Un viaje en ZOE de 30.000 km que marcará un antes y un después

El objetivo es concienciar sobre la movilidad sostenible, la eficiencia energética y medioambiental, la gestión de infraestructuras y demás acciones que definen las ciudades inteligentes

En mayo de 2017 la prensa se hizo eco de la vuelta a España en vehículo eléctrico. Aquel viaje de 14 etapas y 19 ciudades usó seis coches de distintas marcas y más de 25 conductores. Ahora hay un viaje todavía más grande en el horizonte, a bordo de un Renault ZOE Z.E. 40.

La autonomía de 300 km del Renault ZOE permite ahora, en 2017, realizar la que es la segunda edición de Mi Ciudad Inteligente, un viaje por 82 ciudades que llevará seis meses y en el que se recorrerán 30.000 km. ¿Las emisiones durante toda esta aventura? Ninguna en absoluto.

 

Mi Ciudad Inteligente, el proyecto de GEOCyL

No es la primera vez que se realiza una locura similar. Mi Ciudad Inteligente es un proyecto que nació hace cuatro años, cuando las smart cities todavía no habían despegado y los ayuntamientos empezaban a ver la ciudad como un gran laboratorio urbano en el que experimentar para mejorar la calidad de vida.

GEOCyL, la consultora ambiental que ha elegido el Renault ZOE para dar varias veces la vuelta a España, pretende visitar las 82 ciudades inteligentes «de segunda generación», como ellos las llaman. En la primera edición, en 2013, estas se estaban conformando y definiendo, pero ahora se encuentran en un proceso de estabilización y consolidación.

Renault ZOE viaje Mi Ciudad Inteligente decibelios

En estos cuatro años mucho ha cambiado en el núcleo de estas ciudades, y merece la pena realizar un segundo recorrido por ellas. No solo para ver los cambios en las 30 ciudades recorridas durante la pasada edición, sino para conocer las 52 nuevas smart cities que han surgido desde entonces.

¿Para qué hacer estos viajes en vehículo eléctrico?

Es posible que muchos lectores se pregunten por qué realizar este viaje. ¿Por qué no solicitar a las ciudades un informe detallado de sus avances desde una oficina y, luego, presentarlos en una suerte de TOP 5 de ciudades que más innovan? Nos ahorraríamos 30.000 km y seis meses de viaje.

GEOCyL es una consultora ambiental cuyo objetivo con este enorme proyecto es «concienciar sobre la movilidad sostenible, la eficiencia energética y medioambiental, la gestión de infraestructuras y demás acciones que definen las ciudades inteligentes». Se trata de una labor de sensibilización que pretende demostrar que se pueden recorrer enormes distancias en vehículo eléctrico sin quedarse tirado.

Como ha ocurrido hasta ahora, con el tiempo la batería Z.E. irá ganando más densidad energética, y por tanto más y más autonomía. Pero Eduardo Bustillo y Pablo Rodríguez, caras visibles de Mi Ciudad Inteligente, están dispuestos a dar a conocer que, aunque fueron un problema hace muchos años, hoy día la autonomía y los puntos de carga ya no son una excusa para la movilidad inteligente. Y lo harán viajando de smart city en smart city.

El objetivo de estas smart cities es hacer felices a los ciudadanos, y para eso se apoya en nuevos proyectos tecnológicos y digitalización social que los ciudadanos necesitan conocer. Según GEOCyL, «una ciudadanía informada será sensible y partícipe de las acciones smart city».

La labor de información y concienciación es hoy día más importante que nunca porque estamos en el punto de inflexión de la tecnología que rige la movilidad.

Renault ZOE viaje Mi Ciudad Inteligente información y concienciación

Los contaminantes vehículos diésel llevan cinco años perdiendo mercado, en buena parte en favor de los gasolina. Sin embargo, los vehículos “alternativos” (y lo ponemos con comillas), aunque minoritarios, son los que más crecimiento interanual tienen. Un 285% acumulado desde 2012 en nuestro país.

No son vehículos alternativos, los eléctricos son el futuro de las smart cities

Aunque dentro del saco de los vehículos “alternativos” se enmarcan los híbridos y otros modelos menos contaminantes, como los eléctricos, es importante destacar que la movilidad sostenible no es una opción, sino una necesidad presente. De ahí la importancia de hacer hoy un viaje en un vehículo eléctrico, demostrando que es posible hacerlo.

Como los vehículos, las ciudades inteligentes de segunda generación no son entes estáticos, sino un entorno en constante cambio en el que confluyen sostenibilidad, ciudadanos inteligentes y tecnología. Los mismos valores que hay detrás del vehículo eléctrico.

Cuando la primera vuelta a España en vehículo eléctrico de Mi Ciudad Inteligente tuvo lugar en 2013, las smart cities eran poco más que un enorme sistema de recogida de datos. Por ejemplo, la ciudad de Santander se hizo famosa en 2010 por incluir 12.000 sensores.

El vehículo eléctrico se perfilaba entonces como el futuro, y la infraestructura de carga seguía siendo limitada. De hecho, el Twizy recorrió España, pero resultó una pequeña odisea por aquel entonces:

Pero las ciudades inteligentes de segunda generación tienen un enfoque holístico de la movilidad y, por tanto, una clara orientación al vehículo eléctrico de segunda generación, que ha dejado de ser el futuro para convertirse en un presente muy tangible.

Entre 2013 y 2017 el Renault ZOE ha pasado a multiplicar su autonomía por dos hasta conseguir 300 km reales con su batería Z.E. 40, y las ciudades han dado facilidades al vehículo eléctrico.

Si uno recoge la literatura de 2013 se da cuenta de que era teórica, y pocas ciudades trabajaban para fomentar la participación ciudadana. Sin embargo, hoy día las ciudades están compartiendo guías con la información sobre cómo han realizado sus proyectos. Entre ellos se encuentra el vehículo eléctrico, así como su penetración en las ciudades y en sus Planes de Movilidad Urbana Sostenible.

 

Esta segunda edición de Mi Ciudad Inteligente, de la mano de GEOCyL y Renault, marcará un antes y un después en la percepción del vehículo eléctrico en España. Ya lo hizo en 2013, con infraestructuras muy alejadas de las actuales y sin el ZOE Z.E. 40.

Los 30.000 km de recorrido se realizarán sin emitir CO2, y se podrá seguir en el diario de viaje del proyecto o en el Twitter oficial @MiCiudadRECI. Este viaje terminará en enero de 2018, tras haber pasado por las 82 ciudades inteligentes a analizar.
Imágenes | Renault ©

Comentarios