Los hoteles de Madrid, a la vanguardia de la recarga eléctrica - Corriente Eléctrica

Los hoteles de Madrid, a la vanguardia de la recarga eléctrica

El brazo tecnológico de los hoteles madrileños se une a favor de la movilidad responsable

Los conductores de vehículos eléctricos tenemos una buena noticia. Se ha firmado un acuerdo para instalar puntos de recarga eléctrica en hoteles de la Comunidad de Madrid. En una nota de prensa del Instituto Tecnológico Hotelero (ITH) se han mencionado los 300 hoteles suscritos en esta comunidad.

Imaginemos lo que puede suponer para la movilidad eléctrica el contar con entre 300 y 600 puntos de recarga eléctrica más (entre uno y dos por hotel suscrito). En la actualidad, la Comunidad de Madrid tiene 424 contabilizados en Electromaps, por lo que en la práctica supone doblarlos. Tanto hoteles como ciudadanos ganan.

Un convenio para instalar puntos de recarga en hoteles

En la nota de prensa del ITH aparecen algunos datos interesantes. En primer lugar que hay 300 hoteles de la Comunidad de Madrid suscritos al ITH. Pero hay 1.050 hoteles repartidos por la región, por lo que el número de plazas puede ser todavía mayor. Si bien es cierto no todos los hoteles tienen parking.

Otro conjunto de datos interesantes viene de la electrificación actual de los hoteles. Según Pedro Rollán, consejero de Medio Ambiente, Administración Local y Ordenación del Territorio, “hasta la fecha son 32 los hoteles de la región que cuentan con puntos de recarga, generalmente con dos puntos por hotel”.

32 hoteles electrificados de 1.050 existentes (3%) pueden parecer pocos. Sin embargo, comparados con el número de garajes comunitarios electrificados es una fracción representativa. Más si tenemos en cuenta el segundo dato: dos puntos agregados por hotel.

El compromiso no ha caído en saco roto, y en el momento de su anuncio ya se han confirmado varios puntos instalados de recarga. Los hoteles Claridge y Jardines de Sabatini han instalado cuatro puntos en total, dos cada hotel. En otras palabras, la voluntad de dos hoteles del ITH casi ha aumentado un 1% la oferta de plazas de recarga eléctrica en la comunidad. Y la red eléctrica puede soportar un crecimiento mucho mayor de puntos de recarga.

¿Qué ganan los hoteles con esta acción?

coche eléctrico en hoteles

Instalar un punto de recarga doméstico como la WallBox es realmente fácil y bastante asequible. Pero instalar un punto de recarga público, especialmente si se encuentra a la intemperie y es accesible tanto para una comunidad cerrada (clientes del hotel, vecinos) como para una comunidad abierta, es otro cantar.

Factores como la impermeabilización a lluvia, el hacer fácil la forma de pago o los mecanismos antivandálicos han de ser tenidos en cuenta, entre otros. Eso, sumado a una potencia mucho mayor, hace que el coste de instalación se dispare. ¿Qué ganan los hoteles instalando puntos de recarga?

Se convierten en un imán del turismo responsable. Buena parte de los compradores de vehículos eléctricos están altamente concienciados con el medioambiente. Esto supone que cuando buscan opciones de ocio las buscan limpias o de bajo impacto. Aunque la electrificación de la movilidad todavía es baja, no se debe subestimar el impacto de estos clientes.

Puesta en valor de su parking. El contar con un parking electrificado va más allá de atraer a clientes de hotel con mentalidad sostenible. También implica el poder alquilar y revalorizar el espacio de parking. A menudo este activo inmovilizado no tiene un beneficio elevado. Por ejemplo, en periodo de baja ocupación hotelera poder rentabilizar el parking supone un ingreso extra.

Las codiciadas cinco estrellas. Hay un marcador clave para los hoteles: el número de estrellas. Estas se consiguen gracias a la calidad y a los servicios ofrecidos. En Reino Unido la quinta estrella se consigue solo si el hotel sirve el té de la tarde, y en Francia solo si el hotel incluye servicio de masajes. Quizá pronto una exigencia para la quinta estrella sea un parking con puntos de recarga.

coche eléctrico en hoteles

 

Ver un vehículo eléctrico, la mejor campaña de marketing

Imaginemos por un instante que los 1.050 hoteles registrados de la Comunidad de Madrid han incluido al menos un punto de recarga por hotel. Sin duda una declaración de intenciones. Una inversión de esas características llama la atención de cara a la prensa. Un sector tan fuerte como el hotelero en Madrid se posiciona a favor de cielos limpios y respirables. Lógico, en cierto modo, ya que defienden la posibilidad del turismo a largo plazo. O, dicho de otro modo, turismo sostenible. ¿Qué turista quiere viajar allí donde el cielo es gris? ¿Qué ocurre si se unen otros sectores?

coche eléctrico en hoteles

Los centros comerciales y grandes superficies hace tiempo que (por ley, ITC BT 52) se han unido a la movilidad sostenible. Si accedemos a un parking público con más de 40 plazas, al menos una de cada 40 ha de incluir un punto de recarga. Pero hay otros sectores con plazas en abundancia. En el sector público encontramos universidades, bibliotecas, polideportivos, entre otros.

También fomenta otra gran campaña de marketing hacia el usuario final. Más puntos de recarga eléctrica en las calles implica un mayor uso por parte de usuarios de vehículo eléctrico. Y esto implica más vehículos eléctricos visibles en las calles, “repostando” con el cable dentro del morro.

La simple imágen de vehículos cargando a pie de calle ayuda a los más escépticos a comprender que es un tipo de movilidad viable. Que no quedan 10 o 20 años para que se convierta en una opción. La movilidad eléctrica no es del futuro, sino del presente, y ver este tipo vehículo instalado en la ciudad ayuda a generar un impacto en la buena dirección.

En Corriente Eléctrica | Siete hoteles espectaculares donde podrás cargar tu coche eléctrico

Imágenes | iStock/Serenethos, iStock/Irina274, iStock/Naypong

 

Comentarios