¿Cómo se recarga un coche eléctrico?

Las maneras de recargar un coche eléctrico se clasifican según la velocidad de la recarga, que depende principalmente de la potencia

La primera idea que nos viene a la cabeza para explicar la facilidad de recarga de un coche eléctrico es el gesto que hacemos todas las noches al enchufar nuestro cargador del móvil. Conectar a la red eléctrica los aparatos eléctricos útiles en nuestro día a día es un gesto que nos viene acompañando desde hace más de 130 años. Un coche eléctrico no es diferente, sólo hay interiorizar distintos aspectos en cuanto a conectores y tipos de recarga.

Hablemos de conectores: en el caso de Renault ZOE, es un conector Tipo 2 o Mennekes. Se trata de un conector muy polivalente, ya que permite hacer desde la recarga ocasional hasta la recarga rápida. Esto lo hace gracias al cargador Camaleón, que se adapta a las diferentes potencias de recarga.

Las maneras de recargar un coche eléctrico se clasifican según la velocidad de la recarga, que depende principalmente de la potencia. Te las explicamos.

cable_carga_zoe_1920x1080

Recarga ocasional

El Flexi Charger o cargador ocasional es una herramienta que podrás solicitar como accesorio del Renault ZOE, para que siempre puedas cargar tu coche allá donde vayas. Como su propio nombre indica, se trata de un cargador adecuado para hacer recargas ocasionales. Se conecta a un enchufe schuko (los de toda la vida), algo que limita su potencia a 2,3 kW. No hay que preocuparse por la seguridad o los problemas de sobrecarga, ya que el cargador ocasional está preparado para esta función. Con esta opción la recarga completa supone unas 12 horas para el caso de la batería de 22 kWh y unas 20 horas para el ZOE 40, de ahí que no sea práctico para utilizarlo diariamente. Sin embargo, debes recordar que normalmente no cargarás desde el 0% al 100%.

Se trata de un cargador ideal para aquellas ocasiones en las que no tengamos cerca el punto habitual de recarga doméstica: por ejemplo una salida a un camping, o a casa de un amigo. Gracias a este cargador, el Renault ZOE estará listo a la mañana siguiente. Tenemos la suerte de que la electricidad está en todas partes.

wall_box_caja_abierta

Recarga doméstica

El propietario de un coche eléctrico, habitualmente recarga su vehículo en su domicilio o parcela de garaje. Para estos casos lo normal es tener un punto de recarga, también conocido como Wallbox. El Wallbox es un aparato que se instala en el garaje y se encarga de gestionar la recarga del vehículo. Gracias a él, las potencias de recarga pueden ser superiores y por consiguiente, la velocidad. Suelen andar en el rango de los 3,7 – 7,3 kW. Esto permite recargar el coche eléctrico en un tiempo de entre 4 y 8 horas en el caso de la batería de 22 kWh y entre 6 y 12 horas en el caso del ZOE 40. Siempre dependerá de la potencia y tus necesidades.

¿Parece mucho tiempo? Como se hace habitualmente con el móvil, la recarga se realiza mientras dormimos, por lo que podemos aprovecharnos de la tarifa nocturna, haciendo que tu coste por kilómetros sea mucho más competitivo. En un escenario habitual de casa unifamiliar, no habrá que aumentar tu potencia contratada, y con ella, el término fijo de la factura eléctrica.

Recarga acelerada

La recarga acelerada es un tipo de recarga habitual en supermercados y centros comerciales, y en muchos casos es gratuito. Este tipo de recarga permite recuperar una parte de la batería mientras comemos o hacemos unas compras.

Los puntos de recarga acelerada tienen potencias superiores a los 11 kW, algo que nos permite recuperar el 50% de la batería de 22 kWh en poco más de una hora si es de 11 kW, o media hora si es de 22 kW. Si hablamos de la batería del ZOE 40, recuperar el 50% de la batería nos llevará alrededor de dos horas a 11 kW y una media hora a 22 kW. Basta con llegar, enchufar el coche e irse de compras. Cuando volvamos, tendremos un buen extra de energía en la batería.

En el caso del Renault ZOE, gracias al cargador Camaleón no necesitarás ningún adaptador diferente. Podrás cargarlo utilizando el propio cable que viene con el coche, el cual, gracias sus 6 metros de largo te permitirá cargar cómodamente en cualquier parte.

recarga

Recarga rápida

La recarga rápida es un tipo de recarga de alta potencia que permite recuperar buena parte de la batería en periodos cortos de tiempo. Es un tipo de recarga que probablemente no uses en tu día a día, pero que es necesario para aquellas veces en las que quieras hacer un viaje más largo, o estés haciendo un uso intensivo del vehículo.

Los cargadores rápidos suelen estar situados en puntos estratégicos, como los centros de las ciudades o las gasolineras. En apenas media hora permiten recuperar el 80% de la batería, gracias a una potencia de 43 kW en el caso del Renault ZOE 210 (batería de 22 kWh). En el caso del Renault ZOE 40, si dispones de la opción de recarga rápida a 43 kW, puedes recuperar el 80 % de la batería en solo 65 minutos, o 120 km de autonomía real en 30 minutos. Una parada perfecta para estirar las piernas o tomar un café, y retomar tu viaje.

Como puedes comprobar, recargar un coche eléctrico es la tarea más sencilla del mundo. En la web www.electromaps.com puedes consultar los puntos de recarga disponibles cuando estés planificando tu ruta.

 

Comentarios