¿Se adapta el vehículo eléctrico al reparto diario en una panadería? Nos lo cuentan en este vídeo

«Para el reparto diario del pan me estoy ahorrando unos 130 euros al mes por vehículo en comparación al gasto de gasolina»

Isidro Sánchez tiene una empresa de fabricación y venta de productos de panadería y confitería en Marchena, un pequeño pueblo a 50 km de Sevilla. Para la tarea diaria de reparto, estuvo valorando adquirir un vehículo eléctrico de la gama comercial de Renault. En el siguiente vídeo nos cuenta, junto a su encargado de reparto, cómo fue la incorporación de 3 furgonetas Kangoo Z.E. en su flota, sus primeras impresiones, su adaptación y su grado satisfacción al cabo de un tiempo.

 

 

Una flota de 3 vehículos eléctricos, suficiente para el reparto

Desde un principio, Isidro barajaba como opción probable la compra de un vehículo eléctrico por costes y por respeto al medio ambiente, aunque dudaba al tener que realizar un reparto de ocho horas: “no tenía claro si el vehículo iba a contar con la autonomía suficiente para poder realizar el reparto”.

Llegado el momento de tener que tomar una decisión, se optó por comprar en principio, una unidad del Renault Kangoo Z.E. En este sentido, Isidro acertó al realizar una inversión piloto antes de abordar un cambio total de flota. A medida que lo fueron probando vieron que “cumplía las necesidades que el servicio requería”, principalmente relacionadas con la autonomía.

La satisfacción fue tal que se compraron “al mes siguiente dos vehículos más”, según afirma Isidro.

 

Su recarga es parecida a la de un móvil

En cuanto a conducción, para Juan, encargado de realizar el reparto, el único problema que planteaba era la “adaptación al vehículo, ya que no tiene embrague. Aunque, te acostumbras al mismo rápidamente, pues el hecho de no tener que cambiar de marcha continuamente ayuda a ir descansado al volante”, manifiesta.

Para él, su recarga es como la de un móvil, “te va marcando lo que te falta para que se agote”. Acabada la jornada diaria (de 5:30h de la mañana hasta las 14:15h), los vehículos consumen entre un 50% o un 75% de carga, por lo que es más que suficiente una recarga de unas 4 horas.  Isidro ha calculado que en total, el consumo de energía eléctrica supone unos 60 euros al mes por vehículo.

En comparación al vehículo de combustible, “me estoy ahorrando en torno a 130 euros al mes por vehículo”, concluye.

 

Comentarios