Madrid da el primer paso para crear una red de recarga eléctrica

La I Mesa de la Movilidad Eléctrica es un foro que impulsará la progresiva implantación del coche eléctrico con una red pública de recarga

A lo largo de varias décadas el coche ha sido el medio de transporte por excelencia, sobre todo en la gran ciudad. Sin embargo los problemas que plantea, como la contaminación del aire, la saturación de las carreteras, el consumo excesivo de energía, son cada vez más frecuentes. Precisamente estos problemas han provocado replantearse los sistemas de transporte y apostar por una movilidad sostenible.

¿Qué es la Mesa de la Movilidad Eléctrica?

Abordar la movilidad sostenible lleva implícito una ‘visión multistakeholder’ –hace referencia a la importancia que adquieren todas las partes interesadas-, que englobe un conjunto de procesos y acciones con el fin de lograr un uso más racional de los medios de transporte. Este enfoque es el que busca en Madrid la I Mesa de la Movilidad Eléctrica, un foro que impulsará la progresiva implantación del coche eléctrico con una red pública de recarga.

Corriente Eléctrica se puso en contacto con uno de los actores que participan en la misma como es la Asociación Empresarial para el Desarrollo e impulso del Vehículo Eléctrico (AEDIVE), quien a través de su presidente Arturo Pérez de Lucia nos avanzó detalles del proyecto.

El principal objetivo de la Mesa de la Movilidad Eléctrica del que forman parte la Asociación Española de Fabricantes de Coches (ANFAC), la Asociación Empresarial para el Desarrollo e Impulso del Vehículo Eléctrico (AEDIVE), el Ministerio de Industria, el Ayuntamiento de Madrid y la Federación de Municipios de Madrid, es poner en común conocimientos y experiencias, así como mantener un foro estable de diálogo y estudio.

Apuesta por una red eficiente de recarga rápida

En el primer encuentro celebrado el pasado 29 de junio se sentaron las bases para desarrollar los trabajos de identificación, análisis y propuesta de medidas que contribuyan a superar las barreras que impiden o frenan actualmente el avance de la movilidad eléctrica en la región. Para lograrlo se “han establecido grupos de trabajo en áreas definidas como la Infraestructura, los Incentivos y la Comunicación”, según apunta el presidente de AEDIVE.

Con el objetivo de ser un proyecto latente, que dote de continuidad a este impulso por el vehículo eléctrico, las “reuniones se establecen con una periodicidad quincenal para ir avanzando con el proyecto”, asegura Pérez de Lucia. Aparte de los aspectos mencionados con anterioridad, también se tratarán en las futuras reuniones “estrategias vinculadas a la descarbonización del transporte como la bicicleta eléctrica o la última milla (transporte capilar de mercancías)”.

En lo que respecta al desarrollo de la red de recarga pública para vehículos eléctricos, el presidente de AEDIVE la  considera “insuficiente”, en especial a lo que atañe a la recarga rápida. Sin embargo, no todas las comunidades se encuentran en el mismo nivel de desarrollo. “Existen regiones como Cataluña, que tienen un desarrollo importante, gracias entre otros aspectos, al desarrollo del Plan PIRVEC (Plan de Acción para el desarrollo de la infraestructura de vehículos eléctricos en Cataluña)”, asegura.

Sin embargo, “en Madrid región hay actualmente unos 6 puntos de carga rápida de acceso público permanente y se está trabajando para ampliarla, tanto a nivel municipal como regional, a través de la Mesa impulsada por el Comisionado para el Cambio Climático de la Comunidad de Madrid, Mariano González. Otras regiones como Andalucía, Baleares, Castila y León, Asturias o País Vasco están también trabajando para el despliegue de carga rápida y para extender puntos de recarga en corredores ibéricos, gracias a proyectos como el CIRVE”, asegura Pérez de Lucia.

En España el proyecto CIRVE (Corredores Ibéricos de Infraestructura de Recarga Rápida para Vehículos Eléctricos) prevé la instalación de 25 nuevos puntos de recarga rápida y la adaptación de 15 puntos existentes en puntos estratégicos de los corredores ibéricos.

La implantación de estas infraestructuras en el ámbito urbano, periurbano y en los corredores tiene por objetivo “complementar un plan de despliegue que permita equilibrar una red coherente que preste un servicio eficiente al parque de vehículos eléctricos”, explica el presidente Pérez de Lucia.

Estaciones de servicio y sector servicios: ubicaciones idóneas

Para la explotación del desarrollo de la red de recarga pública y en especial, aquella que se factura el kWh definida a través del RD 647/2011 de gestores de carga, “deberá contar, en el caso de la recarga en itinerancia, con las estaciones de servicio como ubicaciones ideales para implementar puntos de recarga. En cuanto a la de oportunidad, el sector terciario es el escenario natural para este tipo de infraestructuras”, aclara el presidente de AEDIVE.

La figura del Gestor de Carga plantea controversias como la posibilidad de gestionar los puntos de recarga en los hoteles, centros comerciales u hospitales para dar un servicio de valor añadido a sus clientes sin contratar este servicio habilitado para el suministro y reventa de la energía eléctrica. Una cuestión en la que “está trabajando en estos momentos el Ministerio de Energía”, asegura Pérez de Lucia. La clave está en el “concepto de reventa de la electricidad, que ha generado desde la publicación del RD647/2011, controversias y diferencias de opinión en el mercado que han dado como resultado una ralentización importante en el despliegue de infraestructuras de recarga, en especial en el sector terciario”.

La red aún no se encuentra definida, puesto que habrá que concretar “la ubicación y número de puntos de recarga necesarios para llevar a cabo un mallado coherente y eficaz. A partir de ahí se establecerán objetivos temporales para el despliegue progresivo de estas infraestructuras”, concluye.

Fotos | Newspressonline, iStock Photon-Photos

Comentarios