Por qué las zonas verdes de una gran ciudad tienen contaminación

Por qué las zonas verdes de una gran ciudad no nos libran siempre de la contaminación

Las zonas verdes son muy beneficiosas para el aire urbano, pero esto no significa que allí siempre se respire mejor

La contaminación ambiental y la mala calidad del aire de muchas ciudades son un problema de salud pública complicado, no solo de solucionar, sino incluso de comprender. Y es que cada sustancia contaminante tiene un comportamiento dispar en función de una variedad de condicionantes. Esto ocurre especialmente con las emisiones de los tubos de escape de los coches térmicos.

Estas provocan consecuencias perniciosas para nuestra salud. Sin embargo, no solo lo hacen de forma directa, a la hora y en el lugar a las que son expulsados del motor térmico. La toxicidad asociada a las emisiones provoca que, incluso en las zonas verdes internas y en aquellas que rodean una ciudad pueda ser más peligroso respirar. Esto es lo que ocurrió en Madrid durante 63 días el pasado verano.

Así se recoge en el informe de la ONG Ecologistas en Acción, «La contaminación por ozono en España durante 2018». En el mismo no solo se relata con detalle el panorama con este gas en nuestro país, sino que se ofrece un histórico de mediciones que han pasado desapercibidas.

La organización ha detectado puntos de España donde ha habido riesgo respiratorio. Por ejemplo, en el Pardo, en Madrid, hubo 63 días en los que se superaron durante ocho horas seguidas los 120 µg/cm3. Este es un límite que la ley establece como primer nivel de alerta. El fenómeno se repitió también en otras zonas verdes de la capital, como la Casa de Campo, el parque Juan Carlos I o en Tres Olivos.

¿Que es el ozono y por qué es peligroso?

El ozono troposférico (O3) es uno de esos agentes contaminante de efectos nocivos para la salud, pero cuya aparición y actuación son complejas. El conocimiento del deterioro de la capa de ozono hizo que décadas atrás supiéramos de su existencia. Sin embargo, no es este el ozono al que se refieren las alertas actuales, sino el llamado tropósferico.

Este se presenta en la superficie y su aparición está estrechamente vinculada a los óxidos de nitrógeno (NOx) y la exposición prolongada de la luz solar. La proliferación de la familia de gases que expulsan los coches térmicos, y en especial los diésel, favorece los picos de Ozono.

Zonas verdes en MadridLo curioso de esos picos es que no se producen exactamente donde se emiten los óxidos de nitrógeno. Su desarrollo fotoquímico provoca que el incremento en los niveles de ozono ocurra más tarde y no en el centro de las ciudades, sino en cinturones metropolitanos y en áreas rurales circundantes. Ante este panorama, la vegetación es una barrera franqueable para su actuación.

Las zonas verdes no son un refugio 100% anti-contaminación

Es por este motivo por el que se superó en las zonas de Madrid el nivel de alerta mencionado. La recomendación legal para el primer nivel es la no exposición para personas con afecciones respiratorias y la limitación de actividades al aire libre y la práctica deportiva en general. Se puede llegar a pensar que los pulmones respiran aire más limpio al hacer deporte alejados de las contaminadas calles de una gran ciudad. En el caso del Ozono no es así, al menos, si no nos alejamos los suficiente.

Según la ciudad, esa distancia puede superar los 50 kilómetros y su actuación demorarse en el tiempo. Se puede comprobar siguiendo el ejemplo de Madrid durante días soleados. A diferencia de otros contaminantes, el centro de la capital no tiene elevados niveles de ozono.

Son las poblaciones circundantes las que más lo sufren. El Atazar, Orusco de Tajuña, Guadalix, Colmenar Viejo, Aranjuez o Collado Villalba son solo algunos ejemplos de puntos más “verdes” que rodean Madrid y que han presentado picos de ozono muy elevados.

Esto no empaña los beneficios de las zonas verdes en las ciudades. La vegetación de las mismas ayuda a mejorar la calidad del aire limpiando el ambiente de partículas contaminantes. Sin embargo, no es así en el caso del Ozono. Es decir, la abundancia de espacios verdes es muy beneficiosa para una ciudad, pero no suponen un escudo 100% eficaz para la contaminación.

El coche eléctrico como solución real

Renault ZOEDurante décadas los habitantes de las ciudades han vivido ajenos a esta problemática. No ha sido hasta que la Organización Mundial de la Salud y otros organismos han alertado de los riesgos reales de la contaminación. Esto es lo que está ocurriendo en la actualidad con el ozono.

Para el caso concreto de este contaminante, no hay otra solución real que no sea la de reducir el tránsito de coches térmicos en las ciudades. De ahí las iniciativas restrictivas de muchas ciudades como Madrid, que ya cuentan con un Área Central Cero Emisiones o un protocolo anti-contaminación más detallado. Aún así  y según hemos podido comprobar, controlar los niveles de ozono requiere algo más.

De ahí la importancia de un cambio hacia modelos 100% eléctricos que aportan 0 emisiones. Dada la gran extensión geográfica donde impacta el ozono, que alcanza sin distinción las zonas verdes, la única solución realista es la transición hacia la movilidad eléctrica. Aumentar las zonas verdes es positivo, pero no es la solución.

Del mismo modo, es posible comprobar los niveles en momentos puntuales. Por ejemplo, es aconsejable consultar los niveles de ozono en los alrededores de la ciudades si ha habido un episodio de contaminación y en días soleados. Existen numerosas webs que ofrecen esta información, e incluso, el buscador Google a través de BreezoMeter. Si se detectan niveles elevados de ozono, es más que prudente seguir las recomendaciones actuales.

Imágenes |Unsplash @ettocl iStock/MiguelUrbelz y Renault

Relacionados

Cómo circular por Madrid con la nueva ordenanza de movilidad
Cómo circular por Madrid con la nueva ordenanza de movilidad
¿Por qué cada vez hay más episodios de contaminación en nuestras ciudades?
¿Por qué cada vez hay más episodios de contaminación en nuestras ciudades?
Por qué las PM importan más que el CO2 a la hora de medir la calidad del aire de tu ciudad
Por qué las PM importan más que el CO2 a la hora de medir la calidad del aire de tu ciudad
¿Existe una dieta saludable para combatir los efectos de la contaminación?
¿Existe una dieta saludable para combatir los efectos de la contaminación?

Comentarios