Proyecto CIRVE: llenar España de puntos de recarga rápida

Proyecto CIRVE: la iniciativa que quiere llenar España de puntos de recarga rápida

El Proyecto CIRVE instalará 25 nuevos puntos de recarga rápida en España y adaptará otros 15 que ya están en funcionamiento.

Ya nadie duda de que el futuro de la movilidad pasa por los coches eléctricos. Lo estamos viendo en muchos países de Europa, donde los programas de incentivos a la compra están siendo un verdadero éxito y las matriculaciones de este tipo de vehículos no para de crecer. Noruega es actualmente la referencia con cuotas de mercado entorno al 30% para este tipo de movilidad, y nuestros vecinos franceses también están teniendo un gran éxito en su apuesta por la movilidad eléctrica. Además, países como el Reino Unido ya vislumbran un año 2050 donde los motores de combustión pasen a tener un uso marginal. En nuestro país el crecimiento ha sido tan llamativo, pero sigue avanzando con paso firme en una transición que es ya imparable.

Aparte de los incentivos económicos y una legislación que facilite una mayor integración del coche eléctrico beneficios de aparcamiento y reducción de impuestos, por ejemplo uno de los aspectos clave para la expansión de la movilidad eléctrica es sin duda la infraestructura de recarga. Hoy día gran parte de los compradores de vehículo eléctrico disponen de un punto de recarga vinculado, ya sea en casa o en el trabajo, debido a la creencia todavía establecida de la falta de autonomía. Los puntos de recarga aporta seguridad a los compradores.

La llegada de modelos con autonomías cada vez más elevadas como el Renault ZOE y sus 300 kilómetros reales hace que cada vez sea más factible realizar viajes largos con este tipo de coches. Para ello, la infraestructura de recarga rápida es una ayuda.

Zoe-recarga-publica

A nivel estatal ya hay zonas que cuentan con una infraestructura de recarga rápida suficiente. Un claro ejemplo es Barcelona, que dentro de poco contará con una veintena de puntos de recarga rápida repartidos por la ciudad y sus alrededores. Por otro lado, Madrid ha puesto en marcha la I Mesa de la Movilidad Eléctrica con el objetivo de impulsar la implantación del coche eléctrico con una red de recarga pública que incluya puntos de recarga rápida.

Todas estas iniciativas son necesarias y bienvenidas, pero siguen sin solucionar el problema de realizar viajes largos en coche eléctrico. Para ello, es necesario que los puntos de recarga rápida estén colocados de forma estratégica fuera de los núcleos urbanos, creando corredores de recarga a través de los cuales se puedan unir unas ciudades con otras. Y este es el objetivo que persigue el proyecto CIRVE (Corredores Ibéricos de Infraestructura de Recarga Rápida de Vehículos Eléctricos).

Qué es el proyecto CIRVE

El proyecto CIRVE nace con la ayuda de la Red Transeuropea de Transporte (Trans-European Transport Networks, abreviado como TEN-T),un conjunto planificado de redes prioritarias de transporte pensadas para facilitar la comunicación de personas y mercancías a lo largo de toda la Unión Europea. A través de este proyecto, Europa financia proyectos que considera estratégicos para el futuro de la movilidad en el continente, incluyendo trenes de alta velocidad o autopistas, pero también puntos de recarga rápida.

proyecto-tent-t

Varios países de Europa cuentan con sus propios proyectos de infraestructura de recarga rápida, como es el caso de Francia y su iniciativa Corri-Door o Alemania, Bélgica, República Checa y Eslovaquia y su proyecto fast-E.

En el caso de España y Portugal hablamos del proyecto CIRVE, liderado por el gestor de recarga español IBIL y del que forman parte del consorcio EDP, Endesa, GIC, Ibil, Iberdrola y la Asociación AEDIVE, junto a otros socios internacionales como Renault y el Centro para la Excelencia e Innovación de Portugal, CEIIA. Además, cuenta con el apoyo de los ministerios españoles de Fomento y de Economía, Industria y Competitividad.

Objetivo: llenar España de puntos de recarga rápida

El objetivo de este proyecto es ubicar 25 nuevas zonas de recarga rápida en España y adaptar otros 15 sistemas que ya están en funcionamiento en determinados puntos estratégicos de los corredores ibéricos. De esta forma, la Península Ibérica podrá conectar con el resto de países de la Unión Europea a través del transporte eléctrico por carretera. Como se puede comprobar en el mapa, muchos de ellos son financiables por la Unión Europea, siendo algunos parte del Corredor Atlántico y otros del Corredor Mediterráneo.

proyecto-cirve-mapa

Las 25 nuevas zonas que forman parte de este proyecto se repartirán a de manera igualitaria entre los diferentes gestores de carga participantes, siendo cada uno de ellos encargado de poner en marcha 5 de ellos. El plazo de ejecución de este proyecto finaliza en 2021, año para el cual los puntos de recarga deberían estar completamente instalados. Eso sí, los primeros resultados deberían a comenzar a verse pronto. Recordemos que 15 de las ubicaciones ya cuentan con puntos de recarga rápida, aunque quizá no adaptados a los estándares del proyecto: puntos de recarga multiformato que permitan recargar todos los coches del mercado.

Por el momento no se dispone de mucha más información acerca del proyecto, simplemente que según fuentes de la industria “va sobre lo planificado” y que la velocidad de implantación de los puntos de recarga es a criterio de cada uno de los gestores de recarga participantes. Próximamente se abrirá una página web dedicada exclusivamente al proyecto a través de la cual se podrá ampliar más información.

Lo que está claro es que esta iniciativa permitirá moverse prácticamente por toda la península en coche eléctrico, realizando paradas de 20-30 minutos para recargar las baterías y continuar la marcha. Un paso necesario y definitivo para la implantación del coche eléctrico de forma masiva.

Imágenes |  Christian FOURNIER para Renault, Proyecto TEN-T, Proyecto CIRVE

Comentarios