¿De dónde procede la energía para recargar tu coche eléctrico? En el 2016, el 41,1% de renovables

2016 ha sido un buen año para las energías renovables, las cuales han aportado el 41,1% de la generación eléctrica en nuestro país.

Con la llegada de 2017, es el momento de hacer un repaso a la generación eléctrica en España durante el año 2016. Es cierto que los coches eléctricos no emiten ningún tipo de gas contaminante o de efecto invernadero de forma local. Sin embargo, la electricidad para cargar nuestros coches coches eléctricos hay que producirla de alguna manera, y dependiendo las tecnologías utilizadas para su generación puede ser más respetuoso con el medio ambiente o menos.

Cada año, Red Eléctrica de España publica un informe en el cual analiza la generación eléctrica en nuestro país, algo que afecta directamente a la recarga de nuestros coches eléctricos. Lo analizamos. (Los datos son para el sistema eléctrico peninsular, excluyendo los sistemas insulares)

Sube la demanda de energía

La demanda de electricidad en el sistema eléctrico peninsular cerró el año 2016 con un consumo de 250.266 GWh, un 0,8% superior al del año 2015. De esta forma se encadenan dos años consecutivos de subida, cambiando de tendencia respecto a los años más fuerte de la crisis, cuando la menor actividad económica hizo que la demanda descendiese.

La nuclear, primera fuente de generación

2016 ha sido un buen año para las energías renovables, las cuales han aportado el 41,1% de la generación eléctrica en nuestro país. No obstante, la tecnología que más a aportado a la demanda ha sido la nuclear con un 22%. Es necesario decir que a pesar de que la nuclear no goza de la mejor fama en algunos sectores de la población, es una tecnología que no genera emisiones de CO2. También es cierto que produce una serie de residuos radiactivos que es necesario almacenar durante miles de años.

En segunda posición ha quedado la energía eólica, con una 19,2% de aportación al mix. España es un país potencia mundial en penetración eólica en el sistema eléctrico, a pesar de que en los últimos años no se han hecho nuevas instalaciones.

Una de las mejores noticias respecto a la generación de electricidad ha sido el importante descenso de la generación a partir de carbón, la fuente más contaminante del sistema y la que mayores emisiones de gases de efecto invernadero genera. En 2016, la aportación del carbón ha sido de un 13,7%, mientras que en 2015 fue del 20,03% .

Otra de las grandes noticias es el incremento de la generación a través de energía hidráulica, pasando del 11,2% en 2015 al 14,1% en 2016. La energía solar ha aportado en total el 6,7% de la demanda eléctrica, contabilizando tanto la solar térmica como la solar fotovoltaica.

Los siguiente gráficos muestran, por un lado, la potencia instalada (la máxima potencia que puede producir cada tecnología) por tecnología a día 31 de diciembre de 2015 y por el otro, la cobertura de la demanda eléctrica aportada por cada una de las tecnologías.

Bajan las emisiones de CO2

Gracias al aumento de la cuota de generación renovable y al descenso de la producción mediante carbón, las emisiones de CO2 asociadas a la generación eléctrica han disminuido de forma importante en nuestro país. Las emisiones de CO2 totales se han quedado en alrededor de 53 millones de toneladas de CO2, mientras que en el año anterior fueron de 73 millones de toneladas. Si bien es cierto que en 2015 la aportación renovable fue menor, del 36,9%.

De esta forma podemos ver la importancia de reducir la utilización de tecnologías como el carbón para abrazar las energías renovables, algo que permitiría reducir las emisiones de CO2 de nuestro sistema eléctrico y por lo tanto las emisiones asociadas a la recarga de nuestro coche eléctrico. Los coches eléctricos ya tienen muchos beneficios de por sí, pero cargados con energías renovables, esos beneficios se maximizan.

En Corriente Eléctrica hemos hecho un repaso a las emisiones del coche eléctrico frente al coche de combustión, haciendo una comparativa del Renault ZOE frente a coches gasolina y diésel equivalentes, y comparando sus emisiones con las de un coche eléctrico en otros países de Europa.

Comentarios