Blockchain y la energía solar, combinación por la sostenibilidad

¿Blockchain y energía solar? Una buena combinación hacia la sostenibilidad

¿Puede la tecnología blockchain fomentar el autoconsumo energético? Cataluña avanza en esa línea, y una empresa malagueña busca abaratar la tecnología

¿Te imaginas que la tecnología base de Bitcoin, blockchain, ayudase a gestionar redes inteligentes y renovables? Esa es la idea del proyecto ioCAT, una iniciativa catalana con la que se busca potenciar el autoconsumo. Una vez implantado, el sistema te permitirá recibir tokens con los que pagar impuestos.

Además, una empresa española llamada Cryptosolartech acaba de cerrar la recaudación de su ICO con un 6500% de la inversión mínima o soft cap. ¿Blockchain? ¿Tokens? ¿ICOs? ¿Capitalización? Es posible que en el futuro las criptomonedas formen parte del recibo eléctrico, pero para eso primero hay que entenderlas. Todo por un mundo más sostenible.

¿Pagar tus impuestos a cambio de energía colectada?

En el futuro, la mayoría de viviendas formarán parte de una enorme red urbana de autoconsumo. El Laboratorio Nacional de Energía Renovable del Departamento de Energía de Estados Unidos ya trabaja en nuevos materiales con los que construir las paredes de las próximas viviendas.

Es decir, no estamos hablando de ciencia ficción. E inventos como placas solares o aerogeneradores están a la orden del día en muchos países. Esto quiere decir que cuando produzcas un vatio de potencia, por ejemplo mediante una placa solar en el tejado, este tendrá varias posibilidades:

  1. Consumo directo en la vivienda.
  2. Almacenarse en una batería de nuestra propiedad.
  3. Ser enviada a un vecino que en ese momento la necesite.
  4. Ponerla a disposición de la red eléctrica para distribuirla.

Cada una de estas alternativas dependerá de la ocupación de la vivienda o viviendas cercanas, y podría reportarte importantes beneficios. El modo de pago que ha elegido la Generalitat con su proyecto ioCAT es a través de tokens. Esto es monedas virtuales como Ethereum, Bitcoin o Litecoin.

En este sentido, las criptomonedas funcionarán de un modo muy parecido al oro depositado en los primeros bancos. Cuando generas energía que viertes a la red eléctrica, recibes tokens (pongamos “oro”) en un apunte contable distribuido llamado blockchain. Cuando consumes energía o pagas impuestos, puedes abonar las facturas con esos tokens. Y se te restan.

autoconsumo y energias renovables

¿Por qué tokens y no euros? En la actualidad, no es posible vender a la red nacional los excesos de energía. Es decir, no se pueden recibir euros, pero la ley no dice nada de intercambios entre particulares en microrredes inteligentes. Es decir, que te puedo dar hoy 300 vatios y tú mañana le puedes dar 250 vatios a otro vecino. Autoconsumo compartido.

Según Lluïsa Marsal, directora del proyecto, los usuarios tendrán un monedero virtual con el que poder gestionar su producción y consumo. Hace tiempo nos preguntamos si era posible usar el CO2 como moneda, y parece ser que la respuesta es sí: el CO2 que no llega a la atmósfera gracias a los paneles solares.

El rendimiento de ‘blockchain’, en duda

Blockchain es un sistema que nació junto a la criptomoneda Bitcoin pero que sirve a muchos propósitos. Por ejemplo, contratos inteligentes, seguridad en sanidad o bancos, y también el cuidado del medio ambiente. En esencia, es un gran libro de contabilidad distribuido que no puede ser modificado.

Por tanto es fiable, no pirateable y de acceso público. ¿El problema? El consumo eléctrico. Para ponerlo en perspectiva, la tecnología tras las tarjetas VISA puede realizar 24.000 operaciones por segundo, mientras que bitcoin solo puede realizar siete con la misma cantidad de energía.

La idea de ioCAT y otros proyectos similares es la de poder vender pequeñas cantidades de energía. Ahora 50 vatios, dentro de media hora 500 vatios, un par de minutos después 20 vatios… Pero todo esto no tendría sentido usando una tecnología que consume más luz que la que es capaz de ahorrar.

Blockchain es toda una tecnología, y por tanto puede cambiar, no un producto. Confundirlo con algo estático y cerrado es como confundir la internet con la WWW o esta con Facebook. Es por eso que se trabaja en nuevos protocolos para hacer blockchain más ágil y asequible manteniendo su punto fuerte: la seguridad informática.

CryptoSolarTech, marca España y energías renovables

autoconsumo y energias renovables

También un equipo español, esta vez una empresa, está trabajando en resolver este problema energético. El objetivo de este proyecto es “desarrollando procesos de energía limpia y sostenible para el minado en la red, utilizando los beneficios de la obtención de energía solar en España”. Es decir, eliminar el elevadísimo coste energético y medioambiental de la minería actual de tokens.

Para ello, CryptoSolarTech se instala en Málaga con la mayor granja de minería de criptomonedas con energías renovables de nuestro país. Tiene sentido que usen energía renovable en lugar de térmica o nuclear a la hora de alinear su objetivo con el consumo eléctrico de su día a día. Así, fomentan la energía limpia y la impulsan incluso si no tienen éxito en su tarea.

La iniciativa ha tenido tanto éxito nacional e internacional que la ICO (oferta pública de venta) con la que su criptomoneda CST salió al mercado recaudó 60 millones de euros en dos meses. Pedían 900.000 euros y se vieron completamente desbordados. De Singapur, uno de los países que más invierte en futuro sostenible, viene gran parte de la recaudación.

La energía renovable es el futuro de las smart cities, y la seguridad informática puede granjearnos un modo de hacer real y útil el autoconsumo. Aunque todavía hay trabas tecnológicas o burocráticas, todo parece indicar que en un par de años buena parte estarán resueltas.

Cambiar la energía que produce la pared de nuestra vivienda por un descuento en los impuestos urbanos usando criptomonedas puede parecernos futurista. Pero quizá lo veamos antes de lo que nos imaginamos.

Imágenes | iStock/RaStudio, iStock/Antiv3D, iStock/westcowboy

Relacionados

District Heating o cómo se calienta un barrio entero de forma más sostenible
District Heating o cómo se calienta un barrio entero de forma más sostenible
¿Seremos en el futuro ciudadanos energéticos?
¿Seremos en el futuro ciudadanos energéticos?
Coches eléctricos y energías renovables, un binomio perfecto para el futuro del planeta
Coches eléctricos y energías renovables, un binomio perfecto para el futuro del planeta
Renault ZOE: ficha técnica y todos los detalles
Renault ZOE: ficha técnica y todos los detalles

Comentarios