Movilidad disruptiva: ¿qué cambios traerá el coche autónomo a nuestra sociedad? - Corriente Eléctrica

Movilidad disruptiva: ¿qué cambios traerá el coche autónomo a nuestra sociedad?

Las tecnologías disruptivas, como la movilidad autónoma, cambiarán buena parte de nuestra economía y ciudades

Christian Ledoux, Director de la Alianza Servicios de Movilidad entre Renault, Nissan y Mitsubishi, comentó en el Salón de París 2018 que “En 2022 ya habrá robotaxis autónomos operando en las ciudades”. Hablaba de modelos como el EZ-GO y EZ-PRO que, más que coches, son vehículos cargados de una tecnología disruptiva con impacto en una gran cantidad de sectores.

La tecnología disruptiva es aquella que no solo cambia o acelera los negocios anteriores, sino que los vuelve obsoletos. El vehículo a motor hizo que el negocio del transporte en caballo desapareciese, y con ello modificaron sectores como el agrícola o la construcción. Cuando la movilidad autónoma sea una realidad, ¿qué sectores se verán afectados? Avanzamos unas décadas en el futuro para verlo.

¿Un futuro de trasteros obsoletos?

Hace más de año y medio os hablábamos del proyecto NEXT TWO de Renault, iniciado en 2014. La idea es hacer una gama de vehículos Renault ZOE 100% autónomos, y 2020 es la fecha de lanzamiento según Carlos Ghosn, presidente de Renault. No es, ni de lejos, el único fabricante que se suma a la movilidad autónoma. Tampoco la única marca.

Alphabet, la empresa madre del conocido buscador Google, lanzó su startup de movilidad autónoma Waymo en el temprano 2009. Actualmente tiene 80.000 pedidos de su flota de vehículos autónomos. En menos de un año circularán por los Estados Unidos, quizá cerrando trasteros. Ese no es el objetivo de Waymo, pero podría ser la consecuencia de una flota de coches autopilotados.

movilidad disruptiva y autónoma

En la misma entrevista en París, Christian Ledoux comentó las consecuencias de la automatización. “Creemos que el futuro de la movilidad es eléctrico, compartido y conectado”, y esto implica que el número de vehículos caerá en picado en entornos urbanos. Se estima que el vehículo privado pasa aparcado el 95% del tiempo, algo que con la movilidad autónoma no ocurrirá.

Cuando el vehículo te lleva a donde tienes que ir y se marcha él solo a por el próximo cliente o recargar, no ocupa espacio en la acera. Tampoco en garajes o parkings. Si una gran ciudad reduce a un quinto su flota (podría bajar aún más si las flotas están optimizadas), el precio del suelo para aparcamiento se desplomará. ¿Qué haremos con todas esas plazas?

A las plazas en calle, zona SER incluida, podrían reconvertirse en aceras que aumenten el área peatonal y den más espacio a los comercios a pie de calle, terrazas incluidas. Sin embargo, sobrarán plazas de aparcamiento incluso si buena parte de ellas acaban reconvertidas en trasteros, afectando a su precio.

Los aparcamientos tendrán que renovarse

garajes movilidad disruptiva

Centros comerciales, comunidades de vecinos, aeropuertos… Si la movilidad autónoma se hace realidad en unas décadas, y todo parece indicar que así será, tendremos que replantearnos una gran cantidad de espacios. Aunque también hay una oportunidad de negocio importante. La movilidad del futuro es eléctrica además de autónoma, y necesitan puntos de recarga.

El gestor de carga ha sido durante unos años una figura compleja, pero se busca flexibilidad la burocracia asociada y hacer posible que este rol aumente. La idea es hacer que cualquier parking pueda ofrecer servicios de carga, un punto clave y necesario para que la movilidad autónoma sea una realidad. Algunas superficies ya se adaptan a este futuro y ya ofrecen este tipo de servicios.

Podría volver el ocio en la calle, un cambio cultural

Hace décadas los niños jugaban en la calle de sus pueblos. Con el crecimiento de las ciudades dejaron de hacerlo porque, literalmente, se quedaron sin espacio. La movilidad autónoma es disruptiva porque afectará a factores tan dispares como los trasteros personales, centros comerciales y cultura urbana. Si hay más espacio en la calle, ¿por qué no iban mis hijos a jugar en ella a la pelota?

vehiculo autonomo movilidad disruptiva

Este concepto se ve reforzado gracias al avance de los sistemas de seguridad embebidos en cada vez más vehículos. Un robotaxi autónomo que circule por una calle en la que se juegue un partido, detectará a los jugadores y frenará a tiempo para evitar cualquier posible colisión.

Los humanos somos algo más torpes y, por lo tanto, menos fiables. Dado que esta tecnología ya existe y es una realidad, es probable que los ciudadanos recuperemos las calles de las ciudades, haciéndolas más inclusivas.

Unas profesiones suben, y otras bajan

Hemos hablado arriba de cómo los gestores de carga se multiplicarán. Es probable que, como vecinos de una localidad, podamos alquilar nuestra plaza de garaje con punto de recarga a una marca que, como Zity, disponga de una flota de vehículos eléctricos (esta vez sin conductor), y que por ello recibamos una renta.

Los servicios de restauración, al disponer de más espacio en calle para sus terrazas, son otros de los ganadores con el cambio de movilidad, así como en líneas generales los proyectos relacionados con el ocio, la cultura y el deporte urbano. En teoría, actualmente está prohibido correr por las aceras, pero cuando estas tengan cinco metros de media, los runners podrían cubrir las ciudades.

El transporte de última milla también se verá afectado y dejará de colapsar las calles de la ciudad con furgonetas en doble fila. Las entregas a domicilio han aumentado en los últimos años y se espera que sigan creciendo. Con más espacio en la calzada para detenerse unos minutos, el resto del transporte será más fluido. Pero también habrá sectores que se resientan.

vehiculo autonomo movilidad autonoma disruptiva

El 29 de noviembre de 2017 los taxistas españoles hicieron huelga contra Uber y Cabify. Unos meses antes, los taxistas y conductores de Uber y Cabify de Nueva York se manifestaban juntos en contra del vehículo autónomo. La diferencia es abismal: si las VTC españolas siguen creciendo, el taxi ganará competidores; pero si el vehículo autónomo despega, ser conductor será vintage en unas décadas.

Si imaginamos un futuro en el que no hay accidentes, un gran número de profesiones dejarán de tener sentido o cambiarán radicalmente. Talleres de reparación, aseguradoras, autoescuelas, centros de salud para hacer psicotécnicos, etc.

La movilidad autónoma impulsará el vehículo eléctrico

Todo lo planteado en este artículo son, por supuesto, hipótesis construidas dentro de un posible marco futuro en el que los vehículos conducen solos. Pero construcciones sólidas según entendemos la tecnología presente y su proyección. A las pocas barreras técnicas que quedan por salvar hay que sumar las burocráticas y las éticas.

De modo que, aunque la tecnología autónoma esté disponible para 2020 (queda un año), es posible que hasta dentro de unas décadas no la veamos. De lo que podemos estar seguros es de que si los robotaxis se hacen reales, el cambio será enorme.

Como tecnología disruptiva no solo afectará a la movilidad urbana e interurbana. También cambiará nuestras pautas de movilidad, impulsará la movilidad eléctrica en sus nuevas flotas, liberará a la ciudad de las boinas de contaminación, fomentará el uso social de la calle y cambiará una gran cantidad de negocios gracias a ello.

Imágenes | iStock/JackF, iStock/bwancho, iStock/Torsakarin, iStock/Violetastock, iStock/aquatarkus

Relacionados

El Renault EZ-GO es la gran sorpresa del Salón de Ginebra 2018
El Renault EZ-GO es la gran sorpresa del Salón de Ginebra 2018
Renault EZ-PRO: así es el concept eléctrico, autónomo y robotizado que revolucionará el reparto de última milla
Renault EZ-PRO: así es el concept eléctrico, autónomo y robotizado que revolucionará el reparto de última milla
El coche del futuro será eléctrico y autónomo. Tenemos la prueba
El coche del futuro será eléctrico y autónomo. Tenemos la prueba
Así es Asesoría Coches Eléctricos: los concesionarios del futuro no solo venderán coches
Así es Asesoría Coches Eléctricos: los concesionarios del futuro no solo venderán coches

Comentarios