¿Existen neumáticos para un coche eléctrico? Esta es la apuesta de Renault

Tan importante es el neumático que, según Michelin, su resistencia a la rodadura supone hasta un 20 % de la energía que consume el vehículo al avanzar.

La aparición de los coches eléctricos en el mercado ha traído consigo un cambio en un elemento que apenas se tenía en cuenta en los automóviles de combustión y su incidencia en el consumo del vehículo como es el calzado de este. Hablamos de los neumáticos, un elemento que hasta la llegada de este tipo de vehículos se reparaba en los coches, ya sean gasolina o diesel, en su estética a la hora de calzarles las llantas y que no fuesen muy caras en sus sustitución.

Ahora la situación ha cambiado significativamente y se presta una mayor atención en aspectos como la eficiencia de estos y su incidencia en el consumo donde cada kilómetro cuenta.

Hasta hace pocos años los usuarios preferían neumáticos anchos y de perfil bajo, que aportaran una mayor estética al vehículo. La llegada al mercado de coches eléctricos ha modificado esta esta tendencia hacia un neumático más alto, aunque muy estrecho por aquello de que a menor superficie de contacto, menor consumo.

Cuando los ingenieros diseñan un coche de bajo consumo, como es el caso del eléctrico, se basan en tres aspectos fundamentales: ligereza, aerodinámica y neumáticos. Tan importante es el calzado que, según Michelin, su resistencia a la rodadura supone hasta un 20 % de la energía que consume el vehículo al avanzar, lo que significa que uno de cada cinco depósitos es consumido por los neumáticos, por lo que el margen de mejora que tiene este elemento en el vehículo es enorme.

 

¿Son tan específicos los neumáticos para los eléctricos?

Los objetivos con los que parte cualquier neumático pensado para mover este tipo de coches como son los eléctricos son reducir el ruido que se filtra hacia el interior del habitáculo y como acabamos de ver, mejorar la autonomía, sin que por ello se tenga que ver comprometida su durabilidad o la seguridad. Todo para ser un componente primordial en un vehículo como el eléctrico que está más pensado para uso en ciudad, que prácticamente no cuenta con ningún ruido mecánico, cuya velocidad se encuentra más limitada que otros tipos de coche.

Se trata pues de un tipo de neumático pensado para que preste sobre todo un uso habitual en zonas urbanas por lo que su función debe ir destinada a limitar el uso del consumo de combustible y adaptarse a frenazos de manera más continuada. Otra de sus características que más llaman la atención es que son más silenciosos sin que por ello se tenga que comprometer su resistencia al agarre.

Al contar los coches eléctricos con una velocidad punta menor es posible que los fabricantes de neumáticos realicen productos con códigos de velocidad inferior y con una carcasa más ligera, que permite a su vez un mayor ahorro energético.

 

¿Por qué son tan estrechos y altos?

El hecho de que sea estrecho aporta significativas ventajas. Para empezar, ofrece menos goma en contacto con el suelo, comprometiendo menos la aerodinámica y la sección frontal del vehículo, mejorando de esta manera su resistencia al avance. Además de ofrecer menos ruido, que como hemos visto era una de las prioridades en las que los ingenieros se basan a la hora de diseño un automóvil eléctrico.

Aparte de su estrechez,la altura es otra de las peculiaridades de estos neumáticos, ya que montados en llantas de diámetro más propio de un coche deportivo. El motivo por el que se da esta circunstancia se encuentra en los motores eléctricos, los cuales ofrecen mucho par desde prácticamente el momento del arranque. Para que nos hagamos una idea, en un coche convencional la transmisión se ve sometida a grandes esfuerzos debido a la diferencia existente entre la desmultiplicación a la salida del diferencial y el régimen de giro del motor. Por ello con unas ruedas más altas, que no anchas y prácticamente todo el par disponible desde cero revoluciones, se puede aprovechar mejor el mayor desarrollo de una rueda de gran diámetro.

 

El ZOE cuenta con su propio neumático

Un fabricante que ha decidido dar un paso adelante y sacar un neumático exclusivo para coches eléctricos es Michelin con su Energy E-V, un modelo de neumático desarrollado conjuntamente con Renault para calzar el ZOE.

La idea de lanzar un neumático específico para coches eléctricos no pudo ser más interesante, consiguiendo ambos fabricantes reducir en un 20 % la resistencia de rodadura del Energy E-V, lo cual equivale a contar con hasta un 6 % más de kilómetros por recorrer. Está claro que una baja resistencia a la rodadura se traduce en más kilómetros con un solo depósito, en este caso con una recarga de baterías completas, lo cual resulta crucial en un turismo eléctrico. Renault ZOE incorpora estos neumáticos como parte de un conjunto de avances a los que denomina Range OptimiZEr, todos ellos diseñados para el ahorro de energía, como la bomba de calor para la climatización o el freno regenerativo.

Los neumáticos Michelin Energy E-V se han creado en llantas de 15 y 16 pulgadas en medida 185/65R y un código de carga y velocidad 88Q por lo que es un neumático pensado para coches ligeros que no superen los 160 km/h de velocidad.

 

Fotos: newspressonline

Comentarios