Por qué Asia liderará el futuro de la automoción eléctrica

Países como China, India, Corea marcarán el futuro de la industria del automóvil eléctrico.

No es ningún secreto que los mercados asiáticos son, por población y tasas de crecimiento, un gran atractivo para los fabricantes de coches. Sin embargo, la industria automovilística ve como Asia está cada vez más tomando un papel de líder en el mercado global. Su estrategia: inundarnos de vehículos eléctricos, baterías, tecnología… Con el que Asia liderará el futuro de la automoción eléctrica.

China: el gran fabricante

Se dice que Noruega está llamada a liderar el cambio del coche de combustión del eléctrico. Sin embargo, en números absolutos, el rey indiscutible de la automoción eléctrica es China. El gigante asiático cerró 2016 con casi 650.000 vehículos eléctricos e híbridos enchufables en su parque automovilístico. Y eso sin contar los autobuses y los vehículos de dos ruedas.

Así, China deja atrás a EE. UU., la cuna del Tesla, y pronto superará a Europa, a pesar del compromiso de la Unión con el vehículo autónomo y del loable ejemplo de los países nórdicos. Pero ante los graves problemas de contaminación que sufren las grandes ciudades chinas, el gobierno de Pekín se ha propuesto alcanzar la cifra de 3 millones de vehículos eléctricos para 2020. Y están decididos a lograrlo con fuertes inversiones, subvenciones de hasta 8.500 euros por turismo y la obligación a los fabricantes de reconvertir su oferta hacia el segmento eléctrico.

Pero no es sólo cuestión de conciencia social. China también se ha propuesto ser el mayor exportador del mundo. Y para ello ha proyectado la gran fábrica de vehículos eléctricos, que ocupará 5 kilómetros cuadrados y contará con una inversión de 6.500 millones de dólares. La gran fábrica debería estar terminada en 2018 y se prevé que produzca 200.000 unidades al año.

India: apuesta por un parque cien por cien eléctrico

En Corriente Eléctrica ya hemos contado que India se ha puesto manos a la obra ante los 2,3 millones de muertos por la contaminación del aire. Estas cifras, junto con la gran dependencia de petróleo que tiene el país, han servido para que el gobierno indio se haya marcado 2030 como fecha tope para dejar de vender vehículos de combustión.

Para ello, las autoridades se han propuesto que el mercado automovilístico eléctrico sea atractivo y sostenible por sí mismo, ya que hasta ahora las políticas de subvenciones no han surtido mucho efecto. Para ello, han preparado un plan de actuación de 15 años en el que se limitará el registro de vehículos  de combustión y se priorizará la construcción de estructuras para la recarga.

Todo esto, en una de las principales potencias automovilísticas, ha conseguido poner en jaque a la industria petrolera. A las grandes compañías se le han quedado cortas las previsiones  que indicaban que la demanda de petróleo no bajaría hasta 2040. Ahora indican que en diez años el mercado de la gasolina ya no podría ser el mismo.

Japón: un país concienciado con el cambio

El país del sol naciente nos sorprendía el año pasado con una curiosa pero significativa estadística: En Japón ya hay más puntos de recarga que gasolineras. Aunque estas cifras tenían cierto truco –se cuentan también los ubicados en garajes privados– no dejan de ser 40.000 puntos por 34.000 surtidores. Números que llevan a pensar que es un país donde el ciudadano tiene asumido el gasto de colocar la infraestructura en su casa.

En cualquier caso, el gobierno nipón también se muestra concienciado con el coche eléctrico, y se está esforzando en la colocación de más estaciones tipo CHAdeMO, de los ya tiene instalado casi 6.500 por todo el archipiélago. Y prevé contar con 2  millones para 2020.

Corea: la carrera por las mejores baterías

En Corea nos encontramos en el fragor de la batalla por dominar el sector de las baterías para vehículos eléctricos. Samsung y LG son, junto con la japonesa Panasonic, las compañías que dominan el mercado mundial. El fabricante nipón es aún el líder de ventas, pero las alianzas llevadas a cabo por sus rivales coreanas hacen pensar que pronto le recortarán su cuota de mercado, actualmente del 20%

En el caso de Samsung, segunda en el podio con un 19%, ya colaboró con Renault en el Renault-Samsung SM3 ZE, el coche eléctrico más vendido en Corea, aunque LG también ha sido proveedora la de marca francesa en Europa. También ambos fabricantes están envueltos en la carrera por alumbrar la batería de electrolito sólido, con mayor capacidad de almacenamiento. Una competencia que sólo puede beneficiar al consumidor, con baterías de mejores prestaciones y precios más competitivos.

Singapur: el país del taxi eléctrico

El país del sudeste asiático ha sido acusado frecuentemente de doble moral con respecto al coche eléctrico. Sin embargo, a su gobierno no se le puede negar el esfuerzo por modernizar y electrificar su transporte público. Y es que Singapur se ha convertido en la meca del coche autónomo con la introducción del primer taxi sin conductor del mundo.

Para ello, la empresa norteamericana nuTonomy ha escogido el Renault ZOE para llevar a cabo este proyecto. El distrito financiero de One North ha sido escogido para acoger las primeras unidades de estos taxis Renault ZOE, equipados con sistemas Lídar y el software específico de nuTonomy.

Pero ésta no ha sido la única iniciativa del gobierno del país insular ha lanzado este año una flota con un centenar de taxis eléctricos. La compañía de transporte contará además con aplicaciones móvil que ofrecen servicios similares a los que ya ofrecen empresas como Uber. Así, Singapur se convierte en el país con la mayor flota de taxis eléctricos de todo el sudeste asiático.

Imágenes | iStock: kzenon, jacus, aozora1.

Comentarios