Recorre Menorca e Ibiza en coche eléctrico y practica el turismo sostenible

En Menorca se da prioridad al desarrollo económico de tecnologías innovadoras que promuevan la sostenibilidad.

Un entorno natural a la altura del archipiélago balear debe ser cuidado y preservado. Ayuntamientos como el de Ibiza o Menorca son consciente de ello. Ambas islas ponen empeño en los últimos años en convertirse en auténticos paraísos del coche eléctrico. Planes estratégicos que incentivan el uso de coches como el Renault ZOE, así como el aumento considerable de puntos de recarga. Como ya hicimos hace un tiempo con Canarias, te hablamos de la situación actual del coche eléctrico en estas islas y de algunas rutas que podrías hacer por ellas.

Apuesta balear por el coche eléctrico

El Consell insular d´Eivissa ha intentado durante los últimos años potenciar al máximo el turismo sostenible. No es de extrañar, teniendo en cuenta que es una de las islas más visitadas durante la temporada estival. Así, el coche eléctrico ha jugado un papel importante. Una apuesta segura que se propone desde el Ayuntamiento para recorrer las carreteras de toda la isla, visitar sus pueblos interiores y admirar la belleza natural de la hermosísima Ibiza.

Las intenciones del Consell insular d´Eivissa son buenas. Prueba de ello son noticias como la que leíamos ya a principios de este año, en la que se aseguraba que se crearán hasta 11 nuevos puntos de recarga gratuitos, al menos durante los próximos dos años. Además, coches como el Renault ZOE podrán beneficiarse del aparcamiento gratuito en zonas azules o un descuento de hasta el 75% en el impuesto de tracción mecánica.

Menorca es especial. En el archipiélago, podríamos decir que es una de las grandes joyas. Un lugar tranquilo con un turismo más selecto. La gran favorita de los propios baleares a la hora de escaparse de sus ciudades. Es por este motivo que también se está trabajando en preservar la belleza de esta Reserva de la biosfera.

En Menorca, la prioridad es cumplir las 3 funciones básicas de Reserva de Biosfera. Entre ellas, el desarrollo económico de tecnologías innovadoras que promueven la sostenibilidad. No es de extrañar, por tanto, que una de las grandes prioridades sean los puntos de recarga. Así, hace pocos meses leíamos que se sumarán quince nuevos puntos a lo largo de toda la isla.

Las puertas del cielo en Ibiza

En Ibiza, las distancias máximas de la isla son de 41 kilómetros de norte a sur y 15 kilómetros de este a oeste. Esto nos da una idea de la gran autonomía con la que vamos a contar con nuestro coche eléctrico. Aun así, es bueno saber que existen varios puntos de recarga, tanto en el norte como en el sur. Puedes buscarlos en páginas como electromaps.

Después de esta introducción necesaria, os recomendamos una visita muy especial en la isla, la conocida como el mirador de las puertas del cielo, o, mejor dicho, Ses portes del cel. Este lugar es conocido en la isla como uno de los miradores más espectaculares de la misma.

En los años 60 y 70, la comunidad hippie del norte de Ibiza se fijó en este acantilado. Era un enclave perfecto, aislado de los grandes núcleos urbanos de la isla y con un paisaje que haría enmudecer al turista más exigente. Desde Ses portes del cel es posible observar unas puestas de sol insuperables, cuando los acantilados no ocultan la caída del sol. Además, es el mejor lugar para admirar los islotes de Ses Margalides.

¿Y cómo llegamos hasta las puertas del cielo? Pues para ser sinceros, es un trayecto muy sencillo. Desde la misma localidad de Eivissa, la ida y la vuelta a este rincón no implica más de 41 kilómetros. Es evidente que la autonomía de tu Renault ZOE te permitirá hacer esta excursión sin problema alguno. No obstante, tanto si quieres visitar alguna cala cercana, pueblo o simplemente ir sobre seguro, te recomendamos que cargues tu vehículo eléctrico antes de salir de la ciudad. Puedes hacerlo en el punto de recarga del Consell d´Eivissa.

Para llegar debes tomar la C-731 Y pmv-812-1 hacia camí Corona Atalaia de S en Santa Agnés de Corona. Cuando llegues al pueblo de Santa Agnés, a la izquierda del bar Can Cosmi, encontrarás un camino. Tómalo, pues las puertas del cielo están a 1,5 kilómetros de la aldea, a la derecha de la carretera, junto a un pequeño bosque.

¿Lo mejor de todo? Sí, hay más. En las puertas del cielo hay un restaurante excelente con platos tradicionales y precios muy populares, que, además, cuenta con un comedor acristalado que te permite comer mientras observas el paisaje.

La construcción más antigua de Europa

Antes de continuar con esta escapada, deberías saber que la distancia máxima de la isla de Menorca, de punta a punta, es de 47 kilómetros. Por tanto, sigue siendo una isla cómoda para recorrer con un vehículo eléctrico. Sin hablar de que, además, cuenta con muchos puntos de recarga, como se puede ver en electromaps. Tras este dato, que siempre es interesante, os proponemos una visita a la construcción más antigua de Europa. Uno de los símbolos de Menorca, conocida como la Naveta des Tudons.

Se trata de una construcción funeraria de la prehistoria menorquina, que data, aproximadamente, del 1200 a.C. Una tumba colectiva que, aunque restaurada en la actualidad, fue un excelente yacimiento con restos importantísimos que dieron vida a la historia más antigua de la isla. Ir y volver desde Mahón a la Naveta des Tudons son 81 kilómetros. Con la autonomía del Renault ZOE no tendrás problema alguno. Aun así, acuérdate siempre de poner al 100% la batería de tu vehículo. Por ejemplo, en el punto de recarga Es Castell.

Para llegar tan sólo tienes que tomar la Me-1 hasta Camí Binigarba (aproximadamente 37 km). Después sigue por el Camí Binigarba hasta Camí Estudons y estarás a pocos metros de tu destino.

Ahorro con Renault ZOE

Sí, son rutas cortas, pero siempre viene bien saber cuánto te ahorras con tu vehículo eléctrico. El coste aproximado en puntos de recarga es de 1,5 euros por cada 100 km. Así el coste de la primera ruta sería de 0,6 céntimos ida y vuelta (41 km en total). Teniendo en cuenta que el coste de este trayecto en combustible sería de 4,98 euros, más de 4 euros, que vendrán genial para esa comida con vistas al mar.

El coste de la segunda ruta sería de 1,2 euros ida y vuelta (81 km en total). En este caso, el coste de este trayecto en combustible sería de unos 7,8 euros, por lo que ahorraremos más de 6 euros.

Imágenes|iStock.com/AmoklviStock.com/Amoklv, daniele paccaloni,

 

Comentarios