Revolución en las baterías: aumento de la capacidad y funcionalidades

La revolución de las baterías nos ayudará a ser más sostenibles

En el año 2050, la energía solar y eólica serán las responsables del 50% de la generación eléctrica mundial. Y las baterías tendrán mucho que ver.

La electricidad tiene la ventaja de poder ser generada a cientos de kilómetros, transportada por líneas y finalmente transformada en otros tipo de energía (movimiento, calor, luz…), pero tiene una desventaja que lleva años tratando de ser solucionada: no hay forma de almacenarla a gran escala. De hecho, electricidad que consumimos en nuestras empresas y hogares ha sido generada en ese mismo momento en una central eléctrica de alguna parte del país.

Es verdad que almacenar energía eléctrica a pequeña escala no supone mayores problemas. De hecho, es algo que encontramos fácilmente en nuestro día a día: pequeñas baterías de dispositivos electrónicos, baterías de arranque de los coches de combustión… o en las baterías de los coches eléctricos. Sin embargo, históricamente, la única forma de almacenar energía a cierta escala ha sido las centrales de bombeo, que consisten en bombear agua hasta una altura concreta —convirtiendo la electricidad en energía potencial— para después ser turbinada igual que en una central hidroeléctrica convencional.

En los últimos años, el mundo está asistiendo al comienzo de lo que será una revolución en el sector de la energía tal y como lo conocemos. Al imparable crecimiento de las energías renovables se está sumando ahora el auge del coche eléctrico. Y lo cierto es que se trata de una gran noticia para todos, ya que son dos industrias que se retroalimentan.

Las energías renovables dominarán el futuro de la electricidad y para eso necesitamos al almacenamiento eléctrico

El informe New Energy Outlook 2018 de Boomberg New Energy Finance prevé que, en el año 2050, la energía solar y eólica sean las responsables del 50% de la generación eléctrica mundial. Esta cifra se alcanzará gracias a la brutal caída de costes que está teniendo la tecnología de generación renovable, pero también gracias a la llegada de baterías más capaces y más baratas que permitirán almacenar una electricidad que, dada la naturaleza de su origen, es intermitente.

El informe de BNEF resalta la importancia que tendrá la caída de costes de las baterías en el mix de generación eléctrica del futuro. Según las predicciones de BNEF, las baterías de iones de litio —que ya han tenido un descenso en el precio del 80% desde 2010— seguirán bajando durante los próximos años. Pero, ¿a qué se debe esta bajada de precio?

El motivo de este dato es debido a la evolución del vehículo eléctrico. Cuando una tecnología baja de precio puede hacerlo de dos maneras. La primera, gracias al desarrollo tecnológico y la obtención de nuevos materiales o diseños que permitan reducir la utilización de los mismos. La segunda, es la economía de escala. Cuanto más volumen se fabrica de una tecnología, más fácil es conseguir un precio ajustado.

Aquí es donde entra el coche eléctrico. Gracias su desarrollo, en los próximos años la demanda de baterías aumentará de forma espectacular. Eso hará que los fabricantes de baterías puedan ir a mayores volúmenes, lo que a su vez permitirá desarrollar la economía de escala y conseguir precios más baratos.

Baterías de Renault ZOE

Con unas energías renovables que serán la forma más barata de generar electricidad y unas baterías que también sufrirán una importante reducción de precio, la generación de electricidad en centrales convencionales tendrá una alternativa sólida. Bastará con instalar centrales solares y parques eólicos que vayan acompañados de grandes sistemas de baterías capaces de almacenar la energía en momentos de mucha producción y verterla a la red cuando sea necesario.

A esas baterías a gran escala habría que sumarle aquellas que se instalarán en el ámbito doméstico. Según Seb Henbest, uno de los autores principales del informe de BNEF: “Prevemos 548.000 millones de dólares invertidos en sistemas de baterías para 2050, dos tercios de ellos a nivel de red y el tercio instalado detrás aguas abajo de los contadores en hogares y empresas.”

Y añade: “La llegada de almacenamiento eléctrico barato significará que será cada vez más fácil ajustar la producción de electricidad eólica y solar, de modo que estas tecnologías puedan ayudar a satisfacer la demanda incluso cuando el viento no sopla y el sol no brilla. El resultado será que las energías renovables se comerán cada vez más el mercado existente de carbón, gas y nuclear“.

La generación mediante energías renovables, imparable

Las previsiones sobre el aumento de la generación renovable son realmente espectaculares. Según el New Energy Outlook 2018, se invertirán 11,5 billones de dólares en nuevas centrales de generación entre 2018 y 2050, de los cuales 8,4 billones irán a aparar a la energía eólica y solar y 1,5 millones a otras fuentes de energía libres de emisiones como son la hidráulica y la nuclear.

Esta inversión multiplicará por 17 la potencia solar fotovoltaica instalada en el mundo y lo hará por 6 con la eólica. Además, se estima que el coste de la energía solar bajará un 71% adicional para 2050, mientras que el de la energía eólica onshore lo hará en un 58%. Todo ello teniendo en cuenta que estas dos tecnologías ya han visto como su coste descendía un 77% y un 41% respectivamente entre 2009 y 2018.

El gran perjudicado será sin duda el carbón, que verá como su uso desciende un 56% entre 2017 y  2050, mientras que el consumo de gas aumentará un 14% debido a su uso como respaldo de las energías renovables. La principal consecuencia de esta evolución es que las emisiones del sector de la electricidad aumentarán un 2% desde 2017  el máximo en 2027, para caer después 38% hasta 2050. Aun así, de cumplirse las previsiones, todavía significaría que la electricidad no cumplirá su parte del esfuerzo para mantener los niveles mundiales de CO₂ por debajo de las 450 partes por millón, el nivel considerado por el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre Cambio Climático para limitar el aumento de las temperaturas a menos de dos grados Celsius.

Imágenes | Renault

En Corriente Eléctrica | Una gran noticia para el coche eléctrico: España instalará 8.000 nuevos megavatios renovables

Relacionados

¿De dónde procede la energía para recargar tu coche eléctrico? En el 2016, el 41,1% de renovables
¿De dónde procede la energía para recargar tu coche eléctrico? En el 2016, el 41,1% de renovables
¿Qué tipos de baterías existen en los coches eléctricos?
¿Qué tipos de baterías existen en los coches eléctricos?
¿Cuánta electricidad hace falta para que todos los coches de España sean eléctricos?
¿Cuánta electricidad hace falta para que todos los coches de España sean eléctricos?

Comentarios