El 95% de la población mundial vive en áreas con mala calidad del aire

El 95% de la población mundial vive en áreas con mala calidad del aire

La mala calidad del aire convierte al vehículo eléctrico en un actor indispensable en las grandes urbes.

Contaminación y mala calidad del aire se están convirtiendo en un complicado reto a nivel mundial. Según el último informe del State of Global Air del Health Effects Institute (HEI), entidad dependiente de varias instituciones sanitarias y universitarias de relevancia a nivel mundial, el 95% de la población del planeta respira a diario aire que es peligroso para la salud.

Este nuevo estudio ha nacido con el objetivo anual de evidenciar que la contaminación atmosférica es un problema de primer orden que debe ser atajado por las graves consecuencias que causa sobre la salud. Los datos confirman que la calidad del aire ha ascendido hasta la cuarta posición como factor de mortalidad en el mundo, solo por detrás de la alimentación, la presión sanguínea elevada y el tabaco.

6,5 millones de muertes prematuras por la mala calidad del aire

Una de las principales credenciales del informe es el carácter independiente de las organizaciones que lo han promovido. Aparte del mencionado HEI con sede en Boston, han colaborado en su elaboración el Institute for Health Metrics and Evaluation (IHME) que depende de la Universidad de Washington en Estados Unidos y que se ha encargado del ámbito sanitario del proyecto; y de expertos de la Universidad de British Columbia.

La conclusiones del informe determinan que las emisiones derivadas del transporte son uno de los factores principales de esa mala calidad del aire que causa 6,5 millones de muertes prematuras al año en el mundo. Que comiencen a surgir estudios que arrojen una perspectiva real de la problemática es fundamental para atacar de forma directa a los motivos de la contaminación.

En ese sentido, el informe presenta un estudio geográfico en más de 150 países que ilustra situaciones muy diferentes según el punto del globo donde nos centremos. Para esto, se han contrastado datos obtenidos tanto a nivel terrestre como vía satélite. La información recolectada apunta a una situación que está agravándose con el paso del tiempo. Así lo apunta el vicepresidente del HEI, Bob Okeefe:

La brecha entre las zonas más contaminadas y menos contaminadas del planeta se está agrandando año tras año

Descontrol en los países en desarrollo

mala calidad del aire

El informe se ha basado de forma primordial en dos agentes. Por un lado el Ozono (O3) y por otro las PM2,5 (partículas en suspensión de 2,5 micras de diámetro). Los niveles de estos contaminantes, especialmente los segundos, no se han tenido tan en cuenta en las últimas décadas en el estudio de las consecuencias de la contaminación. De hecho, las PM pueden llegar a ser más determinantes a la hora de medir la calidad del aire que el dióxido de carbono (CO2).

Esto es así por el impacto más pernicioso de las PM (particulate matter) y del Ozono sobre la salud humana. La Organización Mundial de la Salud tiene establecido unos límites claros para el Ozono y las PM. Las últimas no deberían sobrepasar concentraciones de 10 μg/m3 de media anual o los 25 μg/m3 de media diaria.

Así, en 2016 se detectaron concentraciones medias de PM2,5 muy alarmantes en países como Bangladesh con 101 µg/m3, en Nepal con 78 µg/m3, en La India o Pakistán con 76 µg/m3 o en China con 56 µg/m3. Hay que tener en cuenta que no se trata de picos concretos de contaminación, sino de medias ponderadas que indican una cierta alarma para la población. Por el contrario, Australia, Brunei, Canadá, Estonia, Finlandia, Groenladia, Islandia, Nueva Zelanda, Suecia y varias islas en el Pacífico son los puntos del planeta donde menos proliferan las PM.

La solución para La India y China es el coche eléctrico

Desde el HEI opinan que el precio del progreso es demasiado caro para aquellos países en los que la prioridad es el crecimiento económico y la mala calidad del aire queda relegada a una posición secundaria en la esfera pública. En ese aspecto, las autoridades de dos gigantes como China y La India son cada vez más conscientes de los riesgos de su crecimiento en términos de contaminación.

Por eso, se están adoptando nuevos planes en los que la electrificación y el coche eléctrico son protagonistas. En La India, por ejemplo, han trazado una hoja de ruta de quince años, dividida en tres fases, que culminará en 2030, año en el que se espera que allí solo se vendan coches eléctricos.

mala calidad del aire

China, por su parte, ya es el país del mundo donde más vehículos eléctricos se venden. Esto es en buena medida debido a que las autoridades han limitado las matriculaciones de vehículos de combustión en puntos clave y forzado a adquirir coches eléctricos en base a unas cuotas.

En este país entienden que la única forma de alcanzar en el futuro cierto grado de sostenibilidad es olvidarse de los combustibles fósiles y abrazar la energía eléctrica. Las tendencias que se viven con la movilidad eléctrica en Asia, y en estos dos países en concreto, hacen pensar que para las próximas décadas este continente pase a liderar la industria de una automoción cada vez más electrificada.

Nuevos aires para las ciudades

Como se está comprobando, el primer paso para atajar los males asociados a la contaminación es reconocerlos y determinar hasta qué punto afectan a cada ciudad. Mientras hay urbes donde los niveles de Ozono son el verdadero problema, en otras ocurre que son otros gases los que son más peligrosos.

En el caso de Madrid, por ejemplo, la alarma han venido dada por el nivel de óxidos de nitrógeno (NOx). Precisamente, desde el HEI señalan que incluirán en su informe las mediciones de este gas a partir del año próximo. A fecha de hoy, además, existen ya numerosas soluciones donde consultar la calidad del aire de la zona en donde nos encontremos.

Es ya un hecho que el paradigma del transporte ha de evolucionar en los próximos años hacia un futuro eléctrico para paliar las consecuencias de la mala calidad del aire. En ese sentido, los males asociados a la contaminación tendrán su remedio solo cuando se vayan adoptando la filosofía de sostenibilidad que proponen las smart cities.

Imágenes | iStock/inacioluc, iStock/PRABHASROY e iStock/Popartic

En Corriente Eléctrica| ¿Eres un runner de ciudad? Consejos para rendir en tu carrera y que la contaminación no te afecte

Comentarios