Renault EZ-PRO: el concept autónomo, robotizado y eléctrico - Corriente Eléctrica

Renault EZ-PRO: así es el concept eléctrico, autónomo y robotizado que revolucionará el reparto de última milla

El reparto de última milla tiene cada vez más relevancia en las ciudades. Concepts como el EZ-PRO dibujan su futuro

En el Salón de Ginebra 2018 de principios de año Renault presentó su EZ-GO, un concept  llamado a transformar la movilidad del ciudadano. Ahora, en el Salón del Automóvil de Hannover, ha presentado el EZ-PRO, un nuevo concept 100 % eléctrico, conectado, autónomo y compartido que se adelanta a las necesidades de las ciudades futuras, las smart cities. El EZ-PRO está destinado al transporte y el reparto de paquetes en ciudad, haciendo más sostenible y ágil lo que se conoce por reparto de “última milla” o “último kilómetro”.

 

¿Por qué las ciudades necesitan un vehículo como el EZ-PRO?

El crecimiento del reparto de última milla ha explotado en las ciudades de todo el mundo. El boom del comercio electrónico, las compras online, hacen que cada vez tengamos más entregas a domicilio o a la oficina. Y los números hablan por sí solos:

  • Crecimiento del 30%: el tráfico en las ciudades debido este reparto, según Laurens van den Acker, ejecutivo de diseño corporativo del grupo Renault.
  • Crecimiento del 40%: la polución debida a estas entregas, según Javier Esquillor, experto en ciclologística y última milla.
  • Crecimiento del 50%: el coste de la última milla en la entrega del paquete, según el informe ‘The future of last mile’ (McKinsey).

Con estos datos, y sabiendo que Correos Express ha cerrado el primer semestre de 2018 con un crecimiento del 23% o que Amazon Locker se instala cada vez en más ubicaciones, resulta evidente que necesitamos un cambio en el reparto de última milla para reducir la contaminación en las ciudades a la vez que minimizamos el tráfico en las mismas.

Recientemente Renault incorporaba en su gama ZE el furgón Master en su versión 100% eléctrica, una opción ya real que hace más sostenible el reparto en la ciudad. Ahora da un salto vertiginoso hacia el futuro con el concept EZ-PRO, un vehículo autónomo modular en varios niveles: modular en el tipo de cabina y en el número de coches en el convoy que forman estos vehículos. Se ha diseñado para que de una respuesta óptima al problema actual del reparto de última milla que colapsa y contamina las ciudades. Pero, ¿cómo funciona?

¿Qué ofrece el concept EZ-PRO frente al transporte actual?

Imaginemos la siguiente situación, a priori corriente: durante la tarde de ayer, cientos de usuarios hicieron pedidos online y esperan recibirlos hoy. A primera hora del día, en un almacén a las afueras de la ciudad, varias plataformas de EZ-PRO avanzan hasta el lugar donde se les incorporará el módulo superior. Una de esas plataformas –que incluye las ruedas, el sistema de control y navegación autónomo, el motor y la batería– es incorporada mediante tirantes a un módulo de carga. Este puede ir ya completo con las entregas, o estas pueden ser introducidas a posteriori, como si de una furgoneta clásica de reparto se tratase:

 

Renault EZ-PRO

Pero queda muy lejos de una furgoneta tradicional. Es interesante destacar cómo esta modularidad hace que las plataformas del EZ-PRO aumenten considerablemente la versatilidad. Por ejemplo, si una de estas plataformas calcula que se quedará sin batería en mitad de la ciudad, otra de ellas puede suplirla mientras la primera carga.

Una de esas bases transportará la cabina en la que irá el repartidor. Y una vez cargada toda la paquetería de nuestro ejemplo de reparto, un convoy autónomo y de cero emisiones sale del almacén en dirección a la ciudad:

Renault EZ-PRO

Lo interesante de este modo de reparto es que varios de los módulos pueden conducir de forma completamente autónoma y repartir aquellos paquetes cuyos destinatarios se encuentran a la espera y presentes, como ocurre en los comercios. Para los paquetes que requieran entrega personal, el operario que va en el módulo de la cabina será el encargado de repartirlos. También será quien se encargue de la supervisión de lo que puedan surgir, o de resolver las dudas de los usuarios.

A medida que los módulos de carga se van quedando con espacio libre, ponen sus armarios bajo llave a disposición de los vecinos de la zona. “¿Algún paquete o carta que enviar? Nosotros la recogemos por ti”, avisan, reduciendo considerablemente el uso de la calzada y haciendo más fluido el tráfico. Este es un punto clave.

Una atención personalizada, y personalizable

Por supuesto, esta propuesta es un concept futurista, ya que aún hay que resolver multitud de problemas técnicos, mayoritariamente de carácter burocrático. Es decir, en las ciudades aún no se puede liberar una flota de vehículos autónomos y se requiere la aprobación del gobierno local, autonómico o nacional. Dicho esto, la capilaridad del reparto de última milla necesita este tipo de soluciones, personalizadas y personalizables.

Como clientes de un servicio de reparto online podremos elegir dónde y cuándo recibir el paquete. E incluso modificarlo durante el día si nos surge algo importante, y la programación del convoy o coche robótico que nos trae la carga podrá optimizar la ruta de reparto y recogida en base a nuestra actividad, el estado del tráfico o la demanda del resto de paquetería. Además, podremos seguir la carga y recibir avisos de que esta llega.

Este tipo de vehículos autónomos pueden hacer algo que los sistemas de reparto actual son incapaces de hacer. Por ejemplo, al final de la jornada varios de estos vehículos robóticos han repartido prácticamente todos sus paquetes, pero siempre sobra alguno. Además, han ido recogiendo paquetería durante el día. ¿Qué hacer con toda esa carga?

Renault EZ-PRO

En el sistema de última milla tradicional, la carga se lleva a un centro de clasificación, aumentando mucho las horas de trabajo de los empleados, consumiendo energía (o peor, combustible) y retrasando la entrega del paquete. Con este tipo de sistema, varios convoyes podrían quedar en un punto estratégicamente calculado y el operario intercambiará varios de los paquetes entre ellos.

Así, cada “tren” de vehículos robóticos se dirigirá al lugar óptimo en base a la carga, ahora agrupada, que llevan. Si lo vemos como utopía es porque esta solución tecnológica aún no ha llegado a las ciudades, pero se la espera de la mano de vehículos como el EZ-PRO.

 

Imágenes | Prensa Renault

Relacionados

El Renault EZ-GO es la gran sorpresa del Salón de Ginebra 2018
El Renault EZ-GO es la gran sorpresa del Salón de Ginebra 2018
La inteligencia artificial dentro y fuera del coche revolucionará la movilidad tal y como la conocemos
La inteligencia artificial dentro y fuera del coche revolucionará la movilidad tal y como la conocemos
La última milla quiere ser verde: el coche eléctrico en el reparto de paquetería
La última milla quiere ser verde: el coche eléctrico en el reparto de paquetería
Así ayudan las smart cities a los ciudadanos mayores
Así ayudan las smart cities a los ciudadanos mayores

Comentarios