Gran Ruta Suiza: 1600 km de ruta turísitca en coche eléctrico - Corriente Eléctrica

¿1.600 km en coche eléctrico? La Gran Ruta Suiza lo hace posible

Esta ruta turística podría convertirse en el espejo donde deberían mirarse los países de todo el mundo

Suiza se ha convertido en uno de los países que más apuestan por la movilidad eléctrica. Su baja extensión de kilómetros de carretera hace que sus números sean más discretos que los de otros países. Pero la coherencia e inteligencia con la que plantean su red de puntos de carga, lo convierten en un referente en materia de movilidad sostenible. Y la Gran Ruta Suiza es buena muestra de ello.

Una ruta para los amantes de la carretera

La Gran Ruta Suiza (o Grand Tour de Suiza) es un recorrido histórico de 1.600 kilómetros con más de 150 años de antigüedad a través de la geografía del país helvético, aunque sus orígenes se remontan al turismo de los aristócratas europeos del siglo XVIII. Con el paso de los años, se ha convertido en una ruta indispensable para los amantes de la carretera, tanto en moto como en coche, no sólo por los increíbles paisajes que ofrece, sino también por las características del calzado. La Gran Ruta se aleja de las cómodas autovías y se desarrolla casi en su totalidad por la red de carreteras secundarias. Ofrece así sinuosos trazados y fuertes pendientes, aunque sin ofrecer elementos de riesgo.

Realmente no hay un punto de partida definido para la Gran Ruta Suiza. Los 1.600 kilómetros prácticamente rodean en círculo la silueta del país, con tramos que visitan algunos de los mejores enclaves del país. El Departamento de Turismo de Suiza da la opción de comenzar por cualquiera de las grandes capitales cantonales: Ginebra si llegamos desde Francia; Zurich, desde Alemania, Lugano, desde el norte de Italia… En cambio, la capital del país, Berna, es propicia si accedes al país en avión. Eso sí, la recomendación de los suizos, como no podía ser de otra manera en el país de los relojes, es realizar la ruta en sentido de las agujas.

gran ruta suiza

Patrimonio y naturaleza en la Gran Ruta Suiza

La Gran Ruta de Suiza es un recorrido ideal para conocer prácticamente todos los tesoros del país alpino. Contamos con 2 Reservas de la Biosfera declaradas por la UNESCO: Entlebuch, a los pies de los Alpes cerca de Lucerna, y el Parque Nacional Suizo, al este del país y muy cerca de la frontera con Italia. Además,  la ruta recorre 5 puertos de montaña (entre ellos los famosos de San Gotardo y Furka), 11 lagos (destacando el lago Costanza, famoso por bañar Suiza, Alemania y Austria) y sus ríos (imprescindibles las suaves riberas del Ródano y las Rheinfall, las cataratas del Rin).

Pero no sólo hará las delicias de los aficionados a la naturaleza, sino también de los amantes del arte y la cultura. Hasta 11 enclaves Patrimonio de la Humanidad, y las ciudades más hermosas del país, son visitables desde la Gran Ruta Suiza. Además de las capitales antes mencionadas, son de obligada visita otras ciudades como San Galo y su abadía del siglo VIII; Basilea y sus museos; o las olímpicas St. Moritz y Lausana (sede del Comité Olímipico Internacional).

Pero, ¿todo esto es posible con un coche eléctrico?

Como os podréis imaginar, todos estos idílicos entornos invitar a circular sin expulsar ni un solo miligramo de emisiones contaminantes. El coche eléctrico se convierte en el vehículo ideal para disfrutar de la Gran Ruta Suiza con la tranquilidad de contribuir a la conservación de los tesoros naturales y arquitectónicos. Pero, ¿es posible realizar los 1.600 kilómetros con un vehículo eléctrico puro, sin consumir ni un solo litro de combustible? La respuesta es sí, y se llama E-Grand Tour.

Hace ya unos años que el gobierno suizo, apoyado por empresas de movilidad sostenible, se propuso crear una red que, además de proveer de puntos de carga a las principales ciudades del país, cubriera con garantías el trazado de la Gran Ruta Suiza. Con ello se asegurarían que los principales enclaves turísticos del país, fuesen visitables con coche eléctrico, sin importar su autonomía ni su sistema de carga. La Gran Ruta Suiza quedaría rebautizada como E-Grand Tour.

Así, en los últimos años se han instalado más de 300 estaciones de recarga a lo largo y ancho de su geografía, de 41.000 kilómetros cuadrados (similar a la de Extremadura o Aragón). Cada una de ellas está dispuesta a un máximo de 100 kilómetros de la siguiente, y a no más de 5 minutos del recorrido de la Gran Ruta Suiza. Con semejante despliegue, garantiza cobertura más que suficiente para el eficaz Renault ZOE (300 kilómetros de autonomía reales), e incluso para el pequeño Twizy (100 kms), aunque éste tendrá su entorno natural en las etapas de ciudad. ¿Qué tal combinar ambos modelos gracias a las muchas empresas de alquiler?

gran ruta suiza

Una red de carga coherente e inteligente

La red de carga de Suiza destaca además por la coherencia con la que ha sido dispuesta por todo el país, especialmente a lo largo de la Gran Ruta Suiza. La idea era instalar las estaciones de carga en función de las paradas más probables de los turistas, incluyendo tanto los enclaves más visitados como los alojamientos más importantes. Así, se han utilizado puntos de carga rápida, con al menos 22 kilovatios de potencia, en los puntos de interés donde se preveía que los visitantes pasarían sólo unas pocas horas. Esto incluye enclaves como las Rheinfall, el Entlebuch o el lago Costanza, en los que un vehículo como el Renault ZOE R90 podrá cargarse en poco menos de dos horas.

Por otro lado, se han utilizado puntos de carga semirrápida, de al menos 11 kilovatios de potencia, en establecimientos como restaurantes y sobre todo hoteles, donde presumiblemente los turistas pasarán más tiempo y podrán cargar sus vehículos con más tranquilidad. Tomando de nuevo como base el ZOE R90, se cargaría al 80% en unas 3 horas y 20 minutos, lo que puede durar un tranquilo almuerzo al pie de los Alpes.

También hay que tener en cuenta que en Suiza, como en otros lugares donde la movilidad eléctrica está más desarrollada, algunos puntos de carga son de pago. Aunque la mayoría instalada en establecimiento son gratuitos para los clientes. También podríamos tener el miedo de llegar a una estación y encontrarnos los puntos ocupados por otros vehículos. Hasta eso han pensado los suizos, pues todas las estaciones están conectadas para que puedas conocer el estado y las características de la siguiente estación en tu ruta, si es o no de pago, si estará libre u ocupada a nuestra llegada e incluso si admite reserva anticipada.

Como vemos, una ruta muy completa, con todo tipo de atractivos turísticos y perfectamente planificada para el uso del vehículo eléctrico. Dentro de pocos años, cuando los puntos de carga sean tan abundantes como las gasolineras, y las baterías iguales la autonomía de los motores de combustión, esta Gran Ruta Suiza quede en mera anécdota. Pero mientras todo esto esté por llegar, ¿está señalándonos Suiza un nuevo modelo de turismo sostenible?

Imágenes |UnSplash Johannes Hofmann@quicksand,  Myswitzerland.com , iStock: Nuthawut Somsuk

 

Relacionados

España Medieval: cinco rincones sorprendentes para descubrir en otoño con tu coche eléctrico
España Medieval: cinco rincones sorprendentes para descubrir en otoño con tu coche eléctrico
¿Cuáles son los países con más puntos de recarga en Europa?
¿Cuáles son los países con más puntos de recarga en Europa?
Cinco rutas por los acantilados más espectaculares de la Península
Cinco rutas por los acantilados más espectaculares de la Península
¿Cómo se recarga un coche eléctrico?
¿Cómo se recarga un coche eléctrico?

Comentarios