Plantas en casa para respirar mejor: cuáles elegir y cómo cuidarlas

Cómo llenar tu casa de plantas y respirar mejor

Los seres vegetales pueden ser tus mejores aliados para mantener la buena calidad del aire en tu hogar. Cuidarlas es sencillo si sabes cómo.

Un hogar repleto de verdor es un hogar oxigenado, con un aire en renovación. Porque las plantas, cuando realizan la fotosíntesis, tienen la capacidad de absorber dióxido de carbono y expulsar oxígeno. Por eso —y por las abundantes posibilidades que nos ofrecen en decoración— es altamente recomendable convertirlas en un miembro más de la familia.

Pero las plantas, como nos ocurre a todos, cambian su ritmo por la noche. Dejan de absorber CO2 y comienzan a respirar oxígeno, pues no realizan la fotosíntesis en horas de oscuridad. Esto se traduce en que tu abuela tenía razón con aquello de que “las plantas en el dormitorio te quitan el oxígeno”, pero tiene fácil solución. Bastará con que te apuntes a la ventilación nocturna.

La teoría de la vegetación es buena para mejorar la calidad del aire la tenemos clara, pero no siempre la llevamos a la práctica. Ni en nuestra casa ni en la oficina, donde también, según estudios como este, del departamento de Horticultura de la Universidad Estatal de Washington, es beneficioso rodearse de plantas. Ellas pueden ayudarnos a mejorar la productividad en el trabajo y a reducir el estrés. Ese cactus que tu compañera tiene junto al PC es útil para su salud mental —y no solo para sus fotos que rezan ‘de vuelta a la ofi’—.

Si, en el arranque de este nuevo curso, tu propósito es hacer de tu hogar o espacio de trabajo una zona plant-friendly, has venido al sitio adecuado. Y, si eres de los que siempre acaba con la vida de sus geranios y potos, también tenemos consejos para ti.

plantas en casa para respirar mejor

Consejos para un hogar verde y vivo

Si te planteas adoptar un perro, te plantearás también tus circunstancias vitales: el hogar en el que vives, para que su tamaño sea adecuado; el tiempo que podrás pasar con él; con quién lo dejarás cuando te marches de viaje y no puedas llevarlo, etc.

Con las plantas sucede algo parecido. Aunque no requieren de tanta atención, es importante pensar en si son adecuadas para nuestro hogar. Por ejemplo, conviene elegir la planta en base a la luz interior de las estancias, la frecuencia con la que podremos regarlas y a lo que esperamos de ellas.

Cada planta puede aportar mucho a tu dormitorio, salón y cocina, además de oxígeno. Vayamos a los ejemplos prácticos: para qué puede servirte cada planta, cómo la tienes que cuidar y dónde la puedes colocar. ¿Tienes la regadera a mano?

Malvarrosa o geranio citronela

Esta es una especialmente adecuada para los meses estivales, pues genera un perfume a limón que aleja a los mosquitos. Muy similar a las pulseras que te colocas en la muñeca durante las jornadas de senderismo. Es ideal para las terrazas y los grandes ventanales: necesita de mucha luz y bastante agua, así que será mejor no escatimar con los riegos.

Espatifilo

Esta planta, también llamada Cuna de Moisés, crece en ambientes cálidos y húmedos. Por eso es perfecta para habitar en el baño: sobrevivirá a las duchas de toda tu familia. Su particularidad es que es capaz de absorber agentes contaminantes como monóxido de carbono, benzeno o xileno. Además, está recomendada por la NASA como una de las mejores plantas para limpiar el aire de casa.

Es algo delicada, por lo que hay que evitar colocarla en puntos con corrientes aéreas. Además en verano debemos regarla en abundancia y apartarla de la luz solar intensa. Pero los mimos que hay que darle se ven recompensados: purifica nuestro aire como pocas plantas.

plantas en casa para respirar mejor

Cinta

Una de las plantas aptas para los hogares de aquellos que tengan mala mano con los seres vegetales. La cinta es muy resistente, necesita de poca luz —es capaz de sobrevivir en espacios no muy luminosos—, y no pide demasiada agua. Bastará con regarla una vez a la semana en invierno y una vez cada cinco días, aproximadamente, en verano.

¿Cómo nos agradece estos cuidados? Limpiando el aire con relativa eficiencia. Se suele recomendar para hogares con fumadores. Te ayudará a deshacerte de los malos humos y a respirar mejor.

Sansevieria y ficus

Estas dos son plantas que comparten propiedades: humidifican el aire, lo llenan de oxígeno y neutralizan toxinas. Ambas son fáciles de mantener y muy agradecidas. El ficus crece rápidamente; la sansevieria, al igual que su primo el aloe vera, puede generar oxígeno incluso durante la noche. Eso la convierte en una planta apta para tu dormitorio, a diferencia de otras no recomendadas para esta habitación y que necesitan ventilación nocturna.

plantas en casa para respirar mejor

Helecho rizado

Si vives en una zona seca y echas de menos la humedad, el helecho es tu planta. Además de purificar el ambiente, contrarresta la sequedad. Eso sí, para mantenerlo sano hay que procurar que su suelo esté húmedo y evitar regar el corazón de la planta.

Intenta no colocarlo bajo la luz más directa del Sol o podría enfermar y mostrarse dañado. Si puedes, sitúalo en una zona húmeda como la cocina. Si ya has interiorizado sus tiempos de riego y cuidados, puedes probar a colgarlo desde el techo para crear tu propio jardín colgante, una tendencia al alza en el mundo de la decoración.

Como cualquier ser vivo, las plantas requieren de unos cuidados mínimos, ya sean ficus, orquídeas o cualquier otro inquilino verde. Observar sus cambios y prestar atención a sus hojas y tallos son dos principios de jardinería que puedes tratar de aplicar a diario para velar por su salud. Además, conviene regar las plantas lo justo y necesario: un hogar verde también puede estar al alcance de tu mano (y de tu humidificador).

Imágenes | Unsplash – Brina Blum, Mike Marquez, Paul Hanaoka, Brina Blum 2

En Corriente Eléctrica | ¿Me preocupo por la calidad del aire dentro de casa?

Comentarios