Ámsterdam cuenta con el coche eléctrico para que su ciudad sea “Cero emisiones” en 2025

Si bien el objetivo europeo 20/20/20 para 2020 establece un rumbo de acción para hacer nuestro consumo más responsable, Ámsterdam se ha marcado una agenda propia mucho más exigente en su camino a ser una ciudad inteligente. Quiere convertirse en una urbe sin emisiones para 2025, y se apoyará para ello en el uso del vehículo eléctrico.

El ayuntamiento neerlandés ha llamado a este proyecto con el apropiado nombre de «Aire Limpio», y en tan solo nueve años pretende hacer que Ámsterdam se convierta en una ciudad de cero emisiones.

El proyecto Aire Limpio en Ámsterdam, punto a punto

Aunque las políticas medioambientales ya están fijadas, una ciudad como Ámsterdam requiere de una serie de hitos por los cuales pasar y, de este modo, adaptar su casco urbano antiguo a la modernidad de una smart city. Cada uno de estos hitos la acercará un poco más a la ciudad del futuro.

Lo primero que hizo Ámsterdam fue declarar como milieuzone o Zona LEZ (Low Emision Zone, zona de baja emisión) su núcleo central, y dirigir a esa zona sus actuaciones pasadas y futuras para cumplir con el calendario de ciudad limpia. Al finalizar el proyecto, en cuanto a particulares, solo vehículos eléctricos podrán circular y aparcar por sus calles.

  • Por ejemplo, desde el 1 de julio de 2013 ningún camión (vehículos N2 y N3) fabricado antes del 1 de octubre de 2005 puede acceder a la zona LEZ, bajo pena de sanciones. Este tipo de ordenanzas municipales fuerza a las flotas empresariales a modernizar sus vehículos a más eficientes y menos contaminantes.
  • En la actualidad, tienen permiso camiones de más de 3.500 kg siempre y cuando sean diésel, así como algunos biodiésel y vehículos eléctricos.
  • El 1 de septiembre de 2016, ningún vehículo a gasolina fabricado antes de 1992 recibirá permiso para estacionar en esa zona de la ciudad. A partir del 1 de enero de 2017, ningún vehículo diésel N1 fabricado después del año 2000 podrá aparcar.
  • Recientemente se ha aprobado en junta que ningún vehículo con categoría N1 (furgonetas de trabajo) diésel podrá circular por la milieuzone a partir del 1 de enero de 2017 si ha sido matriculado antes del año 2000.
  • Un año después, el 1 de enero de 2018, tendrán prohibida la entrada a la zona aquellos vehículos M2 y M3 (de más de ocho plazas) matriculados antes de 2005. El mismo día quedará prohibido el acceso para los taxis diésel anteriores a 2009, así como ciclomotores anteriores a 2011.

Estas y otras medidas similares se sucederán año tras año hasta que, en 2025, solo los vehículos utilitarios eléctricos, y de bajas emisiones para transporte público y vehículos empresariales puedan circular por la ciudad.

La importancia del vehículo eléctrico en el proyecto

vehiculo_electrico

Como mencionamos previamente, los vehículos eléctricos son uno de los pilares básicos en los que se apoya el cambio. Ámsterdam cuenta en la actualidad con un punto de recarga de vehículos eléctricos cada 200 metros, desechando el bulo de que los vehículos de este tipo podrían llegar a quedarse sin autonomía. Esta ciudad ha demostrado que moverse en coche eléctrico es posible si su alcaldía se lo propone.

Es decir, desde el ayuntamiento se está promocionando este tipo de transporte desde dos vertientes:

  • Por un lado la obligación por parte de los propietarios de los vehículos contaminantes a deshacerse de ellos de aquí a nueve años.
  • Por otro lado, el deseo medible de ampliar las infraestructuras que requiere el vehículo eléctrico. Como, por ejemplo, los puntos de recarga mencionados, la investigación en recarga inductiva (sin cables), invertir en una flota de autobuses y taxis eléctricos, etc.

En el calendario de Aire Limpio se ha trabajado mucho con los puntos de recarga públicos, en los que Renault realizó un importante papel. Ayudó a desplegar, probar y auditar 100 puntos piloto en 2009. Tras ello, en 2011 se tendieron 1.000 postes, en 2015 se alcanzó la cifra de 1.250 puntos funcionales y se prevén más de 4.000 para 2018.

El modelo de Ámsterdam pone el foco en reducir la contaminación para convertirse en una ciudad inteligente haciendo uso de los vehículos eléctricos. Sin embargo, muchos nos preguntamos si esta forma de construir una ciudad inteligente es extensible a otras capitales europeas.

¿Se puede exportar el modelo?

Madrid desde el aire

Es una pregunta coherente. Al fin y al cabo, Ámsterdam no tiene la misma configuración que otras urbes de Europa, y siempre parece complicado adaptar medidas comprometidas con prohibiciones de por medio.

Sin embargo, el modelo no es nuevo. Ámsterdam lo copió de Noruega, donde hay ventajas fiscales para los propietarios de vehículos eléctricos, (así como penalizaciones para los de los no eléctricos) y donde se regalan incluso recargas en mitad de la carretera.

Londres usó también la idea de premiar a los vehículos eléctricos y les dio permiso para circular por los carriles bus. París, con un nivel de contaminación preocupante antes de 2014, empezó el febrero de ese año a prohibir el acceso a determinadas zonas céntricas a vehículos que no fuesen eléctricos.

Ha habido una serie de episodios a lo largo de los últimos años que la OMS calificó como graves, como la alta polución parisina de marzo de 2014 o la elevada contaminación de Madrid en 2015. Estos episodios, por fortuna, han elevado las voces que solicitan aires limpios en nuestras capitales y que abogan por el uso de vehículos de bajo impacto ambiental, como los eléctricos.

Siendo así, en ciudades como París o Madrid se han creado protocolos puntuales para momentos de máxima contaminación. Pero estos protocolos tienen los días contados. Aunque necesarios, será cuestión de diez o quince años que dejen de hacer falta. En ambas ciudades, y otras capitales europeas como Ámsterdam, se está agravando el uso de vehículos gasolina y diésel, y premiando el uso de vehículos eléctricos, responsables con el medio ambiente. Premiando, en definitiva, aquellas ideas que nos ayudan a convertir nuestras ciudades en lugares con mayor calidad de vida.

En Corriente Eléctrica | La calidad del aire en una smart city

Imágenes |iS tock Ámsterdam, Renault Services, Madrid

Comentarios