Coches eléctricos y energías renovables, un binomio perfecto para el futuro del planeta

Si sumamos las energías renovables a la movilidad eléctrica, sus beneficios aumentan de forma exponencial

La movilidad eléctrica es positiva para la sociedad y el medio ambiente. Por un lado, ya hemos comprobado cómo el coche eléctrico es más eficiente que el coche de combustión. Además, los coches eléctricos no emiten ningún tipo de gas contaminante (NOx, partículas sólidas…) ni de efecto invernadero durante su funcionamiento. Esto permite mejorar la calidad del aire en el centro de las ciudades, disminuyendo la cantidad de episodios de alta contaminación ya habituales en Madrid. De forma paralela se reducen las emisiones de CO2, principales causantes de un cambio climático que puede alterar nuestro modo de vida en el planeta.

Usar renovables para cargar tu coche eléctrico, una elección perfecta

Sin embargo, si sumamos las energías renovables a la movilidad eléctrica, sus beneficios aumentan de forma exponencial. Hay que tener en cuenta que la energía eléctrica necesaria para cargar los coches eléctricos tiene que ser producida de alguna manera. Existen formas contaminantes, como puede ser el carbón. También está la energía nuclear, que a pesar de no emitir gases contaminantes tienen el problema de los residuos radiactivos y el rechazo social. Por último, están las energías renovables como la solar, la eólica o la hidráulica que no emiten ningún tipo de gas contaminante a la atmósfera. De esta manera, cargar coches eléctricos con energías renovables cierra un círculo de sostenibilidad que será clave para el futuro de nuestro planeta.

Lo cierto es que no tenemos ninguna posibilidad para elegir la energía que llega a nuestra casa a través de los enchufes. Una vez en los cables, todos los kilovatios hora son iguales. Qué tipo de energía va para cada dirección corresponde a la ley de Kirchfoff, la cual determina la cantidad de corriente que llega por cada cable a cada hogar o punto de recarga. Según el momento del día y las condiciones de viento, sol y lluvia, a veces habrá mayor porcentaje de renovables y otras menos, porque como sabéis estas energías dependen directamente de las condiciones climatológicas. Lo normal es que durante la madrugada haya picos de energía eólica, lo que coincide con la carga programa del coche eléctrico en el domicilio.

Existen otras opciones que contribuyen a aportar nuestro granito de arena.  Una de ellas puede ser decantarse por una instalación de autoconsumo, a través de la cual generar tu propia energía renovable para cargar tu coche eléctrico. Si no tienes esa oportunidad, también puedes pasarte a una comercializadora de energía renovable, la cual certificar que la energía que llega a tu casa o empresa ha sido producida por algún productor renovable en algún momento.

zoe_molino

El caso de España, país líder en renovables

A pesar de que los últimos años no han sido los mejores para la instalación nuevas centrales de generación renovable en España, lo cierto es que nuestro país aún conserva una buena posición a nivel mundial. Como hemos comentado, la electricidad necesaria para cargar un coche eléctrico tiene un origen y en función de su procedencia será una energía más limpia o menos.

Cada año, Red Eléctrica de España publica un informe en el cual desglosa toda la electricidad producida anualmente y, muestra toda la información del sistema eléctrico peninsular, incluyendo la generación por tecnología. El siguiente gráfico muestra la la cobertura de la demanda eléctrica del año 2015 separado por tecnologías.

generacion-elecrica-espana-renovables-ok

Como podéis comprobar, en el caso de España tecnologías como la eólica y la hidráulica tienen un gran peso, lo que las convierte en grandes protagonistas del sistema eléctrico español. De tal forma que, si sumamos también la energía solar y el apartado “otras renovables” (como la biomasa) la cobertura de la demanda abastecida por fuentes de energía limpias se queda en un 36,8%.

Por supuesto, este porcentaje puede variar año a año, en función de las condiciones climatológicas o de si se llevan a cabo nuevas instalaciones. La lógica nos dice que según pasen los años, el porcentaje generador mediante energías renovables será aún mayor, ya que la tendencia mundial va en esa dirección. La energías renovables y los coches eléctricos son necesarios para cumplir con los objetivos de la COP21 que nos permitan garantizar que la subida de la temperatura del planeta se mantendrá por debajo del 2 °C, gracias a una reducción de los gases de efecto invernadero.

Que a nadie le quepa duda de que el futuro es eléctrico e impulsado por energías renovables. Nuestro planeta lo necesita.

Imagen | Pixabay

En Corriente Eléctrica | Hacia la recarga inteligente: cómo será el impacto del vehículo eléctrico en la red eléctrica

Comentarios