Vehículos cero emisiones: qué necesita un coche para ser cero emisiones - Corriente Eléctrica

Vehículos cero emisiones: qué necesita un coche para ser cero emisiones

Los vehículos Cero Emisiones gozan de mayores privilegios de acceso y movilidad en las zonas restringidas de las grandes ciudades

Son muchas las informaciones que están apareciendo en los medios de comunicación acerca de las normativas municipales de regulación del tráfico respecto a los niveles de contaminación. En estas normativas se concede un derecho preferente a los vehículos categorizados como Cero Emisiones, aunque no está del todo clara la situación en la quedarán los vehículos del resto de categorías. Por ello, vamos a repasar en qué consiste este tipo de vehículos y qué requisitos debe cumplir para ser incluido en esta categoría.

Qué es un vehículo Cero Emisiones

Un vehículo Cero Emisiones es aquel que cuenta con el distintivo ambiental de la DGT del tipo 0 Emisiones, de color azul. Como sabemos, desde abril de 2016 la DGT clasifica los vehículos del parque automovilístico español por su nivel de emisiones contaminantes a la atmósfera, tomando como referencia para ello el nivel oficial indicado por el fabricante. Para ello, utiliza unos distintivos que, adheridos en un lugar visible de la luna, permiten la identificación y categorización rápida del vehículo por parte de las autoridades. El objetivo de esta clasificación es la discriminación positiva de estos vehículos, especialmente en materia de movilidad urbana.

Existen cinco tipos de categorías, una por cada distintivo y una última que no recibe ninguno por no cumplir con ninguno de los requisitos. La categoría más elevada es la de 0 Emisiones, cuyo distintivo ambiental de la DGT es de color azul. Se denomina así por entenderse que el uso de estos vehículos implica una movilidad libre de las emisiones contaminantes propias de los motores de combustión. Los vehículos con este distintivo gozan del mayor nivel de discriminación positiva, de acuerdo a las políticas municipales de cada ciudad, y que se traducen principalmente en ventajas de accesibilidad, movilidad y aparcamiento en episodios de protocolo por alta contaminación y en zonas parcialmente restringidas.

Requisitos para un vehículo Cero Emisiones

Según la normativa expresada por la DGT, serán vehículos de la categoría de 0 emisiones los “Ciclomotores, triciclos, cuadriciclos y motocicletas; turismos; furgonetas ligeras, vehículos de más de 8 plazas y vehículos de transporte de mercancías clasificados en el Registro de Vehículos de la DGT como:

Vehículos eléctricos de batería (BEV): los eléctricos puros, que no cuentan con ninguna propulsión por motor se combustión, como los vehículos de la gama ZE de Renault.

Vehículo eléctrico de autonomía extendida (REEV): Aquellos cuya propulsión es cien por cien eléctrica, pero cuenta con un motor de combustión a modo de generador para aumentar la autonomía del motor eléctrico.

Vehículo eléctrico híbrido enchufable (PHEV) con una autonomía mínima de 40 kilómetros: Híbridos que pueden conectarse a la red eléctrica para cargar sus baterías, y que pueden recorrer al menos 40 km sin necesidad de recurrir al motor de combustión.

Vehículos de pila de combustible: Aquellos con motor eléctrico que obtienen la energía del proceso de combinar hidrógeno de la pila con el oxígeno del aire. Sus emisiones no son contaminantes y por tanto son incluidos en esta categoría.

vehiculo cero emisiones

Diferencias entre vehículos eléctricos e híbridos

La diferencia más evidente entre un vehículo eléctrico puro y un híbrido es, claro está, la presencia de un motor de combustión en estos últimos. Los vehículos eléctricos puros obtienen su fuerza para circular de la energía eléctrica almacenada en baterías y obtenidas de la red eléctrica. Por lo tanto, su nivel de emisiones contaminantes será nulo y por tanto serán categorizados en todo momento como Cero Emisiones, recibiendo el distintivo azul de la DGT.

En el caso de los vehículos híbridos, el nivel de las emisiones contaminantes del motor de combustión dependerá del nivel de autonomía de las baterías eléctricas, al igual que la forma en que éstas obtienen la energía eléctrica (de la red eléctrica, si son enchufables, o del motor de combustión, si son híbridos convencionales). El principal ámbito de uso de los distintivos ambientales de la DGT (aunque no el único) es el urbano; por eso para que un vehículo híbrido sea categorizado como Cero Emisiones, debe poder obtener su energía eléctrica de la red eléctrica y no del motor de combustión (como en el caso de los híbridos enchufables) y contar con la autonomía suficiente para poder hacer un uso razonable en ciudad sin tener que recurrir al motor de combustión. Esa autonomía mínima considerada está fijada actualmente en los 40 kilómetros. Por ello los vehículos híbridos enchufables con una autonomía de al menos 40 kilómetros serán considerados como Cero Emisiones, y recibirán el distintivo ambiental de color azul. Sin embargo, esta autonomía mínima podría variar si cambia la normativa o la forma de determinar la misma (como ha ocurrido con el paso de la prueba NEDC a la WLTP).

Recibir el distintivo ambiental de la DGT Cero Emisiones o el ECO puede suponer diferencias sustanciales en materia de acceso y movilidad en zonas restringidas como las contempladas en Madrid y Barcelona, especialmente en episodios de alta contaminación. Los vehículos eléctricos puros siempre serán considerados como Cero Emisiones, y por tanto contarán con el mayor nivel de acceso y movilidad en todos los casos.

Relacionados

Las emisiones del vehículo eléctrico frente al de combustible
Las emisiones del vehículo eléctrico frente al de combustible
Guía para entrar con el coche en el Área Central Cero Emisiones de Madrid
Guía para entrar con el coche en el Área Central Cero Emisiones de Madrid
Protocolo de contaminación de Madrid: cómo se activan las restricciones de tráfico y escenarios
Protocolo de contaminación de Madrid: cómo se activan las restricciones de tráfico y escenarios
Guía práctica para obtener el distintivo ambiental de tu vehículo
Guía práctica para obtener el distintivo ambiental de tu vehículo

Comentarios