Un 73% de conductores se ha planteado comprar un coche más ecológico, ¿hay un cambio de mentalidad?

La situación vivida en las grandes ciudades influye en la decisión de compra. Barcelona ya ha anunciado que prohibirá la circulación de los vehículos más contaminantes en 2019, y Madrid en 2025.

El tiempo no pasa en balde para el mundo de la movilidad. Los avances tecnológicos en el mundo de la automoción llegan cada vez más rápido, con prestaciones que hace poco parecían de ciencia ficción, y las ciudades parecen haberle declarado la guerra definitivamente a los problemas de contaminación. El ciudadano no es ajeno a esta evolución, y se muestra cada vez más receptivo ante las propuestas alternativas al motor de combustión interna, especialmente al vehículo eléctrico.

Sin embargo, y aunque este 73% parece lo suficientemente contundente como para pensar en un cambio de mentalidad en el público, queda pensar si estas buenas intenciones son reales o si a la hora de la verdad nos costará deshacernos de una tecnología que ha estado con nosotros más de un siglo. Es lo que trataremos de ver analizando este III Estudio “Españoles ante la Nueva Movilidad”, elaborado por el Centro de Demoscopia de Movilidad, Autofácil, AutoScout24, Lainformación.com y Pons Seguridad Vial.

¿Existe una preocupación real por el medioambiente?

zoe y turbina

Como decíamos más arriba, según el estudio un 73,3% de los conductores encuestados (casi 3 de cada 4) se plantean ya la compra de un vehículo más respetuoso con el medioambiente. Una cifra que nos hace ser optimistas en relación a la creciente concienciación de los ciudadanos con respecto al medioambiente (los españoles estamos por encima de la media) y a las formas de transporte menos contaminantes (las ventas de vehículos eléctricos crecieron un 51,5% en 2016, y las de híbridos un 68%).

Sin embargo, si analizamos los aspectos que más valoran los compradores al adquirir un coche, nos quedamos con un sabor agridulce. Es cierto que el nivel de emisiones es el aspecto que más ha crecido en importancia, casi el doble con respecto al anterior estudio. Pero también es cierto que no está ni entre los diez aspectos más valorados, quedando con un 28% de los encuestados por detrás de cuestiones menos relevantes como el diseño (45,5%), el confort (41,3%) o la marca (34,4%). ¿Estamos pues ante un cambio de mentalidad del ciudadano? Puede ser pero, ¿le damos ya la suficiente importancia que se merece a la cuestión medioambiental?

Es relevante señalar que los tres aspectos más valorados en un coche son por un lado el precio (68,1%) y el consumo (66,4%), cuestiones que afectan directamente al bolsillo; y por el otro la fiabilidad (51,6%). Ante la pregunta sobre los motivos por los cuales no se comprarían un vehículo respetuoso con el medioambiente, el 35,3% responde que por falta de confianza (principalmente la falta de autonomía),  y el 25% por el excesivo precio.

Estos resultados no hacen más que señalarnos con claridad el camino por el cual debe avanzar el sector de la automoción eléctrica. Aunque con la autonomía que alcanzan modelos como el nuevo Renault ZOE (con 300 km reales) y con los precios cada vez más reducidos de las baterías, quedan menos excusas para, al menos, plantearse la adquisición de uno de estos vehículos.

¿Nos preocupa el medioambiente o las molestias de las restricciones?

Sin duda, la situación vivida en las grandes ciudades influye en la decisión de compra de los consumidores. Barcelona ya ha anunciado que prohibirá la circulación de los vehículos más contaminantes en 2019, y Madrid hará lo propio en 2025. Ambas ciudades ya están tomando cartas en el asunto, con restricciones a la circulación en episodios de alta contaminación.

Ante este panorama (al cual se irán sumando otras ciudades españolas), los españoles parecemos condicionados a la hora de comprar un nuevo vehículo. El 61,73% de los encuestados (6 de cada 10) así lo afirman, mientras que sólo el 21,05% indica que no le influencian estas nuevas medidas en su decisión de compra.

¿Qué motivos tienen estos últimos para no cambiar su decisión de compra? Principalmente porque estas medidas aún no se apliquen en su localidad o zona de influencia (43,71%), porque los modelos menos contaminantes son demasiado caros (31,1%) o porque consideran que todavía no son medidas muy asentadas (29,69%). Respuestas que podrían denotar que este sector de la población, menor pero significativo, aún no está dispuesto a anteponer el medioambiente a nuestra propia comodidad o nuestro bolsillo.

Esta afirmación podría ir en sintonía con el rechazo que las medidas anticontaminación producen entre los ciudadanos. Aunque acciones como la potenciación del transporte público o las restricciones por criterios de emisiones cuentan con un significativo respaldo, casi un 20% de los encuestados (casi 1 de cada 5) señala no estar de acuerdo con ninguna medida, y un 35,2% piensa que se exagera mucho con ellas.

El público valora el esfuerzo de fabricantes como Renault

En cuanto a las preferencias de los que sí han pensado comprase un coche respetuoso con el medioambiente, la tecnología híbrida sigue siendo la preferida: un 48,1% de los encuestados escogerían un híbrido normal y un 18,2% optaría uno enchufable. En cuanto al coche 100% eléctrico vemos una tendencia en positivo respecto al 2016, cuando un 16% optaba por esa opción entonces, pasando a un 24% este año 2017.

En cuanto a la preferencia por las marcas, el público valora muy positivamente el esfuerzo que Renault está haciendo en el sector de la automoción eléctrica. Si bien Toyota es la marca que más apoyo recibe, ésta es identificada principalmente por sus modelos híbridos, a la espera de que la marca japonesa se anime a fabricar modelos 100% eléctricos. En segundo lugar se encuentra Tesla, empresa pionera en el sector pero cuyos modelos resultan aún inaccesibles para el ciudadano medio.

Renault está en un meritorio tercer puesto, siendo el fabricante tradicional con modelos 100% eléctricos mejor valorado por los encuestados más concienciados con el medioambiente, esto es, por los que sí se plantean la compra de un vehículo eléctrico. No en vano Renault es el líder de ventas de vehículos eléctricos en Europa, y el ZOE el modelo más vendido en su segmento.

Imágenes| iStock Alicia_Garcia

Comentarios