Enchufe Schuko

Un coche eléctrico también puede recargarse en un enchufe convencional

Schuko es el nombre coloquial para llamar al que técnicamente se conoce como el estándar CEE 7/4″ o “Tipo F”. Se trata del enchufe normal que usamos todos los días en nuestras casas, compuesto por dos clavijas cilíndricas que son el contacto de la fase y el neutro, y otros dos contactos planos en los laterales que corresponden a la toma de tierra. Prácticamente la totalidad de electrodomésticos y equipos que no tengan consumos demasiado bajos, utilizan este tipo de enchufe.

El enchufe Schucko se puede utilizar para la recarga ocasional de los coches eléctricos. Es el caso del Flexi Charger de Renault, el cual permite recargar el coche en casi cualquier parte. Sin embargo, al tratarse de un conector doméstico, la potencia de recarga está limitada por motivos de seguridad. Debido a esta limitación de potencia, el tiempo necesario para realizar una recarga completa se alarga, llegando a ser cercano a las 12 horas con la batería de 22 kWh y cercano a las 20 horas con la batería del ZOE 40. No es la recarga más adecuada para el día a día.

Comentarios