Las 5 ciudades que más innovan para proteger el medio ambiente

Munich y Berlín fueron las dos primeras ciudades europeas en tender un puente de cargadores eléctricos en la ruta que los separa

En las últimas décadas, debido en buena parte al uso de combustibles fósiles en nuestra movilidad, hemos alterado el medio ambiente del que depende la vida como ninguna especie lo ha hecho antes. Quizá al ver las orejas al lobo, ciudades de todo el mundo están innovando en materia medioambiental.

¿El objetivo? Que sus economías sean lo más circulares posibles de cara a construir smart cities sostenibles. Repasamos los informes Think:Act navigating complexity sobre estrategias de smart cities y el Índice IESE Cities in Motion para buscar el TOP 5 de smart cities en materia medioambiental.

El TOP 3 global de smart cities

Tanto el Think:Act como el Cities in Motion valoran parámetros como la economía de las ciudades, su gobernanza, el cuidado del medio ambiente, cómo es la movilidad y el transporte, etc. Cada estudio tiene su propio TOP 3, aunque todas las ciudades mencionadas están cerca del top de ambas listas.

El podio de Think:Act lo encabeza Viena, de la que destacan factores como educación y salud, seguida de cerca por Chicago (educación) y Singapur, en el top de la movilidad y la salud. Cities in Motion coloca a Nueva York (TOP 4 en movilidad) en el número uno, seguidas de Londres (TOP 3 en movilidad) y París (TOP 6 en movilidad).

La diferencia entre ambos informes nos indica lo complicado que es medir una ciudad y, más aún, compararla con otras. Pero también se resalta la importancia de que una ciudad cuente con un buen plan de movilidad urbana sostenible para entrar en los primeros puestos.

¿Cómo se valora el cuidado del medio ambiente en una smart city?

Valorar cómo o cuánto de medioambiental es una smart city es una tarea realmente compleja. El modo más fiable y objetivo es usando indicadores, como cuánta área verde hay por habitante o a cuántos árboles tocan, o cuántos profesionales de la población total se dedican a preservar el medio ambiente, entre otros del ámbito social.

High Line. Urban public park. New York City, Manhattan.

En el informe Cities in Motion se mide el estado actual con índices como las emisiones de CO2 y CH4, las partículas en suspensión PM2.5 y PM10, y otros como el acceso al agua potable por parte de la población y el índice de desempeño medioambiental (EPI, por las siglas en inglés) que indican la salud y vitalidad del ecosistema.

El informe Think:Act está enfocado a los servicios de agua y energía que ayudan a crear un entorno donde el medio ambiente es capaz de desarrollarse. Cómo se usa la red eléctrica o cuánta agua se malgasta por habitante.

Zúrich y Helsinki, a la cabeza en cuidado del planeta

Tanto Zúrich (Suiza) como Helsinki (Finlandia) se encuentran en los dos primeros puestos del índice de desempeño medioambiental y tienen los índices de polución y las emisiones de CO2 más bajos de toda la lista. En otras palabras, son las ciudades que más se esfuerzan por evitar contaminar y las que más cuidan el medio ambiente.

Zúrich fue nombrada por el informe Índice de Ciudades Sostenibles de 2016 como la ciudad más sostenible del mundo en materia social, medioambiental y económica. Es la ciudad que demostró al mundo que la economía (circular) no está desligada de la preservación del planeta. Y, ya puestos, de la felicidad de los ciudadanos.

En los años 2006 y 2008 fue seleccionada como ciudad con mayor calidad de vida del mundo. Curiosamente, una ciudad que encabeza el ranking global en materia medioambiental también destaca en movilidad y transporte. Se trata de campos muy relacionados entre sí.

Zúrich y Helsinki medio ambiente

Incluso antes del siglo XXI la ciudad de Helsinki fomentaba la biodiversidad urbana con medidas que venían desde el ayuntamiento. No es de extrañar en un país (Finlandia) cuyos bosques cubren el 70% de la superficie y en el que crecen a más velocidad que la que se talan.

Esta ciudad se marcó ya en 1913 mejorar la calidad del aire y mejorar su rendimiento energético como urbe. Destaca como proyecto de smart city que Helsinki tenga un complejo pero funcional sistema de calefacción central por barrios que mejoran la calidad de vida de sus ciudadanos a la vez que se convierten en una de las ciudades más eficientes del mundo.

Munich, a favor del vehículo eléctrico

En 1986 fue fundado (a raíz de Chernóbil) el Umweltinstitut München, Instituto Medioambiental de Munich. Es una de las organizaciones no gubernamentales (es civil) con más peso en las políticas y cultura no ya de Munich, sino de Alemania y del mundo.

La ciudad es una de las más concienciadas con el vehículo eléctrico junto con Berlín, y fueron las dos primeras ciudades europeas en tender un puente de cargadores eléctricos en la ruta que los separa.

Munich - Tallin medio ambiente

Tallin, ciudad de aires limpios

Tallin (Estonia) es una ciudad que pasa desapercibida con frecuencia. Sin embargo, es una de las smart cities más «respirables» de Europa, y la primera que ofreció el transporte público totalmente gratis para sus 400.000 ciudadanos.

tallin aire limpio medio ambiente

A esta decisión le precedió otra: arbolar el centro de la ciudad aunque fuese complicado por tener una estructura medieval. ¿El resultado? Una ciudad repleta de árboles asomando entre los tejados bajo un cielo limpio. Gracias a eso, Tallin lleva décadas orientándose al turismo de calidad.

Viena, gestionando población y transporte

Se sabe que las ciudades muy pobladas suelen tener problemas a la hora de preservar el medio ambiente, debido principalmente a una elevada movilidad en vehículos de combustión. Sin embargo, Viena es la ciudad más poblada de Austria y destaca no solo en el cuidado del planeta, sino en movilidad y transporte.

Viena - Austria medio ambiente

Viena ha demostrado que un aumento de bicicletas y vehículos eléctricos en sus calles ayuda a limpiar la atmósfera. Hace tiempo que coger una bicicleta pública cuesta 2 euros al día en una ciudad con 1.500 km de carriles bici. Bicicletas eléctricas, por supuesto, que pueden recargar gratuitamente en los cientos de cargadores también válidos para coches eléctricos y patinetes.

 

Los informes Cities in Motion y Think:Act navigating complexity demuestran que existe una relación importante entre una movilidad eléctrica y el estado del medio ambiente. Pero también indica que diferentes ciudades siguen hojas de ruta que no tienen por qué coincidir a la hora de alcanzar sus objetivos de sostenibilidad.

Poner las diferentes estrategias en común mediante reuniones como la Smart City Expo World Congress ayuda a que unas ciudades compartan sus conocimientos de la lucha del Calentamiento Global, la mejora de la economía circular o la electrificación de una ciudad.

En Corriente Eléctrica| Razones por las que el vehículo eléctrico es la mejor opción para la ciudad

 

Imágenes | iStock/bluejayphoto, iStock/-Albachiaraa-, sayama

Comentarios