El coche eléctrico para dos generaciones - Corriente Eléctrica

El coche eléctrico para dos generaciones

«Compré el ZOE porque me dejaron probarlo 24 horas […] Cuando decidí cambiar de coche, me fui directamente a comprarlo»

Jorge Cobo, padre de Álvaro, le compró a este un Renault Twizy para que tuviese, con 16 años, más autonomía. Cuando tuvo que comprarse un turismo no lo dudó y se compró un Renault ZOE. Ahora ambos se intercambian con frecuencia el vehículo en función de las necesidades del día a día.

Twizy más ZOE, el tándem perfecto

En muchos de los hogares españoles tenemos dos vehículos, en algunos hasta tres. Turismos, por supuesto, cada uno con sus cuatro o cinco plazas incluso cuando en la mayoría de los desplazamientos conducimos solos. Jorge y su hijo Álvaro se han dado cuenta de que con un vehículo pequeño biplaza y un turismo ven cubiertas sus necesidades de movilidad.

Mientras que el ZOE dispone de mucha más autonomía con la batería llena y permite desplazar más personas y carga, el Twizy es ideal para trayectos más cortos en los que no necesitemos ir acompañados, siendo mucho más seguro y cómodo que una moto. Al final, Jorge opta muchos días por coger el Twizy para ir a trabajar (quizá después de que Álvaro le robe el ZOE para acudir a clase).

Gasolineras en todos los enchufes

La supuesta falta de autonomía de los vehículos eléctricos resulta en la práctica una de sus grandes ventajas. Si hace cincuenta años uno hubiese dicho que tendríamos nuestras propias gasolineras en casa le habrían tachado de loco, pero es precisamente eso lo que ocurre en el día a día de los usuarios del vehículo eléctrico.

Si en algún momento nos damos cuenta de que nos queda poca batería, bien porque somos del tipo aventurero o porque nos hemos distraído, siempre vamos a tener un enchufe cerca. ¿En qué parte de tu ciudad no tienes un enchufe? Como dice Álvaro en el vídeo: “…a mí me han sacado una regleta de la cocina para cargar el coche”.

https://www.youtube.com/watch?v=YCLk3eM8CBo&feature=youtu.be

Volver a un motor de combustión es perder calidad de vida

La gente que ha probado un coche eléctrico sigue insistiendo: una vez que pruebas un motor eléctrico, no vuelves al motor de combustión interna. El motivo por el que gran parte de los compradores termina adquiriendo un vehículo eléctrico es porque existen concesionarios que te dejan conducirlos para probarlos. Una vez que los has probado, no quieres otro coche.

Cambiar de un ZOE a un equivalente en gasolina o diésel es volver a un mayor gasto mes a mes en combustible, volver a los humos, volver a perder más dinero en mantenimiento. Eso sin mencionar la conducción. ¿Volver a un vehículo del que oyes las vibraciones del motor nada más arrancar?

Comentarios