El placer de conducir un coche eléctrico por la costa de Vizcaya

Descubrir la costa de Vizcaya a los mandos de un coche eléctrico es una experiencia diferente por su conducción en carretera de montaña y el silencio recorriendo paisajes naturales

La costa vizcaína es un lugar ideal para visitar tanto si eres alguien que vive en la provincia como si has optado por Vizcaya como lugar de descanso o vacaciones. Tiene multitud de pueblos pesqueros, además de unos espectaculares parajes naturales donde la montaña se funde con el mar. Y no hay mejor manera de disfrutarla que realizando una ruta en coche eléctrico.

Desde Corriente Eléctrica hemos cogido un Renault ZOE 40 para conocer más de cerca la costa vizcaína en una ruta de más de 100 kilómetros por diferentes pueblos que la componen. La mayoría de la ruta transcurre por carreteras secundarias, subiendo y bajando diferentes puertos. Un tipo de conducción ideal para poner a prueba al Renault ZOE y disfrutar de su conducción.

Salida desde Bilbao hacia Bermeo

Si antes de comenzar la ruta necesitas cargar el coche como era en nuestro caso, una buena opción puede ser cargar en el parking del Azkuna Centroa (Antigua Alhóndiga) situado en el centro de Bilbao. Un parking que cuenta con nada menos que 6 cargadores, otorgándole el título del más equipado de la ciudad. Mientras tanto, puedes disfrutar de un café con un buen pincho en en alguno de los bares de la capital Vizcaína.

Activamos el modo ECO del Renault ZOE y salimos del parking del Azkuna Zentroa hacia Bermeo, la primera la primera parada de nuestra ruta. En este caso, el camino transcurre por el interior de la provincia, pasando de largo pueblos como Derio o Munguía. Antes de llegar a nuestro primer destino, en el alto de Sollube encontramos una parada obligatoria. Se trata de un buen sitio para parar tanto si vas con con niños como si no, donde además puedes tomar algo y disfrutar de unas vistas que no tienen desperdicio. Desde este lugar hay una vista privilegiada de la villa de Bermeo.

Durante la subida del puerto nos damos cuenta de cómo el consumo del Renault ZOE aumenta considerablemente hasta ver valores entorno a los 18 kWh/100 km. Básicamente se trata de una consecuencia de la gravedad, la cual tira de nuestro coche hacia abajo y hace que nuestra batería tenga que realizar un esfuerzo mayor. Sin embargo, podemos estar tranquilos, ya que más tarde la gravedad jugará a nuestro favor cuando comencemos con el descenso.

Vistas desde el alto de Sollube

Siguiendo la carretera, llegamos al que es y ha sido históricamente uno de los pueblos pesqueros de mayor importancia del Mar Cantábrico, Bermeo. Las conserveras y la flota pesquera de esta villa siguen representando todavía hoy en día gran parte de los puestos de trabajo de este bonito lugar. En Bermeo, podemos hacer desde algo tan simple y placentero como es pasear por la zona del puerto y disfrutar de la gastronomía de los bares y restaurantes, hasta visitar lugares emblemáticos del lugar como el Museo del Pescador y el Monumento a los Pescadores.

San Juan de Gaztelugatxe

La siguiente parada de nuestra ruta es una de las joyas de la corona de la costa vizcaína: San Juan de Gaztelugatxe. Se encuentra a apenas 10 kilómetros del pueblo de Bermeo y de hecho pertenece a su término municipal.

San Juan de Gaztelugatxe es un islote que se encuentra unido al continente a través de un puente de dos arcos. En lo más alto de la pequeña isla se encuentra una ermita del siglo X, algo que lo convierte en un lugar con una magia especial. Eso sí, debes saber que para acceder hasta ella hay que subir nada menos que 241 escalones, por lo que debemos estar preparados para sudar un poco. Eso sí, el esfuerzo merece la pena.

Si no tenemos tiempo, no hemos cogido ropa cómoda o simplemente no tenemos ganas de subir hasta allí, simplemente podemos disfrutar del paisaje desde alguno de los miradores de los alrededores. Estaremos contemplando una de las estampas más hermosas de la costa de Vizcaya.

San Juan de Gaztelugatxe siempre ha sido unos de los grandes atractivos del turismo en Euskadi. Sin embargo, en los últimos tiempos ha cobrado aún más fuerza gracias a que ha acogido el rodaje de parte de la octava temporada de la exitosa serie Juego de Tronos.

Siguiendo la costa llegamos a otro pueblo con mucho encanto, Bakio. Un pequeño pueblo de apenas 2.600 habitantes que cuenta con una de las playas más largas de todo el litoral vizcaíno, la cual se puede contemplar desde un paseo que la recorre de lado a lado. La playa está situada en pleno centro urbano, por lo que dispone de toda clase de servicios y lugares de ocio en sus inmediaciones. Si además eres de los que te gusta hacer deporte, en Bakio tienes la posibilidad de realizar actividades como el surf, el piragüismo o voley playa.

Camino a Plencia

Siguiendo el camino de la costa dirección Plencia, llegamos podemos encontrar algo que no es un reclamo turístico, pero que será muy interesante para los más curiosos. Y es que camino a Plentzia nos encontramos con las ruinas de la Central Nuclear de Lemóniz. Una central que que empezó a construirse en 1972 y fue paralizada en 1984, no habiendo llegado nunca a estar en funcionamiento.

Se trata de un gigante de 1.000 toneladas de hierro y 200.000 m³ de hormigón armado que protagoniza unas vistas tan impactantes como estas.

Ruinas de la Central Nuclear de Lemóniz

Siguiendo la carretera (en la cual hay algunos miradores en los que merece la pena pararse) llegamos al Arminza, un barrio costero del municipio de Lemóniz. Históricamente había sido un puerto pesquero, pero actualmente la actividad profesional en este ámbito se ha reducido significativamente. En Arminza podemos dar un paseo por su pequeño puerto o disfrutar de su gastronomía donde destaca el Restaurante “Begotxu”. Un restaurante humilde y tradicional conocido en toda la provincia gracias sus escalopes gigantes.

Los siguientes pueblos en nuestra ruta son Górliz y Plencia que cuentan con una playa de grandes extensiones, la cual se puede recorrer de lado a lado gracias a un bonito paseo peatonal y un carril bici. Además, cerca de las playas hay zonas de descanso con césped, mesas y bancos donde se puede comer cómodamente si has decidido llevarte una tartera de casa. El surf también es una opción en esta playa.

Playa de Plencia

De vuelta a Bilbao

Después de Plencia y Górliz, el siguiente tramo ya es de vuelta a Bilbao. De todas maneras, en ese trayecto seguimos encontrando lugares donde es interesante parar. Concretamente hablamos de Barrika y Sopelana, otros dos pueblos costeros que merece la pena visitar. Sopelana concretamente tiene unos espectaculares acantilados y playas (Barinatxe, Arrietara, Atxabiribil y Meñakoz) donde se practica mucho surf.

Una vez pasado Sopelana llegaremos de nuevo al Gran Bilbao, entrando por por Getxo y pasando Leioa y Barakaldo para finalmente volver a llegar a nuestro lugar de partida.

Comportamiento del Renault ZOE

Esta ruta transcurre principalmente por carreteras secundarias, siendo este tipo de vías especialmente buenas para los vehículos eléctricos. Es cierto que, como hemos comentado anteriormente, en la subida de los puertos el consumo aumenta considerablemente y vemos cómo el indicador de autonomía comienza a descender. Sin embargo, cuando el desnivel es a nuestro favor, nos damos cuenta de la importancia de la frenada regenerativa, la cual nos ha permitido recuperar nada menos que 6 kWh de energía en un viaje de poco más de 100 kilómetros. Con cifras, sin frenada regenerativa el consumo del ZOE hubiese superado los 19 kWh/100km, prácticamente un 50% más.

El consumo medio se ha quedado en unos buenos 13,4 kWh/100km, un consumo que permitiría recorrer los 300 kilómetros de autonomía reales anunciados por Renault con una sola carga.

La nueva batería del Renault ZOE permite realizar este tipo de rutas (y otras de mayor distancia) sin que la autonomía sea una preocupación o una limitación. Ni siquiera es necesario preocuparse por si habrá posibilidad de recargar en alguno de nuestros lugares de destino, ya que con salir con el coche cargado a la mañana tendremos más que suficiente. Sin duda un salto de calidad importante respecto a la anterior generación y a otros coches del mercado.

Fotos | @Sergio_FerMun, Google Maps, Pixabay

Comentarios