¿Cuánto tiempo tarda en cargarse un coche eléctrico?

Renault ha creado un simulador donde podrás conocer los tiempos de recarga en función del motor y de los tipos de conexión

Cada vez que hablamos de los coches eléctricos, una de las principales preocupaciones es, junto a la autonomía, el elevado tiempo de recarga que precisan para poder seguir funcionando. Está claro que mucha gente pone en duda este aspecto, lo hace sin tener ciertamente claro las posibilidades de recarga que hoy en día son viables.

¿En verdad es esto una limitación?, ¿tardan tanto como algunos creen? Trataremos de poner un punto de luz a estas y otras cuestiones, que a la postre seguro os pueden interesar sobre cómo y dónde recargar el eléctrico, así como los diferentes sistemas de recarga que nos podemos encontrar.

Todo depende del enchufe

Antes de desgranar el tema de tiempo de recarga, empecemos por lo básico: conviene tener claro los tipos de conectores de los que disponemos y qué magnitudes estamos tratando. En un principio la instalación eléctrica de nuestro hogar funciona a una tensión de red (V) de 230 Voltios. Excepto que la casa sea centenaria, la normativa para el circuito eléctrico de las tomas de corriente es que debería aguantar 16 amperios.

Hasta aquí tenemos dos magnitudes físicas: tensión (expresada en voltios “V”) e intensidad (amperios “A”). De la multiplicación de ambas se obtiene la potencia, que viene expresada en “W” (Watios), que es la capacidad para hacer un trabajo en un determinado tiempo.

Entre los modos de carga “cable-enchufe” más extendidos tenemos un total de cuatro: carga superlenta, lenta, semirápida y rápida. Dichos modos se diferencian entre ellos, según el tipo de comunicación existente entre la red eléctrica (el punto de carga) y el coche. Cuanto mejor sea la comunicación, más elevada será la numeración del modo, llegando al nivel ideal, que sería las Smart Grid o redes inteligentes.

 

Flexi Charger (izq.). Cable de recarga estándar (dcha.)

En el caso del ZOE, dispone de un conector llamado Flexi Charger adaptado a tomas domésticas lentas o superlentas además de un cable conector del Tipo 2 o Mennekes conocido por “cable de recargar estándar”. Este nos permite hacer desde la recarga semirápida hasta llegar a 22 kW. El cargador interno Camaleón, que se adapta a la intensidad y potencia recibida para recargar la batería lo más rápidamente posible.

 

Dos motores que varían la potencia de carga

Pues bien, para tratar todas y cada una de las posibilidades de carga utilizaremos uno de los coches de referencia dentro del panorama eléctrico mundial como es el Renault ZOE 40. Un modelo cuya potencia de carga depende del motor que se monte de los dos disponibles: R90 ‘Regular’ con carga acelerada a 22 kW (con 403 km de autonomía en ciclo NEDC) y el Q90 ‘QuickCharge’ de carga rápida hasta 43 kW. El R90 mantiene los 68 kW (92 CV) de potencia de la anterior versión de 22 kWh y el Q90 ofrece una potencia de 65 kW (88 CV) y 220 Nm.

Cada una de las posibilidades de carga que ofrece el ZOE 40, vamos a tratar de explicarlas a través de su simulador, que podremos variar a nuestro antojo para así comprobar cuánta carga tendríamos disponible. En esta ocasión calculamos los tiempos hasta alcanzar un 80% de batería.

Modo 1 – Recarga superlenta (toma doméstica). Tiempo aproximado: 20 horas

Esta carga se refiere a la que se realiza en un enchufe de toda la vida, propio de una vivienda (el llamado schucko), que por lo general suele ser de 10 amperios 230 voltios y una potencia de 2,30 kW, como hemos señalado. En este tipo de enchufes  se requiere el cable Flexi Charger o cargador ocasional. La recarga del 80% de la batería tardaría 20 horas con el R90 y 24 horas y 20 minutos con el Q90. Está claro que no es práctico utilizarlo diariamente, aunque normalmente tampoco lo cargaremos al 100 %.

Esta conexión se limita a 10 A por no disponer de una base de recarga con protección e instalación eléctrica adecuada. Como su propio nombre indica es denominada por los fabricantes “modo de carga de emergencia” o también conocida como “ocasional”, por lo que es recomendada para este tipo de situaciones. No hay que olvidar, que es muy poca autonomía la que se recupera por cada hora que el coche se encuentra conectado.

Esta se convierte en una recarga idónea en aquellas ocasiones en las que no tenemos cerca el punto habitual de recarga doméstica, caso de una salida a un camping o que hemos acudido a casa de un amigo. Estas son las ventajas de contar con la electricidad en cualquier parte.

 

 

Modo 2 – Recarga Green Up. Tiempo aproximado: 13 horas

También podemos cargar nuestro ZOE a través de un punto fijo de carga de tipo Green Up, en el que la conexión entre el coche y la red también se realiza a través del cable Flexi Charger, que permite controlar la fiabilidad de la conexión del vehículo eléctrico y fijar los parámetros de cargas.

Este modo 2 se realiza a 14 A, demandando unos 3,1 kW. Recargar el 80% de la batería del ZOE requiere de 13 horas en el R90 (14 horas con 20 minutos en el Q90).

 

Modo 3 – Recarga semirápida (Wallbox). Tiempo aproximado: 3 horas

Para ampliar la demanda a partir de 16 amperios, existen sistemas de conexión Wallbox, más seguros y homologados para este uso, que se sirven del cable de carga Mennekes. Se trata de un terminal específico para vehículos eléctricos, que incorpora protecciones en la propia estructura y un conector específico, que incluye una serie de funcionalidades como son: verificación de la conexión correcta, comprobación permanente de la toma a tierra, activación y desactivación de carga y la posibilidad de seleccionar la potencia de carga en función de las necesidades del vehículo.  En este modo puede entregar una potencia máxima de 11 kW en conexión trifásica (16 A por fase) para lo que precisa para el 80% de la carga un tiempo de 3 horas y 20 minutos para el motor R90 que equipa el ZOE, casi el mismo período que el Q90.

También puede entregar 22 kW en una conexión trifásica de 32 A por fase, con lo que el tiempo de recarga se reduce en torno a una hora y 40 minutos en ambos.

Sólo con la conexión Wallbox podemos cargar el ZOE en monofásico a 32A con una potencia máxima de 7,4 kW, para lo que se precisa de un tiempo de recarga de 5 horas en el ZOE equipado con el R90 (seis horas con veinte minutos en el Q90). Esta opción nos permitirá una recarga con tarifas eléctricas de discriminación horaria y así ahorrarnos unos euros en tu factura de la luz. Dicha tarifa cuenta con 14 horas al día baratas, desde las 23 horas hasta las 13 horas del día siguiente, suficientes para recargar el mismo en las horas que sale más barato el consumo.

Este tipo de recarga es la que proporciona el servicio de puesta en marcha de Renault, puesto que tiene más prestaciones que la anterior. También se da normalmente en oficinas y parkings públicos, por lo que podemos aprovechar la misma en nuestro trabajo o bien mientras comemos o realizamos las compras, para llevar el coche cargado y listo para emprender un nuevo viaje.

Además y gracias al adaptador Camaleón del ZOE, no necesitarás ningún adaptador diferente, ya que podrás cargarlo con el propio cable que viene con el coche y cuyos 6 metros de largo, dan de sobra, para acceder cómodamente a la toma dispuesta para ello.

 

Modo 4 – Recarga rápida. Tiempo aproximado: 1 hora y 30 min

En este tipo de recargas de alta potencia, permite recuperar buena parte de la energía en períodos cortos de tiempo. La recarga se realiza en instalaciones que llegan a soportar un potencia de 43 kW en tomas trifásicas de 62A, con un conector trifásico Mennekes dispuesto para el ZOE 40. Con tal potencia, se reducen drásticamente los tiempos de espera a una hora y 5 minutos en el ZOE equipado con el motor Q90. Precisamente el Q90 es el único ZOE que puede cargar a 43 kW.

Dicho servicio suelen ofrecerlo diferentes gestores que se instalan en lugares públicos como pueden ser: centros comerciales, en las gasolineras tradicionales, como un servicio más, y en la vía pública.

Este tipo de cargas es el idónea en aquellas ocasiones que quieres hacer un viaje largo o si estás realizando un uso intensivo del vehículo.

Comentarios