El coche eléctrico será clave en el Plan Nacional de Calidad del Aire

El Plan Aire 2017-2019 impulsará la movilidad eléctrica como aliado esencial en la lucha contra la contaminación

Preservar la calidad del aire, sobre todo en las ciudades, se ha convertido en una prioridad de primer orden. Ya no es solo una cuestión de las zonas más industrializadas del globo, sino que el ritmo que marca el progreso está provocando situaciones complicadas con la contaminación atmosférica en todo el planeta. Así es como han aparecido dentro de la hoja de ruta de los gobiernos programas específicos que combaten estas situaciones. En el caso de España, el esfuerzo se concentra en la consolidación del Plan Nacional de Calidad del Aire (Plan Aire).

Este posee una esencia doble: por una parte se pretende analizar y disminuir la presencia de agentes tóxicos y contaminantes en nuestra atmósfera. Por otra, el plan contempla una serie de medidas para contrarrestar los cada vez más famosos episodios de contaminación urbana. El vehículo eléctrico forma parte importante de las propuestas desveladas.

El nuevo Plan Aire 2017-2019 está a punto de entrar en vigor para dar continuidad al Plan Aire 2013-2016. Con el mismo se tratará de seguir la tendencia iniciada con la Ley 34/2007 de calidad del aire y protección de la atmósfera y dar respuesta a las exigencias que la Unión Europea marca para combatir la contaminación.

El Plan Aire es un paso esencial para identificar qué no estamos haciendo bien en materia de emisiones y qué podemos hacer para invertir la tendencia. Es el camino para evitar los actuales episodios de contaminación en España y los potenciales problemas de salud pública en las ciudades españolas de la siguiente década.

Esto son los objetivos del Plan Aire entre 2017 y 2019

El borrador del nuevo Plan Aire vuelve a fundamentar su estrategia en la identificación de los contaminantes que empobrecen nuestra atmósfera: dióxido de azufre (SO2), dióxido de nitrógeno (NO2), partículas PM10 y ozono (O3). Como novedad, se introducen las partículas PM2,5. Estas partículas, que suelen expulsar los tubos de escape de los vehículos térmicos, se diferencian de las PM10 en una cuestión de medición de su tamaño, aún más microscópico.

Plan Aire 2017-2019 y sus medidas de movilidad

El transporte no es la fuente principal de emisiones de estos agentes (salvo en el caso de los óxidos de nitrógeno). Sin embargo, la movilidad en su conjunto es una de las grandes responsables de la mala calidad del aire. Esto es todavía más evidente en las ciudades, en las que se puede culpar al tráfico de las situaciones más complicadas.

Un cambio en el transporte brinda una increíble oportunidad, porque en este sector existe un mayor margen de reducción de emisiones. Algo que no tan sencillo en otros sectores de actividad industrial en los que disminuir las emisiones supondría un esfuerzo mayor.

Así afectará al coche eléctrico

El Plan Aire presenta una serie de medidas concretas para reducir las emisiones estudiadas. De las 36 propuestas contabilizadas, 14 tienen que ver con la mejora de la movilidad y de tráfico rodado. Si analizamos las mismas, el vehículo eléctrico cuenta con un papel protagonista:

La introducción del vehículo eléctrico, por su potencial para contribuir a la consolidación de un modelo de movilidad más sostenible, debe contar con un firme apoyo por parte de la Administración

Esta intención se materializará en acciones concretas que tienen que ver con el coche eléctrico:

  • Información al público general de la calidad del aire, lo que indirectamente repercutirá en un mayor apoyo a la compra de coche eléctricos.
  • Implantación de puntos de recarga para vehículos eléctricos. Se inicia con la sustitución del parque móvil de la Administración Pública y la puesta en marcha de una infraestructura en sus edificios.
  • Marco de Acción Nacional de Energías Alternativas. Este incluye 38 medidas para propiciar el cambio en el transporte hacia los vehículos impulsados por energías alternativas, con especial atención al coche eléctrico.
  • Estimular el mercado de vehículos alternativos y eléctricos. Esta acción cuenta con un presupuesto de 50 millones de euros, en los que se incluyen los 20 millones que se destinarán al nuevo Plan MOVALT, heredero del actual Plan MOVEA. También se pretende aquí “incentivar la inversión en infraestructura de recarga pública de vehículos eléctricos”.

Otras medidas interesantes para la movilidad eléctrica

Renault ZOE y Plan Aire

Otras medidas que tienen mucho que ver con la transición hacia una nueva movilidad son las que pretenden elaborar un plan estratégico estatal de bicicleta, las medidas para analizar el impacto sanitario de la contaminación, la creación de una app para smartphone que preste información en tiempo real sobre la calidad del aire o la integración de la movilidad eléctrica en el transporte público.

Al contrario que ocurre en otros países europeos, no encontramos medidas especialmente punitivas para las motorizaciones térmicas. Lo que sí se plantea es mejorar los controles de emisiones, por ejemplo, en las ITV. Pasar la ITV con un coche eléctrico seguirá ofreciendo muchas más ventajas, y más cuando se materialice la propuesta que contempla el Plan Aire que consiste en identificar las emisiones de NOx en las estaciones ITV.

El necesario cambio que propone el Plan Aire 2017-2019

La nueva hoja de ruta del Gobierno que supone el Plan Aire hace que la movilidad eléctrica pase de ser una opción a una necesidad. Es una necesidad por las ventajas que acarrea la conducción eléctrica para las ciudades, porque cuantos más coches eléctricos circulen más limpia estará la atmósfera, porque supone beneficios a largo plazo para la economía del país, porque no hay marcha atrás en nuestro continente en el adiós al coche térmico y porque el futuro de nuestros hijos será mucho mejor si conducimos un coche eléctrico.

Como punto a favor, comienza a existir una concienciación real y un verdadero movimiento eléctrico. Ya hay 2 millones de vehículos eléctricos en el mundo y en España el número de unidades eléctricas se multiplican año a año. De este modo, la ejecución de las medidas que plantea el nuevo Plan Aire 2017-2019 será fundamental para que nuestro país pueda estar a la altura con la movilidad eléctrica.

Imágenes | Renault, iStock/AGCreativeLab e iStock/Mike_Kiev

En Corriente Eléctrica| Presente y futuro del coche eléctrico en España. 5 influencers nos dan su punto de vista

 

Comentarios