Puntos de recarga de coche eléctrico en España: cómo y dónde cargar

Punto de recarga de coche eléctrico

El punto de recarga es el dispositivo que se encuentra entre el coche y la red eléctrica

Un punto de recarga es un dispositivo que se encarga de gestionar la recarga de las baterías de los coches eléctricos. Si tienes un coche eléctrico, lo normal es que instales un punto de recarga en tu vivienda o garaje comunitario. De esta forma, podrás cargar tu vehículo cada noche para que tenga la batería completa a la mañana siguiente. En estos casos los puntos de recarga suelen ser unas “cajas” (WallBox) que van ancladas a la pared y que incluyen en su interior toda la electrónica necesaria para gestionar la recarga.

También está la figura del punto de recarga público, el cual permite cargar los coches eléctricos fuera de su punto de recarga habitual. Estos suelen estar situados lugares como centros de las ciudades, gasolineras o centros comerciales. A la hora de acceder a estos es preciso conocer qué tipo de estándar de carga poseen prestaciones de recarga asociadas poseen.

Existen diferentes posibilidades de carga que dependen del tipo de conexión con la que cada coche eléctrico va equipado. En función de la compatibilidad que estos propician podremos hacer uso de unos puntos de recarga determinados.

Tipos de puntos de recarga públicos

Estos son los tipos de enchufes y conectores vigentes en la actualidad:

Schuko (estándar CEE 7/4 Tipo F). Es la toma de corriente convencional. Permite un tipo de recarga lenta, sin comunicación integrada y limitada a 16 A y 2,3 kW.

Mennekes o Tipo 2 (IEC 62196-2). Toma de corriente más extendida en la red de recarga para coche eléctrico. Permite una carga lenta monofásica de entre 1,4 kW y 7,4 kW; y rápida trifásica de hasta 43 kW y 63 A.

Tipo 1 (SAE J1772). Es el estándar japonés en corriente alterna, adoptado en Estados Unidos y que también se puede encontrar en Europa. Permite una carga máxima a 7,4 kW.

CHAdeMO. Estándar japonés diseñado para la recarga rápida en corriente continua. Es capaz de recargas a una potencia de hasta 50 kW.

CCS Combo (IEC 62196-3). Este estándar permite una recarga combinada. En corriente alterna permite cargas rápidas de entre 43 kW y hasta 100kW; y de 50 kW en corriente contínua.

Tipo 3. Se planteo como alternativa hace años, pero está actualmente en desuso.

La recarga del Renault ZOE

El Renault ZOE ofrece varias posibilidades en cuanto a su recarga. Gracias a las prestaciones que presenta los sistemas de conexión a la red Flexi Charger o el cargador Cameleón, es posible recargar el vehículo en un amplio rango de potencias (desde los 2,3 kW hasta los 43 kW para cargas completas en apenas 1 hora) y tener acceso a la mayoría de puntos de recarga pública que la red posibilita a través de las conexiones Schuko y Mennekes.

En lo que se refiere a la recarga doméstica, la instalación del mencionado Wall Box permite incrementar las prestaciones de carga y, por tanto, reducir los tiempos de la misma. Con este sistema es posible recargar en casa a través del estándar Mennekes a una potencia de 7,1 kW.

Red de puntos de recarga para coche eléctrico en España

Mapa de puntos de recarga

En la web www.electromaps.com se publican de forma colaborativa los puntos de recarga disponibles. Según esta web, en la actualidad en España existen más de 3.000 puntos de recarga. La red de puntos de recarga sigue una tendencia de progresivo aumento, existiendo cada vez más cargadores que presentan un tipo de recarga rápida.

El portal Electromaps ofrece a sus usuarios un mapa actualizado de los puntos de recarga públicos en España. Los propios usuarios van añadiendo información sobre la disponibilidad de esos puntos, las tomas disponibles, la potencia, el estado de la instalación y fotografías. Del mismo modo, existe una aplicación vinculada donde encontramos la misma información a la que se puede acceder a través de nuestro smartphone.

Recarga ultrarrápida

Según la potencia que pueda desarrollar el punto de recarga y cómo el sistema de baterías de coche eléctrico pueda asimilar la energía eléctrica, se pueden clasificar la recarga según su velocidad. En ese sentido, el despliegue de infraestructuras de carga rápida está pasando a un siguiente nivel más allá de los puntos de carga de 50 kW.

Se conoce como recarga ultrarápida. Es la tecnología de carga para coche eléctricos que se impondrá a lo largo de la próxima década. Renault trabaja con este objetivo dentro del programa “Connecting Europe Facility”, que propiciará un sistema capaz de soportar potencias de más de 400 kW en turismos bajo el estándar CCS Combo 2 (la actualización futura del actual CCS). De esto modo, habrá tiempos de recarga muy reducidos para baterías con autonomías superiores.

Comentarios