Las ventas de coches eléctricos se duplicarán este año frente a los diésel

Las ventas de coches eléctricos se duplican en 2017 en España mientras los diésel siguen cayendo

El Renault ZOE lidera el incremento de las ventas de coches eléctricos en España

Durante los dos últimos años las ventas de coches eléctricos en Europa se han disparado. Aunque la cuota de mercado en la mayoría de países europeos sigue siendo baja (salvo excepciones como el caso noruego) y moviéndose en torno al 1% en muchos lugares, el número de unidades matriculadas se ha multiplicado en muy poco tiempo en países del peso de Francia, Reino Unido o Alemania.

La llegada de una nueva hornada de actualizaciones de los modelos enchufables, como el Renault ZOE con su nueva batería de 41 kWh que le permite homologar 402 kilómetros bajo ciclo NEDC, tiene mucho que ver. El mercado español también ha comenzado a notar esa diferencia. Y no solo eso: este incremento histórico para los coches eléctricos coinciden con un retroceso cualitativo en las ventas de modelos diésel en 2017.

Los datos que arroja el mercado español señalan que el cambio en la forma de movilidad está en marcha. En España se venderán en 2017 casi 100.000 unidades más que en 2016 y, sin embargo, los modelos diésel venderán 50.000 menos. Si bien este año los modelos de gasolina e híbrido han visto reforzadas sus ventas, el incremento para los modelos 100% eléctricos es indicativo de lo que se avecina para la movilidad eléctrica.

Y es que las ventas de coches eléctricos se ha duplicado con respecto a 2016, con unas 4.400 unidades. Los españoles demandan cada vez más coches eléctricos. Prueba de ello son las escasas 24 horas en las que se ha agotado el presupuesto para 2018 de 20 millones de euros para la compra de coches eléctricos y otras motorizaciones alternativas, que se estrenaba hace unas semanas como Plan Movalt. Algo similar ocurría con su antecesor, el Plan MOVEA, con las ayudas pendientes del año anterior.

El diésel ya no es lo que era

Gasolineria diésel

El despegue del coche eléctrico coincide con el ocaso en las ventas de diésel. Este tipo de motorizaciones, tan valoradas en décadas pasadas, se han visto superadas en varios frentes. Su popularidad ha decaído al mismo tiempo que los problemas de contaminación en las ciudades se han visto agraviados y la población ha sido cada vez más consciente. Del mismo modo, ciertos escándalos que se han vivido en el seno de la industria no han favorecido al diésel.

Las emisiones que generan los motores diésel son las más contaminantes y las más nocivas para la salud. Así se refleja en la actualización del Plan Aire, en el que se hace al transporte responsable del grueso de emisiones de dióxidos de nitrógeno y partículas en suspensión (PM) en las ciudades. Estos dos agentes son causas de numerosos problemas en la salud humana y disparan el gasto sanitario allí donde hacen acto de presencia.

El panorama es tal que las primeras restricciones que contemplan muchas ciudades están encaminadas a penalizar, limitar, e incluso prohibir el tránsito de modelos diésel por sus calles, durante episodios de contaminación o, en algunos casos y para un largo plazo, de forma permanente.

El coche eléctrico es la solución definitiva

Ante estos problemas que genera la contaminación y que han traído una situación compleja para el transporte urbano, el coche eléctrico se antoja como la solución ideal. Sus ventajas en el plano medioambiental son insuperables. Sus emisiones, si incluimos el factor del pozo a la rueda, son mucho menores con respecto a cualquier otro modelo. Y lo que es casi tan importante, no generan ningún tipo de emisiones en marcha, algo crucial para los entornos urbanos que más sufren la contaminación.

Hablamos de modelos 100% eléctricos. Mientras, los modelos híbridos ofrecen una solución intermedia, pero que sigue contaminando. Y en lo que se refiere a las motores movidos por gasolina, hay que prestar especial atención al tipo de motor. Y es que algunas novedades en la industria, como el downswizing, están provocando que algunos modelos a gasolina lleguen a emitir tantos o más agentes contaminantes que los movidos por diésel. Este tipo de motorizaciones están siendo revisadas por algunos fabricantes, al igual que vigiladas por las autoridades responsables.

Renault ZOE, líder indiscutible de ventas de coches eléctricos

Renault ZOE azul visto desde detrás

En la actualidad, Renault lidera la revolución de la movilidad eléctrica. Las cifras de ventas en los últimos años en nuestro continente lo prueban. De este modo, fue el fabricante europeo con más ventas de coches eléctricos en Europa en 2016 y el éxito se repetirá en 2017.

El Renault ZOE será en 2017 el modelo más vendido de viejo continente. Sus ventas a nivel mundial lo convierten ya en un referente histórico para la movilidad eléctrica, habiendo registrado 28.425 unidades vendidas el presente año hasta el mes de noviembre en todo el mundo. También será el coche eléctrico más vendido en Europa en este 2017.

Por lo que se refiere al mercado español, el Renault ZOE es también el líder indiscutible, la opción más elegida por aquellos que se inician en la movilidad eléctrica. Sus ventas en España este año se mueven en torno a las 1.200 unidades matriculadas, lo que significa que uno de cada cuatro coches eléctricos que se vendieron en España en 2017 fue un Renault ZOE.

Imágenes | iStock/Teka77

En Corriente Eléctrica | 12 datos que muestran la evolución del mercado del coche eléctrico a día de hoySe activa el Plan MOVEA 2017 para coches y vehículos eléctricos

Comentarios