¿Si recargo el coche en casa, qué tarifa contrato?

Elegir la tarifa adecuada puede hacer que el coste de la electricidad se reduzca a menos de la mitad

Hace un tiempo os contábamos todas las formas de recargar un coche eléctrico, desde la recarga ocasional hasta la recarga rápida, pasando por la recarga doméstica y la recarga acelerada. Un repaso a todas las opciones de recarga que nos permite la tecnología actualmente.

Hoy en día, quien tiene un coche eléctrico lo más habitual es que disponga de un lugar para cargarlo en casa, ya sea en un garaje comunitario o en una vivienda unifamiliar. Algo tan fácil como enchufar el coche en nuestra casa o garaje y esperar a que se cargue la batería.

De esta forma, el coche eléctrico pasa a ser uno de los mayores consumidores eléctricos de nuestro hogar, acaparando buena parte de los kilovatios-hora que nos cobran en nuestra factura.

Car loan calculation concept with car keys and green leaf keychain

Opciones

Lo primero que debe quedar claro es que la compra de un coche eléctrico no equivale a aumentar la potencia contratada. Muchas veces se tiene la percepción de que la compra de un coche eléctrico tiene que ir unida con el aumento de la potencia, pero eso no es así. Simplemente hay que utilizar el sentido común y no tener los equipos que más consumen conectados a la vez.

Teniendo en cuenta que el coche va a ser el mayor consumidor de nuestro hogar, debemos mirar las diferentes opciones que nos ofrece el mercado con el fin de poder ahorrar en nuestra factura de la luz. Partiendo de la base de que cargaremos el coche durante la noche, una tarifa de discriminación horaria (anteriormente conocida como tarifa nocturna) es la mejor opción. Una tarifa que hace que la energía consumida por la noche sea más barata que la consumida por el día.

Hace ya algo más de 5 años que el Gobierno introdujo la tarifa “supervalle”, una tarifa especialmente diseñada para la recarga de los coches eléctricos. Actualmente se la conoce como la tarifa del Vehículo Eléctrico o tarifa 2.0 DHS. Esta tarifa dispone de 3 periodos de consumo con precios diferentes. De esta forma la oferta de tarifas para el hogar (menos de 10 kW) se queda en tres tipos diferentes: tarifa normal o 2.0 A (un periodo), tarifa valle o 2.0 DHA (dos periodos) y tarifa del vehículo eléctrico o 2.0 DHS (tres periodos).

¿Tengo un coche eléctrico en casa, qué tarifa contrato?

La diferencia entre estas tarifas se basa en la facturación de la energía consumida. Mientras que en la tarifa normal, todos los kilovatios-hora se facturan al mismo precio, en las demás el precio de la energía varía según el la hora del día. En el caso de la tarifa valle está variación ocurre entre dos periodos, mientras que en la tarifa del vehículo eléctrico hay tres periodos con tres precios diferentes.

Horarios para la tarifa valle o 2.0 DHA:

  • El periodo punta comprende un total de 10 horas, que en invierno va de 12h a 22h y en verano de 13h a 23h.
  • El periodo valle comprende un total de 14 horas, que en invierno va de 22h a 12h y en verano de 23h a 13h.

Horarios para la tarifa del vehículo eléctrico o 2.0 DHS:

  • El periodo punta comprende un total de 10 horas, desde las 13h a las 23h.
  • El periodo valle comprende un total de 8 horas, desde las 23h a la 1h y desde las 7h a las 13h.
  • El periodo supervalle comprende un total de 6 horas, desde la 1h a las 7h. Es el idóneo para la recarga de los vehículos eléctricos al mejor precio, haciendo que esta opción de movilidad sea aún más competitiva.

La siguiente tabla muestra un ejemplo de los precios de la diferentes tarifas:

precios-tarifa

Como se puede comprobar, en el caso de las tarifas con discriminación horaria hay una gran diferencia en el precio de la energía en periodo valle y periodo punta. Algo que se acentúa en el caso de la tarifa del vehículo eléctrico. Por lo tanto, si disponemos de un coche eléctrico y como es habitual lo cargamos por la noche, nos conviene la tarifa con discriminación horaria de tres periodos.

Hagamos números

Viendo la tabla anterior, podemos comprobar a simple vista que ahorraremos dinero si contratamos las tarifa del vehículo eléctrico. ¿Pero de cuánto dinero estamos hablando? Hagamos unas cuentas:

  • Si tenemos la tarifa 2.0 A, nos cobrarán el kilovatio-hora a 0.15445 euros. Por lo tanto, el coste del recorrer 100 kilómetros con un coche eléctrico como el Renault ZOE con un consumo de 14,7 kWh/100 km será de 2,27 euros antes de impuestos.
  • Si tenemos la tarifa 2.0 DHS, nos cobrarán el kilovatio-hora en el periodo supervalle a 0,056259 euros. Por lo tanto, el coste del recorrer 100 kilómetros con un coche eléctrico como el Renault ZOE será de 0,82 euros antes de impuestos.

Como se puede comprobar, el simple hecho de cambiar la tarifa habitual por una especialmente diseñada para la recarga del vehículo eléctrico puede hacer el coste del combustible cada 100 kilómetros se reduzca a menos de la mitad. Algo que nos permitirá ahorrar mucho dinero con el simple gesto de hacer una llamada a nuestra compañía eléctrica. Un ahorro que será mayor cuantos más kilómetros recorramos con nuestro coche.

Imágenes| Renault, iStock/maxuser

Comentarios