El Castañar del Tiemblo: Cómo ir, dónde comer

Relájate y respira en el mágico Castañar del Tiemblo en Ávila

Es una experiencia única observar todos esos troncos llenos de nudos, altos, inalcanzables. Las ramas de los castaños son tan frondosas que la luz apenas pasa entre ellas.

Desde Madrid es posible hacer muchas excursiones interesantes para conectar con la naturaleza. En otras ocasiones ya hemos destacado algunas. No obstante, la de hoy es muy especial. A tan sólo 90 kilómetros de la capital, encontramos un lugar cargado de magia y tranquilidad, el Castañar del Tiemblo, en Ávila. Una oportunidad única para escapar de la gran ciudad y sentirse en total comunión con el paisaje.

Ruta por el Castañar del Tiemblo en Ávila

En Ávila encontramos el Valle de Iruelas, una reserva natural declarada como zona protegida desde 1996. Ubicada en el Sistema Central, cerca de la Sierra de Gredos, el Valle de Iruela cuenta con un montón de lugares bonitos para ver. Entre ellos destaca el Castañar del Tiemblo, un magnífico bosque de castaños con ejemplares centenarios que no dejan a nadie indiferente. Es cierto que, en otoño, con la caída de las hojas, es cuando más bonito está. No obstante, también es cuando más visitas registra. Así, la belleza de este entorno es perfectamente apreciable en cualquier época del año.

Tras dejar la zona recreativa de El Regajo, donde podrás aparcar, comenzará una excursión maravillosa que puedes hacer con toda la familia. Sí, es bastante sencilla y no alberga demasiadas complicaciones ni desniveles. La senda por el castañar es de unos 4 kilómetros, circular y muy bien señalizada. Así, de lo único que tienes que preocuparte es de andar, observar y relajarte.

ruta por el Castanar de Tiemblo

Durante el camino, notarás que la luz apenas penetra en este gran bosque de castaños. Los pocos rayos de sol que consiguen traspasar las copas de los árboles, crean un ambiente místico, mágico y lleno de encanto. Es una experiencia única observar todos esos troncos llenos de nudos, altos, inalcanzables. También el resto de la vegetación, destacando una gran variedad de helechos, algún que otro cerezo o los alisos.

Durante esta ruta, es imprescindible buscar uno de los hitos del castañar, el conocido como Abuelo. Se trata de un castaño centenario de unos 20 metros de altura. Sin duda el más espectacular de los ejemplares de este lugar. Su interior es hueco, pues era un lugar en el que los pastores se refugiaban durante sus largas caminatas.

Cuando pases al gran Abuelo, rodearás un arroyo, llegando así al punto más alto del castañar. Se trata de la Garganta de la Yedra. Es un lugar muy especial, en el que podrás descansar, tumbarte y disfrutar de unas vistas privilegiadas. Desde la Garganta de la Yedra hasta el parking en el que has dejado el coche, hay tan sólo 15 minutos. Minutos que aprovecharás bien, pues es en este tramo donde encontrarás los ejemplares más bonitos y más grandes de todo el bosque.

Si vas en otoño, busca castañas

Como comentábamos, aunque este lugar es visitable durante todo el año, en otoño tiene un sabor especial. Sí, hay más visitas y más aglomeración, pero las hojas en el suelo, con esos colores tierra, dan un calor especial al conjunto. Además, es posible recoger castañas, una actividad para toda la familia.

De Madrid al Castañar del Tiemblo

De Madrid hasta el Castañar del Tiemblo hay aproximadamente unos 95 km, por lo que una ruta de ida y vuelta con un recorrido de 190 kilómetros. No te olvides de cargar tu Renault ZOE al máximo antes de salir de Madrid. Como verás en electromaps, hay un montón de puntos de recarga en la capital. Escoge el que esté más próximo a tu casa.

Una vez estés listo, con tu vehículo eléctrico cargado por completo, debes buscar la M-40 hacia la M-501. El camino es recto, sin complicaciones. Sigue por la M-501 dirección San Martín de Valdeiglesias hasta que llegues al término el Tiemblo.

Una vez en El Tiemblo, en la segunda rotonda, verás en la salida de la izquierda un cartel que pone El Castañar. A menos de 1 kilómetro verás un puesto de control. Ahí tienes que pagar entrada (sólo los días de otoño y los fines de semana). La entrada es de 2 euros por persona y 6 euros por coche.

Sigue por esa pista unos 10 minutos en tu coche y llegarás al área recreativa de El Relajo. Allí tienes un parking para dejar el coche, siendo el inicio de la ruta circular.

Un buen homenaje para terminar el día

Ya has disfrutado de la naturaleza, pero estando en Ávila, también es necesario disfrutar de su gastronomía. Hay muchos sitios de gran calidad para darse un homenaje gastronómico, pero Casa Mariano, en El Tiemblo, es de los mejores.

Los platos son enormes, pero, además, puedes probar algunas de las delicias de esta tierra ¿A quién le apetece un buen chuletón de Ávila?

Ahorro con Renault ZOE

El coste aproximado en puntos de recarga es de 1,5 euros por cada 100 km, así, el coste medio de esta ruta sería de unos 2,85 euros. Teniendo en cuenta que el coste de este trayecto en combustible sería de unos 20 euros, ahorramos más de 17 euros.

Este dinero extra gracias a Renault ZOE podemos invertirlo en la comida del restaurante, o en el pago de las tasas por entrar al castañar.

Imágenes vía:  iStock.com/thecarras, iStock.com/thecarras

Castañar del Tiemblo

Madrid-Castañar del Tiemblo

190 kilómetros

Coste de recarga para esta ruta: 1,5 € x 1,9 = 2,85 € (el coste aproximado en puntos de recarga particulares es de 1,5€ por cada 100km)

Puntos de recarga:

* Se recomienda contactar siempre con el punto de recarga con antelación para asegurarnos disponibilidad.

Comentarios