Qué ocurrirá con las gasolineras ante la llegada del coche eléctrico

¿Qué ocurrirá con las gasolineras ante la llegada del coche eléctrico?

Las gasolineras y el vehículo eléctrico. ¿Cómo será su futuro?

Los tiempos están cambiando. La tecnología avanza y nuestros hábitos cambian con ella. La llegada de internet, y por extensión, del smartphone, es quizá el avance tecnológico que más ha cambiado nuestras vidas. Tras su llegada, ahora tenemos la posibilidad de estar conectados las 24 horas del día, ser capaces de consultar cualquier tipo de información a cualquier hora, tener mapas en tiempo real…

De la misma forma, la movilidad también está empezando a cambiar. Billetes de avión asequibles para ponernos en cualquier parte del mundo en unas horas, sistemas de car sharing y VTC que ofrecen la movilidad como servicio y que pueden contratarse desde nuestro móvil, aplicaciones que permiten compartir coche y los gastos de nuestros viajes, etc. En paralelo a esta transformación en la forma de entender la movilidad, también está empezando a cambiar la energía que utilizamos para impulsarla. Nos hemos dado cuenta que esta forma de movernos no era sostenible y ha llegado la movilidad eléctrica para sustituir a los  vehículos de combustión. Y al igual que es smartphone, la movilidad eléctrica también cambiará muchos de nuestros hábitos. Y si no que se lo pregunten a los SMS.

Los primeros afectados en este cambio de paradigma son las estaciones de servicio o gasolineras. Actualmente, estos establecimientos son lugares de peregrinación habitual para la inmensa mayoría de los conductores del país. Sin embargo, la movilidad eléctrica permite algo antes impensable con los coches de combustión: salir cada mañana de casa con el “depósito” lleno. Y eso, a la larga, se traduce en que el modelo convencional de gasolinera peligra.

Cambio de paradigma: ahora pasarás más tiempo en las estaciones de servicio

Tenemos gasolineras de todos los colores. Las hay que ni siquiera tienen presencia humana, en las que basta con llegar y repostar tu propio vehículo. Esa sería la gasolinera menos equipada. A partir de ahí los servicios van aumentando, con algunas que tienen lavado de coches, tiendas, una cafetería, restaurantes, parques infantiles…

Hoy en día, quien pasa por una estación de servicio apenas tiene la obligación de parar 5 minutos. Tiempo más que suficiente para repostar y contar con otros 600 kilómetros de autonomía —o más de 1.000, depende del modelo— para continuar con nuestro viaje. Aunque no sea lo ideal, hay quien no para más de los 5 minutos de rigor necesarios para llenar el depósito.

Sin embargo, la llegada de la movilidad eléctrica está cambiando este paradigma. Mientras esperamos la llegada de la recarga ultrarrápida, actualmente cargar un coche eléctrico requiere de más tiempo que llenar un depósito. Hablamos de que la carga rápida más popular actualmente, la de 50 kW, es capaz de ofrecer unos 150 kilómetros de autonomía por cada 30 minutos conectado. Eso quiere decir que, como mínimo, el usuario se va a pasar 30 minutos esperando en el lugar donde recargue el coche. Y en esos 30 minutos lo más probable es que el usuario quiera ser atendido, quiera servicios. Y es aquí donde se abre una gran oportunidad de negocio para las gasolineras: más allá de vender energía, también venderán servicios derivados de un mayor tiempo de estancia en los establecimientos (tiendas, cafeterías, wifi…).

Por el momento, los datos son muy claros. Según Electromaps, España cuenta actualmente con entre 2.500 y 3.000 puntos de recarga para vehículos eléctricos, de los cuales apenas 123 se encuentran en estaciones de servicio. Esto significa que poco más del 1% de las estaciones de servicio que hay en España —que cuenta con unas 11.500— son capaces de ofrecer un servicio de recarga para coches eléctricos. Si quieren seguir atrayendo a los usuarios a su particular peregrinación —sea a por petróleo o a por electricidad— deben comenzar a ofrecer puntos de recarga.

Gasolineras coche electrico

Las gasolineras ya se preparan para ofrecer puntos de recarga

Las empresas propietarias de las estaciones de servicio y gasolineras ya saben que esto está cambiando. Y que si no son ellas quienes ofrecen una solución para los usuarios de los coches eléctricos, habrá otro que lo haga. Al final, los combustibles fósiles dan cierta exclusividad —la inversión y permisos necesarios para montar una gasolinera no son pocos— y competir contra los grandes operadores del mercado no es fácil. Sin embargo, en el caso de la electricidad, ésta ya llega a todas partes, y la instalación de puntos de recarga no supone ni una gran inversión económica, ni una gran complejidad técnica.

Por eso, en los últimos tiempos van llegando noticias en las que se presentan acuerdos entre operadores de estaciones de servicio y gestores de carga, que en muchos casos, son empresas eléctricas. Estos son algunos de los acuerdos que se han anunciado recientemente:

  • Repsol-IBIL: Repsol es una multinacional energética y petroquímica española apuesta por el coche eléctrico. Su acuerdo con el gestor de carga IBIL es el que más trayectoria tiene en nuestro país. En realidad no debería llamarse acuerdo, ya que es propiedad de Repsol al 50%. Como consecuencia, alrededor de 30 estaciones de servicio Repsol repartidas por todo el país cuentan con un punto de recarga rápida para coches eléctricos (puedes consultar el mapa aquí). Teniendo en cuenta que Repsol es la empresa que más gasolineras tiene en España con  3.544, el potencial es inmenso.
  • Iberdrola-AVIA: Iberdrola es una de las empresas eléctricas más potentes a nivel nacional, que también está realizando su particular apuesta por el vehículo eléctrico. Por su parte, AVIA es un importante operador petrolífero a nivel nacional, con más de 180 estaciones de servicio en nuestro país. Recientemente, ambas empresas han firmado un convenio que en una primera fase tiene como objetivo la instalación de 27 puntos de recarga para lo que destinarán un importe de alrededor de 1,35 millones de euros.
  • CEPSA-Ionity: La petrolera Cepsa tampoco quiere quedarse fuera y ha firmado un acuerdo de colaboración con IONITY, para la instalación de puntos de recarga eléctrica en sus Estaciones de Servicio en España y Portugal. Fruto de esta colaboración, IONITY instalará hasta 100 puntos de recarga ultrarrápida en las estaciones de Servicio de la energética, que actualmente superan las 1.500.

A nivel internacional, quizá el movimiento más significativo sea la compra de Chargemaster, el mayor proveedor en el Reino Unido de puntos de recarga vehículos eléctricos, por parte de la petrolera BP. Chargemaster tiene más de 6.500 puntos de recarga en todo el Reino Unido, y también diseña, fabrica y comercializa puntos de recarga, tanto para estaciones de servicio como para propietarios particulares.

Imágenes | istock.com/javitraperoistock.com/Heiko119

Relacionados

Así será el ambicioso plan de recarga rápida de Iberdrola para coches eléctricos
Así será el ambicioso plan de recarga rápida de Iberdrola para coches eléctricos
Cuánto cuesta realmente cargar un coche eléctrico
Cuánto cuesta realmente cargar un coche eléctrico
Cómo encontrar puntos de recarga para el coche eléctrico con Google Maps
Cómo encontrar puntos de recarga para el coche eléctrico con Google Maps
¿Cuánto se ahorra con un coche eléctrico?: 3 usuarios reales sacan la calculadora
¿Cuánto se ahorra con un coche eléctrico?: 3 usuarios reales sacan la calculadora

Comentarios