El futuro del vehículo eléctrico: las cuatro claves que van definirlo

Cuatro claves que definen el futuro del vehículo eléctrico

Las ventas de vehículos eléctricos en el mundo aumentarán desde un récord de 1,1 millones en 2017 hasta una cifra de 11 millones en 2025.

Bloomberg New Energy Finance ha publicado la edición 2018 de su Global EV Outlook, un informe donde trata de pronosticar cómo será la adopción del vehículo eléctrico a nivel mundial hasta el año 2040 y cuál será el impacto de esa electrificación en los mercados de la automoción y de la electricidad, así como en el desplazamiento de combustibles fósiles y en la demanda de materiales clave.

El informe de este año incluye también una perspectiva sobre el mercado de los autobuses eléctricos, un ámbito que está creciendo a pasos agigantados a medida que más y más ciudades optan por este tipo de soluciones para combatir la contaminación. Adicionalmente, BNEF ha examinado el número de modelos de coches eléctricos que hay en el mercado y los que están por venir, los posibles riesgos en el suministro de baterías para abastecer la creciente demanda de eléctricos y el impacto que pueda tener este crecimiento en el consumo de combustibles fósiles y materiales específicos.

Crecimiento exponencial con China como dominadora del mercado

Según los datos de BNEF, las ventas de vehículos eléctricos en el mundo aumentarán desde un récord de 1,1 millones en 2017 hasta una cifra de 11 millones en 2025, dando un salto después hasta los 30 millones de unidades vendidas en 2030.

China será el país encargado de liderar esta transición, con unas ventas que representarán casi el 50% del mercado global de vehículos eléctricos en 2025. Un porcentaje que descenderá hasta el 39% en 2030, empujado por otros mercados como el europeo, el estadounidense y el indio.

En cuanto a penetración en el mercado de la movilidad eléctrica, China también liderará el ranking con los vehículos eléctricos representando el 19% de todas las ventas de vehículos de pasajeros en 2025. Le seguirá de cerca Europa con un 14% de penetración y Estados Unidos con un 11%.

Ya en 2040, el 55% de todas las ventas de automóviles nuevos serán eléctricos, con una penetración del 33% de esta tecnología en la flota mundial de vehículos.

futuro del vehículo eléctrico

Paridad de costes con los vehículos de combustión

Este crecimiento exponencial de la tecnología no sería posible sin el abaratamiento de la producción del coche eléctrico. Según las previsiones de BNEF, el precio de compra de los vehículos eléctricos se volverá competitivo sin ayudas públicas a partir de 2024. Hasta el año 2029, la mayoría de los segmentos alcanzarán la paridad de precios gracias a un precio de las baterías que no parará de descender.

Desde que BNEF comenzara a analizar los precios de las baterías de los coches eléctricos en 2010, los precios medios de las baterías eran de 1.000 dólares el kWh. En solo 7 años han alcanzado un mínimo de $209 dólares el kWh, lo que supone una notable caída del 79% en siete años. Al mismo tiempo, densidad energética de las baterías está mejorando en torno al 5-7% por año.

Ante estos datos, se espera que la cantidad de vehículos de combustión (gasolina o diésel) vendidos anualmente comience a disminuir a mediados de la década de 2020, ya que los vehículos eléctricos empezarán a competir fuertemente en su mercado.

La electrificación de los autobuses, más rápida que la de los turismos

La calidad del aire se está convirtiendo en una de las principales preocupaciones en muchos entornos urbanos dadas las implicaciones directas que tiene para la salud. Las emisiones de los motores de combustión interna (sobre todo diésel) son una de las principales fuentes de contaminación en nuestras ciudades, con los óxidos de nitrógeno y las partículas sólidas como causantes de problemas de salud.

En ese sentido, el transporte público eléctrico se está erigiendo como una solución idónea para tratar de sacar el mayor número de vehículos de los centros de las ciudades. Los autobuses eléctricos son una de las formas más eficaces de reducir las emisiones y mejorar la calidad del aire en las ciudades. Ya hay más de 300.000 autobuses en la carreteras a nivel mundial, con China de nuevo como la gran dominadora del mercado. Para muestra, la ciudad de Shenzhen, donde todos los autobuses son eléctricos.

Para 2030, BNEF prevé que el 84% de todas las ventas de autobuses urbanos a nivel mundial sean eléctricas. China ha representado el 99% de las ventas mundiales el año pasado, pero el resto del mundo terminará por seguir sus pasos. Los datos hablan de que para 2040 el 80% de la flotas urbanas de autobuses serán eléctricas, año en el cual habrá 2,3 millones de autobuses eléctricos en las carreteras.

futuro del vehículo eléctrico

Importante descenso en el consumo de petróleo

La rápida expansión de los vehículos eléctricos tiene un efecto directo sobre el consumo de petróleo. De cumplirse la previsión de que en 2040 más del 50% de las ventas serán de vehículos eléctricos, estaríamos hablando de una reducción del consumo de petróleo de 7,3 millones de barriles diarios.

Dado que la gasolina es el combustible más utilizado por los vehículos ligeros a nivel mundial, el 94% de esta reducción de consumo correspondería a este combustible. Por su parte, un 5% correspondería al diésel, principalmente en las carreteras europeas, donde es más popular. Adicionalmente, se espera que los vehículos eléctricos para transporte de pasajeros y la movilidad inteligente puedan disminuir el consumo otros 60.000 barriles de petróleo diarios.

China de nuevo liderará este descenso en el consumo de petróleo con casi 2,5 millones de barriles de petróleo diarios menos, seguida por Estados Unidos y Europa con 2,3 y 1,1 millones respectivamente.

futuro del vehículo eléctrico

Conclusiones

Ante esta situación, los fabricantes no pueden esperar si quieren estar bien posicionados en la revolución que se avecina. La mayoría de ellos han hecho planes muy agresivos para electrificar sus coches en los próximos 10 años. Según las previsiones, la cantidad de vehículos eléctricos disponibles en el mercado pasará de los 155 modelos actuales a 289 en el año 2022.

La cuota de vehículos eléctricos en la ventas globales de automóviles es todavía pequeña, por debajo del 2% en la mayoría de mercados. Sin embargo, cada vez son más países los que superan ese porcentaje y viendo las previsiones, se avecinan años con grandes cambios en el sector. Sí, aún hay desafíos por superar, pero una cosa es clara: el futuro de la movilidad es eléctrico.

Fuente: Bloomberg NEF

Comentarios