Qué seguro y qué impuestos pagas por el coche eléctrico. Qué incluyen

Seguro e impuestos de coche eléctrico

Como cualquier otro coche, los eléctricos también tiene algunas obligaciones para poder circular

Cuando pensamos en comprarnos un coche eléctrico, debemos tener en cuenta las diversas ayudas económicas e incentivos fiscales de los que podemos beneficiarnos en nuestro país. Pero ello no nos exime de las obligaciones que tenemos como con cualquier otro tipo de vehículo, principalmente el pago de impuestos y la contratación de una póliza de seguros.

De entre los primeros, destacan por su carácter directo el Impuesto de Matriculación y el de Circulación, pero existen otros que recaerán en nosotros indirectamente. Con los seguros ocurrirá algo similar, debemos contratar las coberturas mínimas como con otro tipo de vehículo, pero las aseguradoras ofrecen coberturas específicas para coche eléctrico y precios especiales que suponen una ventaja.

Qué impuestos pagamos por comprar un coche o vehículo eléctrico

Cuando hablamos de los impuestos que debemos pagar por un coche (principalmente cuando tratamos de comparar la fiscalidad entre países), podemos hablar de los tributos por comprar un vehículo (Impuesto de Matriculación e IVA), por poseerlo (Impuesto de Circulación y otras tasas) y por usarlo (el Impuesto sobre Hidrocarburos).

Impuesto de Matriculación

Decimos que el Impuesto de Matriculación y el Impuesto sobre el Valor Añadido son tributos por comprar un vehículo porque se pagan una sola vez, cuando realizamos la adquisición. Hay que tener en cuenta que en España (y muchos otros países) el Impuesto de Matriculación está sujeto al nivel de emisiones de CO2, quedando totalmente exentos los vehículos con emisiones inferiores a 120 g/km. Así pues, como ya imaginarás, no pagaremos impuesto de matriculación si compramos un coche eléctrico.

Impuesto sobre el Valor Añadido

Con respecto al Impuesto sobre el Valor Añadido, en España está fijado entre el 21% general y el 25,75% para la compra de nuevos turismos, aunque existen excepciones (los vehículos para minusválidos por ejemplo pagan el superreducido de 4%). Este IVA puede incrementarse además en otro 2% en algunas Comunidades Autónomas. Aquí no caben exenciones ni reducciones, aunque la Unión Europea ha abierto la puerta a un IVA superreducido, y en Islas Canarias se ha eliminado siguiendo el ejemplo de Noruega, que lo hizo en 2013 con excelentes resultados.

coche eléctrico impuestos y seguros

Impuestos por poseer y utilizar un coche eléctrico

Impuesto sobre Vehículos de Tracción Mecánica

A diferencia de Matriculación e IVA que se pagan una sola vez, el Impuesto sobre Vehículos de Tracción Mecánica (que es como realmente se llama el Impuesto de Circulación) se paga anualmente, y por cada uno de los vehículos que posea el propietario. Es una tasa municipal, lo que quiere decir que son los ayuntamientos los encargados de fijarlo y por tanto el tipo impositivo variará de una ciudad a otra.

También se diferencia del Impuesto de Matriculación en que no está sujeto al nivel de emisiones contaminantes del vehículo, sino a otros factores como los caballos fiscales (CVF), el número de plazas o la capacidad de carga. Esto quiere decir que los vehículos eléctricos no estarán exentos. Sí contarán sin embargo con bonificaciones, de acuerdo a la Ley Reguladora de las Haciendas Locales, en el que se contempla que contarán con una bonificación del 75% sobre la cuota.

Impuestos por cargar un coche eléctrico

El otro impuesto que se considera cuando hablamos de vehículos en general es el Impuesto Especial sobre Hidrocarburos, que grava el consumo de combustibles, entre ellos la gasolina y el diésel. Obviamente un coche eléctrico no consume combustible ninguno, por lo que no cabe considerar este impuesto. Pero sí consume energía eléctrica, y por tanto debemos tener en cuenta los impuestos asociados al consumo de luz.

En España la electricidad está gravada doblemente. Por un lado tenemos el Impuesto Especial sobre la Electricidad, impuesto indirecto que grava el suministro eléctrico pero recae sobre el consumo, de manera similar a como lo hace el IVA. Posee un tipo en torno al 5% que se aplica tanto sobre el término de consumo como sobre la potencia contratada. Por el otro lado, tenemos el propio IVA del 21%, que grava el importe resultante de sumar lo anterior, esto es, consumo, potencia contratada y cuota del impuesto.

A efectos prácticos, podemos decir que con el coche eléctrico dejamos de pagar un impuesto (el de Hidrocarburos) para pagar dos (el de Electricidad y el IVA), aunque las cantidades son mucho menores (recargar nos cuesta cinco veces menos) y en todo caso dependen del tipo de tarifa y de la potencia contratada en nuestro hogar (si es que lo cargamos en un punto vinculado).

Qué debe incluir el seguro de un coche eléctrico

coche eléctrico impuestos y seguros

Los vehículos eléctricos están obligados como cualquier otro a tener suscrita una póliza de seguros que como poco tenga la cobertura por responsabilidad civil obligatoria, que cubra los daños físicos y materiales que pueda ocasionar. Basta con contratar una póliza de seguros ordinaria, bien sea a terceros, terceros ampliada o todo riesgo, como si la estuviéramos contratando para un vehículo de gasolina. Y todo ello sin que se tengamos que pagar ninguna cantidad adicional por el hecho de ser eléctrico.

Sí es cierto que, ante el auge que está teniendo el vehículo eléctrico, muchas compañías han empezado a ofrecer pólizas de seguros específicas para vehículos eléctricos. Estas pólizas, además de las coberturas habituales en los seguros ordinarios, ofrecen otras pensadas específicamente para cubrir las necesidades especiales de este tipo de vehículos.

Así, podemos contratar cobertura por robo del cable de carga, un elemento que por su considerable valor resulta susceptible de ser sustraído. Otro servicio de vital importancia es el de asistencia en carretera, desde el kilómetro cero hasta cualquier lugar y sin límite de kilometraje, para cubrirnos las espaldas en caso de que nos quedemos sin autonomía durante un viaje.

Además de estas coberturas especiales, algunas aseguradoras ofrecen además precios especiales e importantes descuentos, debido al carácter ecológico que tienen los vehículos eléctricos. Un atractivo más que se une a los otros muchos incentivos y ventajas que tiene comprar un coche eléctrico hoy día.

Imágenes | iStock/TrevorRoberts | iStock/Ivan-Balvan | iStock/studio-pure

En Corriente Eléctrica | ¿Los coches eléctricos tienen deducciones en el impuesto de circulación? ¿Estamos cerca de un IVA superreducido para los coches eléctricos? | ¿Qué cubre un seguro para coche eléctrico? Analizamos las principales aseguradoras

Comentarios