El primer taxi autónomo es un Renault ZOE - Corriente Eléctrica

El primer taxi autónomo es un Renault ZOE

En esta experiencia, se ha modificado un Renault ZOE para convertirlo en un taxi 100% autónomo

El automóvil del mañana será autónomo, motor eléctrico sin emisiones y conectividad permanente a Internet, según el fabricante mundial de piezas y componentes automovilísticos Bosch. En los últimos años, tanto empresas de tecnología como de automoción han descubierto en el coche eléctrico y autónomo el futuro del automóvil.

Si el eléctrico ya es una realidad con productos como el ZOE, con el mismo modelo se ha desarrollado un prototipo en el que no es necesario que el conductor tome los mandos para que nos lleve al destino, ni siquiera que esté presente en el habitáculo.

Renault Zoe taxi autónomo eléctrico

 

El distrito financiero One North de Singapur, su primer destino

Hace la friolera de 63 años el escritor Isaac Asimov narraba en su obra “Sally” un futuro, concretamente en 2.057, los únicos vehículos en recorrer las calles serían aquellos sin conductor. Parece que esa predicción puede convertirse en realidad antes de lo previsto si nos atenemos a lo que ha ocurrido en Singapur, donde seis taxis circulan de manera autónoma y con pasajeros reales en One North, uno de los principales distritos financieros de la ciudad.

Entre los que sirvieron de prototipo, se encontraba el Renault ZOE, que había sido convenientemente modificado para llevar a cabo tan emocionante aventura.

La empresa desarrolladora de este proyecto es la norteamericana nuTonomy, filial del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) , que pretende normalizar el acceso a los vehículos sin conductor, en este caso prestando un servicio público.

Este modificado ZOE recurre a un equipo de detección Lídar, un sistema que se sirve un emisor láser y de un radar para medir la distancia existente el emisor láser y el objeto, empleando un haz láser pulsado. También se sirve de dos cámaras en el panel de control para detectar obstáculos y señales luminosas, además de seis sensores con luz delante y a los lados, para entender todo lo que sucede en su entorno y poder tomar una decisión.

Renault Zoe taxi autónomo eléctrico

 

Funcionamiento por prioridades

La principal diferencia respecto a otros coches autónomos radica en el software empleado por nuTonomy, según Doug Parker, desarrollador del proyecto, concretamente en la configuración de los sensores, cámara láser y escáner.

Este particular Renault ZOE se rige por una serie de reglas que ha asimilado de forma jerárquica. De esta manera, el coche sabe cuándo tiene que romper una para dar prioridad a otra con mayor relevancia.

Dos son las normas principales: mantener la velocidad y después, mantenerse en línea con respecto a otros coches. “Como mantener la velocidad es la más importante, si un coche va más despacio y tenemos que adelantarlo, nuTonomy viola la regla de mantenerse en línea porque es menos relevante”, explica Parker.

De momento, el servicio de pruebas se limita a seis kilómetros cuadrados de carreteras públicas del mencionado distrito financiero y no se encuentra abierto a cualquiera. El usuario tiene que ser invitado a través de un programa de invitaciones para residentes, que le da acceso mediante la aplicación móvil gratuita para solicitar el servicio de este taxi eléctrico.

Automáticamente aparece el taxi, que conoce a la perfección las calles del distrito por donde se mueve, pues incorpora toda la tecnología necesaria para interpretar elementos móviles, obstáculos y señales de tránsito. En esta primera etapa inicial, el mencionado servicio de taxi se encuentra circulando con un ingeniero sentado detrás del volante, quien se encarga de controlar el sistema y tomar el control si es necesario.

La idea por parte de nuTonomy es montar la infraestructura necesaria para el sistema de taxis autónomos funcione en 2018.

Imágenes de nuTonomy

Comentarios