico; y el viajero, que más que viajar, experimenta, conoce a fondo la cultura y las riquezas de los lugares que visita. Aprovecha lo que da cada rincón del país.

El pequeño pueblo vigués de A Guarda, por ejemplo, está entre los destinos españoles nombrados European Destinations of Excellence (premios EDEN), por sus actividades de turismo acuático. Viajar allí te permitirá también conocer de cerca las costumbres (y a ellos, difundirlas) de un pueblo de tradición pesquera: el pescado tendido secándose al sol, los barcos que llegan de faenar, la improvisada lonja junto al puerto, donde se da salida a productos recién capturados…

“Un viaje de mil millas comienza con el primer paso” (Lao-Tsé)

El viajero que opta por viajar de forma ecológica contribuye localmente en la consecución de cambios globales. Viajando de forma sostenible ayuda a reducir las emisiones de CO2 a la atmósfera optando por formas de movilidad más ecológicas que las tradicionales, como el vehículo eléctrico o la bicicleta. Y optando por destinos que promuevan una actividad turística que no deje mella en la naturaleza, sino que forme una alianza con ella, incentiva el crecimiento de un sector más necesario que nunca. Cualquiera como turista puede aportar su grano de arena en la consecución de los objetivos que se marca el turismo mundial para ser sostenible.

Puedes viajar a Ibiza de la forma más convencional o tener una experiencia agroturística en una casa tradicional en el interior de la isla y con un trato familiar, como Can Gall o Can Martí, con sólo cuatro habitaciones. Y acercarte un domingo a conocer La Casita Verde, que funciona a base de energías renovables y se basa en la autogestión.

Estamos aquí para conocernos

Por eso, se trata de convertir un viaje en una forma de tender puentes entre distintas culturas. Ser responsable como turista no sólo implica elegir destinos o alojamientos en los que se minimice el impacto sobre el entorno natural; se trata de ser respetuoso también con la cultura y con los anfitriones en cada lugar que visitas “celebrando y preservando la diversidad, la identidad y la cultura material e inmaterial”, como se persigue desde la OMT.

Se huye de los destinos masificados para convertir el viaje en una experiencia más profunda, fomentando el intercambio cultural y dando a conocer las maravillas naturales de nuestro país, sin agotar esos recursos. La calidad, en detrimento de la cantidad. No hace falta verlo todo y puede ser mucho más constructivo pararse a conocer un lugar, sus gentes y su realidad social a fondo.

Las generaciones venideras también querrán hacer turismo

Cuando se explota turísticamente un destino se corre el riesgo de que, en el futuro, no quede nada que mostrar. Es una espiral peligrosa que afecta especialmente a destinos paradisíacos o con gran popularidad.

Esta idea ya se plantea cuando se establecen las bases del desarrollo sostenible por parte de la Comisión Mundial sobre Medio Ambiente y Desarrollo en el Informe de Brundtland (1987): es necesario encontrar la forma de satisfacer las necesidades del presente sin comprometer las de las futuras generaciones. Medidas como controlar el aforo y minimizar el turismo en zonas protegidas contribuyen a conservar nuestros recursos.

Así pasa en las Islas Cíes: sólo se permite un número máximo de visitantes a la vez y hay un único camping, para intentar controlar la huella turística.

Vive experiencias distintas

Turismo Sostenible - Ornitologia

Es muy enriquecedor visitar museos o empaparse de las riquezas artísticas o arquitectónicas de un país. Pero si huyes de las grandes urbes y sales al campo, conocerás otras formas de vida basadas en otras premisas: el aprovechamiento de los recursos locales, la simbiosis con el entorno y el desempeño de oficios tradicionales, como el pastoreo o la apicultura.

Una estancia en una granja como la de Riorcal, situada en el Valle de Orcal (Huesca) en un privilegiado entorno te permitirá disfrutar de la naturaleza en todo sus esplendor y aprender de ella, participando en actividades locales. Además se trata de una zona clasificada como Zona de Especial Protección de las Aves (ZEPA), por lo que es ideal para practicar la ornitología, también acorde con la filosofía slow travel.

O en un par de horas, si vives en Madrid, puedes cambiar radicalmente el escenario y encontrarte en una Reserva de la Biosfera como la Sierra del Rincón, donde se ubica el  famoso Hayedo de Montejo, el más septentrional que existe en Europa. En la misma sierra puedes alojarte en casas rurales que respetan la arquitectura local y promueven la implicación en las actividades de la zona.

Son sólo cinco razones para decantarte por el turismo sostenible en tu próximo viaje, pero si aún te faltan más, quédate con el mensaje que lanzan desde la OMT: cada oportunidad que brinda el turismo es una oportunidad que puede aprovecharse para cambiar el mundo, para bien.

Fotos |  unsplash @jake__sapp, unsplash @phammi, iStock/valdecasas, iStock/lanaufotos

En Corriente Eléctrica | “La movilidad sostenible no es una opción, es una necesidad”. Hablamos con la Fundación RENAULT para la Movilidad Sostenible

Comentarios