Por qué los coches eléctricos tienen tanta autonomía homologada

La única manera de comparar el consumo de coches de diferentes marcas es realizar una prueba estandarizada

Como ya sabréis la mayoría, la autonomía homologada de un coche eléctrico difiere mucho de su autonomía real. Este hecho genera problemas a la hora de que los usuarios se puedan decantar por un coche eléctrico. Las homologaciones hacen referencia a autonomías que después son muy difíciles de conseguir en condiciones reales, lo que también puede generar frustración en un cliente mal informado.

Lo cierto es que esto no se trata de un problema exclusivo de la movilidad eléctrica, sino que es algo que también se ocurre con  los vehículos de combustión. En en este caso, en lugar de hablar de autonomías homologadas se habla de consumos homologados, pero las diferencias entre los resultados de las homologaciones y los datos reales también son notables. Al igual que la autonomía homologada de un coche eléctrico dista de la real, el consumo homologado de un coche de combustión es muy diferente al real.

Como consecuencia, muchos usuarios se quejan de la falsedad de este dato y a veces llegan incluso a culpar a los fabricantes por ello. Pero lo cierto es que los fabricantes no son quienes declaran las autonomías y consumos de los coches, sino que lo hace un ciclo estandarizado a nivel europeo, el ciclo NEDC.

Por qué es necesario un ciclo de homologación

La única manera de comparar el consumo de coches diferentes que han sido fabricados por empresas diferentes y que cuentan con piezas, motores y aerodinámicas diferentes es realizar una prueba estandarizada e igual para todos ellos. Al final, es una forma de someter diferentes coches a la misma prueba con el objetivo de compararlos bajo las mismas condiciones.

En el caso de Europa contamos con el ciclo NEDC, pero es que si nos vamos a Japón nos encontramos con el ciclo JC08 y si nos vamos a Estados Unidos veremos que allí se utiliza el ciclo EPA. Lo más interesante de todo es que ningún ciclo coincide con el otro, es decir, tres coches idénticos homologan autonomías diferentes en Japón, en Europa o en Estados Unidos.

¿Cuál es el ciclo que marca la autonomía real? ¿De cuál nos podemos fiar más? El ciclo americano EPA es sin duda el que más se ciñe a la realidad. Sin embargo, nosotros nos centraremos en el que nos afecta, el ciclo NEDC.

Así es el ciclo de homologación NEDC

El New European Driving Cycle, más conocido como ciclo NEDC, tiene como objetivo emular unas condiciones de circulación determinadas, con el objetivo de conocer el consumo del vehículo sometido a la prueba, y por lo tanto, también su autonomía.

Lo primero, es necesario decir que el ciclo NEDC no se realiza en condiciones reales de circulación, ni siquiera en un circuito. La prueba se realiza sobre rodillos en un laboratorio, algo que de primeras ya dista mucho de la realidad. Estos rodillos tienen 22 posiciones diferentes que se utilizan para simular la aerodinámica y el peso del coche.

Pero es que además, el ciclo NEDC no tiene en cuenta la inclinación del terreno. Por si fuera poco, se realiza en condiciones de temperatura ideales, con un solo pasajero y sin equipos eléctricos auxiliares encendidos como pueden ser la radio o el aire acondicionado.

El ciclo se divide en dos partes, la urbana y la extraurbana, de ahí se saca luego el consumo mixto. El proceso completo dura alrededor de 20 minutos, y corresponde a un recorrido de 11 kilómetros y 7 metros. Eso supone que la velocidad media de la prueba está en casi 35 km/h. El siguiente gráfico muestra a qué velocidad y durante cuánto tiempo va el coche en las pruebas NEDC.

El ciclo NEDC ya tiene sustituto y es mucho más fiel con la realidad

Al final, el ciclo NEDC ha acabado degenerando en una prueba cada vez menos realista. Por eso, ya se vislumbra un sustituto en un horizonte cercano: el Worldwide Harmonized Light-Duty Vehicles Test Procedures o ciclo WLTP.

Entre otras cosas diferencias, el nuevo ciclo tiene una velocidad media más alta, una temperatura ambiente más realista, una velocidad máxima más elevada y unos tiempos de para más cortos.

De todas formas, al menos hasta la llegada de la nueva homologación, el ciclo NEDC es una buena referencia para comparar la autonomía entre unos coches eléctricos y otros. Al fin y al cabo, han sido sometidos a la misma prueba.

Con el fin de evitar confusiones, desde Renault se insiste en asegurar que la autonomía del ZOE es de 300 kilómetros reales. Por supuesto, esta autonomía no es siempre exacta, sino que puede varias en función del tipo de ruta, el tipo de conducción o incluso la temperatura. Si tienes dudas sobre si la autonomía será suficiente para el día a día, lo que tienes que hacer es probar el coche y comprobarlo tu mismo.

En Corriente Eléctrica | Preguntas que tendrías que hacerte para saber si la autonomía será un problema para ti

Comentarios